Mujer blanca sola

Una riata capaz de producir los 3 estados de la materia

2020.11.04 18:05 HerrChaac Una riata capaz de producir los 3 estados de la materia

Escribo esta historia mientras disfruto de una natilla de chocolate que me recuerda el dulce y marrón fluir del ritmo de mi vida, cremoso, espeso y de ratos grumoso.
Estaba regresando de hacer las compras en el supermercado con mi madre, la mujer que siempre me acompañó, me amo y me mimó con un cariño fuera de este mundo. Sus gustos musicales iban desde la música que sus padres le enseñaron, hasta el pop de finales de los 90 y principios de la década del 00. Para el instante en que me di cuenta de lo que estaba pasando íbamos en la cuarta pista del álbum de éxitos del verano de 1997. Los vidrios de mi ventana fueron los primeros en salir disparados como fragmentos de una Granada seguidos del crujido de la puerta de fierro barato con el que se construyen los automóviles de la Toyota. Era un camión de helados que un piedroso de la Colonia se había volado después de asaltar al pobre conductor que venía de su larga jornada vendiéndole paletas de nesquik a los niños que venían saliendo de la primaria en el turno de la tarde. En ese momento mi mente recordó que en una clase de biología de hace 4 años el maestro nos explicó que cualquier animal mayor a 50 kilos calificaba como megafauna. Es increíble como un niño de 7 años puede caer en esa categoría, malditos sean sus padres por amamantarlos con coca cola hasta que sus miados tuvieran la consistencia del jarabe de maíz. El camión de helados se paró de golpe transmitiendo a nuestro auto toda la inercia que su satánica y drogadicta conducción le acumuló. Vi mis dos piernas temblar como espaguetis recién cocinados un segundo antes de que nuestro vehículo comenzara a dar vueltas sin control al ritmo de BACKSTREETS BACK, ALRIGHT! TU TURURURU TU TURURU. Salí disparado por la ventana como si estuviera en modo creativo para después aterrizar sobre la suave ventana de cristal de un sex shop que estaba incómodamente en medio de la avenida, ahí desperté lleno de sangre, vidrios y el lubricante anal de máximo rendimiento que ten [8:01 p. m., 5/10/2020] Satán: Escribo esta historia mientras disfruto de una natilla de chocolate que me recuerda el dulce y marrón fluir del ritmo de mi vida, cremoso, espeso y de ratos grumoso.
Estaba regresando de hacer las compras en el supermercado con mi madre, la mujer que siempre me acompañó, me amo y me mimó con un cariño fuera de este mundo. Sus gustos musicales iban desde la música que sus padres le enseñaron, hasta el pop de finales de los 90 y principios de la década del 00. Para el instante en que me di cuenta de lo que estaba pasando íbamos en la cuarta pista del álbum de éxitos del verano de 1997. Los vidrios de mi ventana fueron los primeros en salir disparados como fragmentos de una Granada seguidos del crujido de la puerta de fierro barato con el que se construyen los automóviles de la Toyota. Era un camión de helados que un piedroso de la Colonia se había volado después de asaltar al pobre conductor que venía de su larga jornada vendiéndole paletas de nesquik a los niños que venían saliendo de la primaria en el turno de la tarde. En ese momento mi mente recordó que en una clase de biología de hace 4 años el maestro nos explicó que cualquier animal mayor a 50 kilos calificaba como megafauna. Es increíble como un niño de 7 años puede caer en esa categoría, malditos sean sus padres por amamantarlos con coca cola hasta que sus miados tuvieran la consistencia del jarabe de maíz. El camión de helados se paró de golpe transmitiendo a nuestro auto toda la inercia que su satánica y drogadicta conducción le acumuló. Vi mis dos piernas temblar como espaguetis recién cocinados un segundo antes de que nuestro vehículo comenzara a dar vueltas sin control al ritmo de BACKSTREETS BACK, ALRIGHT! TU TURURURU TU TURURU. Salí disparado por la ventana como si estuviera en modo creativo para después aterrizar sobre la suave ventana de cristal de un sex shop que estaba incómodamente en medio de la avenida, ahí desperté lleno de sangre, vidrios y el lubricante anal de máximo rendimiento que tenían en exhibición, esta cagado como pareciera que todo esta planeado desde un inicio, el lubricante anal trae lidocaína que sirve para disminuir el dolor durante la penetración, o en mi caso el dolor de 4 costillas rotas y 3 vertebras fracturadas. Las buenas noticias fueron que mi mama podría regresar a casa después de unos cuantos días en observación.
Las malas fueron que aparentemente el colon humano no está diseñado para soportar el equivalente a 5 verguiadas de Mike Tyson en 4 segundos. Teníamos poco tiempo para actuar y los doctores eran sumamente contundentes con su información sobre mi caso, no teníamos opción, mi culo estaba completamente obliterado por las fuerzas Newton de mi despegue y mis nalgas estaban totalmente inutilizables, iba a morir en cuestión de días cuando la mierda en mis intestinos se acumulara por no poder evacuar y mi vientre explotara como una fosa séptica a la que se le juntó la presion de sus gases orgánicos. Había una solución, un remedio peor que la enfermedad, la condición de mi maltrecho cuerpo no permitía la formación natural o artificial de un nuevo orificio para fungir como ano, por lo que había que emplear algún orificio que ya estuviera disponible.
Al principio fue un tormento, el dolor de las operaciones, el no poder moverme de la cintura para abajo, la reorganización antinatural de mis vísceras, mi madre me consolaba diciendo que todo dolor era pasajero, pero nadie ni nada me pudo haber preparado para el desafío que de ahora en adelante tendría que afrontar.
Aprendes a disfrutar de la sensación, con el tiempo, claro. Primero sientes la presión en el estomago que viene regularmente con las ganas de cagar, una sensación picante y grave que viaja de tu estómago hasta bajo tu ombligo, aquí es donde las cosas se ponen extrañas para mi, el área del perineo se entumece y mis bolas empiezan a cosquillear, un chorrito de orina con muchísima presión sale disparado de mi uretra precediendo el espectáculo que esta a punto de tomar lugar frente a la taza del inodoro, las venas del pene se hinchan mientras el tejido del tracto urinario se estira para hacer lugar al enorme pedazo de ñordo que baja desde mis intestinos, causando un doloroso placer al abrirse paso por mi órgano, el cual jamás en un millón de años podría haberse imaginado excretando heces humanas por su delicado ojo de cíclope. El estallido es resonante, como el de un pequeño cañón, disparando su marrón firme y apestosa carga hacia un charco de orines pungentes, amarillos casi naranjas. La cirugía hizo muchísimos estragos en mi organismo, pero es muy satisfactorio el poder contarle a la gente cercana a mi que desde aquel fatídico día puedo cagar de pie.
Fue solo cuestión de tiempo para que mis necesidades básicas se superpusieran sobre mis otras necesidades básicas, había algo en el morbo de ver cagar a mi pene que lo hizo extrañamente disfrutable, casi atractivo de mirar, supongo que fue la respuesta de mi cuerpo para no volverse loco de la repulsión cada vez que un granito de elote se asomaba en mis excrementos y raspaba eróticamente el interior de mi tracto urinario. Si querían saber como hacía pipi, mis orines se vaciaba cada vez que iba a hacer caca por la presión que mi colon modificado hacía sobre mi vejiga, pero aún podía orinar voluntariamente si así lo deseaba. Llego pues el día en donde decidí experimentar mi primera paja, unos cuantos meses después de mi operación final, sujete mi pene y me dispuse a ver algún video de orgías caseras en mi página porno favorita, fue extraño cuando noté que mi erección era un poco más gruesa de lo normal. El constante estiramiento de mi macana había suavizado mis tejidos al punto de que les permitió acumular mucho más sangre de lo normal, fue mi grata sorpresa antes de mi ingrato descubrimiento, la excitación hacia que mi pene soltara más gases de lo normal. En ese momento lo primero que pensé es que podía olvidarme de recibir sexo oral por el resto de mi vida, yo se que las mujeres son comprensivas ante los olores del acto sexual, pero dudo que alguien en su sano juicio disfrute la sensación de que se tiren un pedo dentro de su boca. Sin embargo la idea me causó un desconocido placer asqueroso, un pensamiento que me revolvió el estómago y me cosquilleo en las bolas.
Si alguna vez has respirado el aroma de la muerte, un animal atropellado, un matadero de vacas, sabes que es un olor que te debilita las rodillas, una sensación en el aire inquietante que le dice a cada nervio de tu cuerpo que salgas corriendo de ahí, es a lo que puedo comparar el olor de las descargas de mi próstata después de haber masajeado mi vigoroso miembro durante aproximados 15 minutos. Sabia que mi vida sexual era algo que había quedado en el olvido, si bien la noticia de mi pene cagante ya había tomado cierta notoriedad en mis redes sociales, no era algo que le contara a todo mundo. No me sentía acomplejado pero yo sabía que lo primero que pasaría por sus mentes es la imagen de de una fuente de helado escupiendo nieve de chocolate, por eso sabía que sería un problema si decidía continuar con mi relación.
Frida... corazón de mi vida, fuego de mis entrañas, dueña y señora de todas mis pajas, una bellísima mujer de tez morena y más o menos la misma estatura que yo, su hermoso cuerpo era más que suficiente para esclavizar la mirada de cualquier hombre mujer y entidad que tuviera la fortuna de posar su vista en ella y por si fuera poco, la intensidad de su mirada era tan grande que casi era rival para su descomunal intelecto y elocuencia. Frida, la mujer más poderosa bella e increíble que jamás había conocido fue la razón por la cual el orgullo de mi nueva máquina de churros se transformó en vergüenza y odio por mi mismo, sensación con la que jamás imaginé que tendría que lidiar, pues aunque yo no era ni la millonésima parte de lo perfecta que era ella no me consideraba alguien de mal ver.
Era ya un año desde el accidente que cambió mi vida, mi madre quiso llevarme a la iglesia para agradecerle a dios el habernos dado una segunda oportunidad de rondar su tierra, pero era también mi aniversario de 6 meses con aquella mujer que robó mi corazón. Ya avanzada la misa veía mi cuerpo y aunque lo más natural hubiera sido sentir ira contra aquel dios que se robó mi culo después de habermelo prestado durante 24 años, pensaba ¿si estoy hecho a imagen y semejanza del señor, es que el también cagaba por el pene? Y si fue así, de que tamaño era la santa verga de Jesús? Por donde cagaria la virgen María de haber perdido el ano igual que yo? Todas estas preguntas eran para distraerme de lo que sabía que se avecinaba, Frida era una mujer caliente, cachonda y pervertida como ella sola, hasta ahora había logrado mantenerla contenta con fajecillos y mamadas de pantufla, pero cada vez eran más directas sus insinuaciones de que necesitaba una buena rascada de tripas y solo un apéndice masculino saciaría su primal deseo. Quizá podía convencerla de que estaba guardandome para el matrimonio? No... alguna vez llegué a contarle de mi primera experiencia sexual cuando aún eramos amigos, a esa mujer no se le olvidaba el más mínimo detalle, a diferencia de mi que tenía que revisar 4 veces al mes su página de Facebook para asegurarme de que no se acercara su cumpleaños sin que yo ahorrara para comprar algún detalle nada pequeño para tan grande persona. Sin embargo el sermón de ese día logró tocar algo en mi interior, no se si fueron las poéticas palabras del señor sacerdote sobre el valor de la honestidad entre los siervos de dios, o si fueron las manchas de mole poblano que estaban en su sotana y me hacían pensar que estaba comiendo mierda hace apenas minutos de haber comenzado la ceremonia del mediodía. Era verdad, tenía que juntar el valor suficiente para confesarle a mi pareja que mi pene estaba descompuesto, que el destino me arrebató la capacidad de cagar como una persona normal, ella en su infinidad bondad sabría entender mi situación, quizá hasta encontrar una solución a nuestros problemas en la intimidad. Eran pasadas las 4 de la tarde, llegue a la casa de mi enamorada con el miedo de un niño pequeño que acaba de cometer una travesura y es cuestión de segundos para que sus padres vengan a regañarlo, estaba sudando frío, se me cortaba la respiración, toqué la puerta y en ese instante mi mano se paralizó con terror, fija en su posición sin que yo pudiera moverla, no pasa nada, no le tengo que confesar nada, veamos hasta que momento puedo mantener esta mentira de relación y conservar un poco de mi dignidad. Abrió la puerta. Mis ojos se quedaron clavados en los suyos, paralizados igual que el resto de mi existencia, blanca, fría, muerta, que grande fue el dolor de mi alma cuando mis labios comenzaron a moverse solos y pronunciaron las horrorosas palabras "tenemos que platicar de algo"
Imbecil, pendejo idiota pendejo imbecil, me repetía a mi mismo en cólera mientras avanzaba tomado de su mano hacia la sala de su casa, ella era una mujer con muchísima suerte, inmediatamente graduada de la universidad logró encestar su posición en una firma de abogados particulares que le permitieron independizarse de su familia, no como yo, fracasado, desempleado y estudiando una carrera que no iba en ninguna dirección. Llego el momento de sentarme en el sofá que habitaba en medio de la casa, como un gato gordo y orgulloso que ignoraba todos los conflictos a su alrededor, los instantes parecían eternidades, los recuerdos más vergonzosos de mi vida se proyectaban frente a mi como películas hechas solo para atormentarme en mi momento de mayor debilidad, el alivio para mi alma solo llegaría si se abría la tierra bajo nuestros pies y un cataclismo apocalíptico borraba a la humanidad del mapa en este momento, pero yo sabía que no existía un dios tan bondadoso como para hacerme el favor, después de todo fue su culpa que yo estuviera viviendo este calvario. ¿Todo bien? Parecía que era la primera vez que hablaba con ella, no sabía que decir, estaba atorado en un estado de catatonia, demasiado crudo y tenebroso como para describirlo con palabras, quería correr, quería llorar, quería terminar con todo lo más pronto posible, mi alma se quebró y rompí en llanto, su inocente cara de preocupación, tan cálida, tan tranquilizadora, con solo verla recupere mi humanidad y con ella el valor para contarle. Mi amor, no he sido honesto contigo. Con esto abrí el monólogo con el que iba a iluminar toda sombra de duda sobre por qué jamás invitamos a mi pene a nuestras conversaciones románticas. La adrenalina del momento nubla los recuerdos sobre mi conversación con ella, se que le conté a detalle mi punto de vista de la experiencia, le conté sobre mis procedimientos quirúrgicos, le conté con todo el pesar de mi corazón el por que yo jamás bajaba el asiento del baño, no importa cuántas veces fuera, para mi no había necesidad de sentarse, nunca más la tendría. Su perfecto rostro, tan pulcro que parecía haber sido tallado por los grandes maestros del renacimiento en el más fino mármol italiano, quedó con una expresión de sorpresa ¿quizá asco? ¿Quizá miedo? Quizá la naturaleza tan desagradable de mi situación le resultaba tan extraña que no había una forma correcta de responder...
Su mano se posó cálida y suave sobre mis pantalones. Mi susto fue tal que solté un pequeño gas por la punta de mi pichula, un gas pequeño corto y sonoro como el disparo de una pequeña pistola de tobillo, miró hacia mi entrepierna, con unos ojos de bestia salvaje, unos ojos que jamás había visto en su impecable cara, me susurró al oído cosas inexplicables, inentendibles, ella alguna vez escuchó la historia del milagro médico que fue mi órgano sexual, ella soñaba, fantaseaba con poder conocer una pija tan única en el mundo, una riata capaz de producir los 3 estados de la materia, como algo de ciencia ficción. Ella satisfacía sus pavorosos deseos sexuales masturbándose frenéticamente una y otra vez dejando a su imaginación que sería de la pobre salchicha aquella si se llegara a topar con esta máquina sexual de mujer. Mori en ese instante, había muerto 3 veces en los últimos 5 minutos y sin embargo el coloso tifón de emociones que me revolvían el estómago no se detenía, mi cerebro, mi mente, mi realidad no lo podía creer, en vez de darle asco esta mujer tenía fantasías sexuales con un pene que hacía caca, no sabía cómo proceder. Pero ella... ella se encargó de manejar mi cuerpo quien hacía un buen rato había perdido a su piloto y copiloto, yo no era más que un maniquí tieso y caliente a su merced, su mano frotaba mi entrepierna mientras su viscosa húmeda y rosada lengua subía y bajaba por mi cuello sin que yo pudiera decidir si lo disfrutaba o no, la naturaleza llamó, mi órgano genital, como una imponente estatua de bronce, tan dura que es indestructible, se erigió casi rompiendo mis calzoncillos, manchados de un coctel de sustancias, un poco de gas, un poco de orines, un poco de líquido pre seminal, ella respondió a esta involuntaria acción bajando mis shorts hasta mi rodilla, donde instantáneamente mi resorte salió disparado rebotando como si fuera de dibujos animados. BOIOIOIOIOIONGGGG, se detuvo unos instantes, estaba viendo la culminación de todos sus deseos más oscuros, estaba viendo lo que alguna vez fue para ella tan lejano que era prácticamente imposible, estaba observando el pito del hombre que más la amaba, y que ella más amaba en todo el universo. Estaban a punto de culminar el más hermoso acto de amor.
Yo había desayunado tlacoyos, un tipo de desayuno mexicano con base de pan untado de frijoles y con algún guisado, coronado de "pico de gallo" el cual me encantaba bañar sin medida de salsa picante, acompañado de una taza de café negro con un poco de azúcar. Todos estos, ingredientes para la perfecta tormenta de irritación intestinal que se pudiera concebir en el pensamiento, el mismo día que mi mujer se disponía con la rectitud de una bala y la fuerza de un elefante cargando, a meterse mi ano venudo largo y rosa en la boca, sabía que no debía, que le podía decir que cualquier otro día lo podíamos intentar y que hoy no era un buen momento, pero no pude, mis más bajos instintos animales me mantuvieron quieto como un León anestesiado mientras me dejaban la ñonga seca como un hueso. Yo hasta este momento desconocía dicha información, pero frida era capaz de succionar una pelota de béisbol a través de una manguera, su técnica de mamado conjunto a sus manos masajeadoras, podían sacarle semen hasta la pata de una silla, estaba tan perdido en la sensación, sensación que hacia más de un año no tenía el placer de disfrutar y a la vez tan fascinado por ver a este ser, tan candido como asqueroso, tan etéreo e inefable como repugnante, metía con fervor adentro de su garganta la parte de mi cuerpo por donde salían sustancias olores colores y sabores que no tenían nombre ni lugar en la civilización moderna. Tras un festín de sonidos golosos, viscosos y sensaciones paradisíacas sus pupilas se fueron a la dirección de las mías y sonrió, mientras sus labios mascaban mi prepucio con delicadeza. Su mirada inmarcesible me bajo de mi fantasía a la realidad, tan bruscamente que me tiré un pedo, un pedo directamente frente a su cara, nada podía prepararme para lo que la luz que entraba a mis ojos me permitió ver. Sus fosas nasales se abrieron como dos portones de una iglesia, y aspiraron violentamente el aire que de mi pene había emanando, sus ojos perdieron el brillo, llorando del dolor, del asco y del placer que claramente mi culo, que a la vez era mi cañon de hijos le había proporcionado, se volvió errática, se arrancó la ropa en un abrir y cerrar los ojos, salvajemente como una fiera en celo, violenta y agresiva, se montó en mi, que aún tenía los pantalones en las rodillas y en un acto que no podía haber anticipado por el contexto de mi situación, me golpeó el estómago con ambos puños, como si quisiera castigarme por no haberle contado mi penoso secreto antes, el golpe adelantó el flujo de mi tracto digestivo y adelantó un pequeño chorro de orina con tintes marrones que salió purulento, espeso y cálido por mi uretra, ella no aguanto la vista y lo limpio con sus dedos, para después limpiarlos con esa boca de actriz de Hollywood. Sus sentones, productos de la limerencia y la locura, eran tan deliciosos, tan rasposos y cálidos, húmedos y apretados iban de arriba a abajo y arriba a abajo con sus descomunales nalgas y sus tetas de campeonato internacional rebotando al mismo ritmo que bailaban sus caderas sobre mi pedazo de tripa. Ningún mortal debería ser capaz de sentir una liberación, un placer y un dolor tan fuera de este mundo como yo lo sentí en aquel momento, ella era una diosa, físicamente más fuerte que yo, ensartó sus garras de animal en la carne de mis hombros mientras el ritmo de su sube y baja se aceleraba al punto de que mi cadera empezó a crujir, ya no había duda, esta amazona estaba decidida a darme muerte por snusnu, el dolor en mi vientre se comparó al dolor que sentí hace un año, cuando perdí el asterisco entre mis nalgas. Podía sentía el fluir caliente de la hemorragia interna bajar por mi ombligo dirigiéndose a mi pene, pero en la intersección de mis canales excretores se juntó el mojón de mi abundante desayuno chilango, con el sangrado de mis heridas, que me causaban un dolor ardiente y obtuso como una patada en las pelotas. Su clitoris vibrante y rosado se frotaba contra mi pubis, el cual tenía muy poco pelo por naturaleza, mientras mi macana, la cual por primera vez en mi vida se sentía minúscula para complacer a esta mujer que parecía crecer de tamaño a cada segundo, golpeaba su útero con propósitos destructivos, no podíamos más, lo veía en sus ojos, mis huevos se arrugaron momentos antes de que mi glande se expandiera mostrando mis venas moradas sobresalir de mi piel blanca dentro de sus cachetones labios vaginales, que parecían haber estado hechos solo para mi en ese instante, fue rápido, más rápido sus pezones de hot cake me asfixiaban mientras sus piernas se apretaban sobre las mías para atorarme en un candado del que no había escapatoria, un escalofrío recorrió mi cuerpo y el tiempo se detuvo por un instante. El mojón, de forma ovoide, firme por la fibra con la que se crió, salió propulsado como la bala de un cañón, donde toda la fuerza la proporcionaba mi esperma, espeso, entre blanco y rojo por la sangre que lo acompañaba, mi eyaculación y mi cagada fueron tan violentas que cuando mis heces golpearon su matriz Frida salió casi disparada, mientras el semen seguía brotando mi verga como la leche sale del cartón cuando la viertes sobre tu café un lunes en la mañana, todo esto acompañado de unos gritos cavernícolas, unos bramidos tan infernales, que hacían imposible escuchar los gemidos de placer de frida, quien yacía en el piso en posición fetal, inseminada por mi caca tiesa y apestosa, temblorosa y sudorosa, la mujer que hacía instantes parecía el ser más poderoso del planeta ahora tenía más en común con un bebé recién nacido, vulnerable y frágil, ahora todo sería nuevo para ella, el mundo estaba lleno de posibilidades infinitas. Para mi después de la gloria fue la caída, sus sentones animales habían sido tan grotescos con mi pobre cuerpo que la tragedia se volvió a repetir, después de hablarle a la ambulancia y del traslado al hospital los rayos x confirmaron que mi vejiga había explotado como un globo de agua, y mi pelvis, fracturada en tantas piezas que parecía un rompecabezas de nivel avanzado, si quería volver a caminar la terapia sería intensa, insufrible, pero lo haría todo, lo repetiría y después de eso lo haría de nuevo, con tal de poder complacer las escatológicas fantasías de mi diosa. La prisa para ir al hospital fue tanta que no le dio tiempo de expulsar el tampón de mierda que cargaba en el vientre, era como repetir aquel capitulo de ren & stimpy donde tenían un hijo, de popo, con ojos de elote amarillo. Ella conservo el producto de mis tlacoyos como un recuerdo de nuestra coprofilica experiencia, la experiencia donde la sangre, el semen, la mierda, los orines y los pedos, convivieron alegres en una danza del placer que jamás se repetirá en la historia escrita. Ahora me despido, mientras termino mi natilla de chocolate en la cama del hospital, donde tardaré un año para poder recuperar la sensibilidad en mi pene, la habilidad de caminar sin andador y quizá una vez terminada la faena, satisfacer las enfermas y apestosas fantasías de la mujer que de ahora en adelante llamaré mi amada esposa.
Fin.
Si llegaste hasta aqui acabas de leer la mas perversa de las obras del admin de crimenposting, un horror tan obsceno que me averguenzo de poder llamarlo mio. Muchisimas gracias por compartir
submitted by HerrChaac to copypasta_es [link] [comments]


2020.10.20 01:34 chonny433 ~Historia de suspenso~

Me encontré esta historia en inglés, me gusto mucho y quise traducirla.
Mi nombre es Dania, tengo 19 años, soy la mayor de tres hermanas y un hombre. Hace un año que estoy en esta celda fría y alejada de las demás reclusas.. me consideran de muy alto riesgo y he sido condenada a la inyección letal... Tengo una celda para mi sola y no salgo de aquí, me dan de comer por medio de una puerta, jumm. .. me tienen miedo. El psiquiatra que viene a verme necesita ayuda me sedán primero con un dardo como si fuera una bestia.. ja ja ja me tiene miedo mi diagnóstico es desequilibrio mental con triple personalidad pero mas bien creo que lo que temen es que les haga lo que les hice a esos hombres...le temen a mis ojos azules celeste, mis labios carmesí, mi piel blanca y buen trasero, bubys de buen tamaño y firmes y mi sensual manera de ver y moverme, se nota que se ponen nerviosos lo que no saben es que si hice todo eso es por que me sentía asustada y solo me defendía.. Hace 11 años vivía con mi madre y mis cuatro hermanos en un poblado de Texas, mi madre de sangre latina es mexicana, mi padre... solo se que era francés y que mi madre se embarazo de mi en un baile en su pueblo allá en Michoacan, México. Y que se vino a USA sin saber qué estaba embarazada aquí nací, mi madre se llamaba Fabiola era bonita una gran mujer muy sensual... pero muy puta. Mis hermanas son de diferente hombres y mi hermano es de mi padrastro Javier un mexicano borracho, con aires de macho. Mi madre trabajaba en un bar de quinta mal oliente para poder mantener a su macho. Por que yo a mis ocho años no estudio tengo que trabajar vendiendo galletas y ayudando en una tienda a un viejo loco que me daba asco y miedo pero necesitaba llevar de comer a mis hermanos. Un día mi madre se fue a su gran trabajo y me dejo como siempre al cuidado de mis hermanos recuerdo la fecha como si fuera ayer era un 20 de abril era ya de noche y venía una tormenta yo abrigue a mis hermanos y los lleve a la cama todos dormíamos en una sola cama todos apretados, Javier no estaba..... Así que me apure a hacer todo recoger lo que mi madre no hacía por dormir todo el día, lave trastos y recogí todo me sentía cansada y tenia frío la tormenta azotaba con todo y por primera vez sentí miedo, miraba como las gotas de lluvia resbalaban en las ventanas el aire soplaba con fuerza y entre la oscuridad al irse la luz vi una sombrita era mi hermanito de un año que gateando llegó a mi lado lo mire y me abrazo con fuerzas le dije que todo estaba bien y me quede sorprendida pues como se bajo de la cama fui a ver y la vieja cobija estaba tirada al parecer se cayo lo abrace y arrullé hasta que se durmió me quede acostada a su lado y me gano el sueño, de pronto escuche entre sueños una respiración agitada un olor putrefacto entre mal aliento, alcohol y cigarro, sentí como unas manos ásperas recorrían mis piernas y desperté asustada era Javier, quise pararme pero se acostó encima de mi su cuerpo gordo me ahogaba y me decía al oído que me cogeria asta hacerme gritar y aullar como perra... por un momento recordé que mis hermanos despertarian y se asustarían también recordé cuando mi madre se cogia a sus amantes siempre lo hizo frente de mi así que sabía lo que me pasaría y no podía escapar así que como pude le dije no aquí por favor... el me jalo al suelo y luego me jalo del cabello hasta la cocina me aventó con fuerza y caí al piso, el se paró frente mí y se bajo el pantalón y quedo al aire su pene, un pene grande y grueso muy erecto percudido y olía a pescado me puso de rodillas frente a él y me jalo del cabello me dijo mama perra sucia casi me daba vómito y como me vio arquear me bofeteo me dijo si no lo haces iré por tu hermana mis ojos se llenaron de lágrimas y quise gritar pero sabía que nadie podía ayudarme así que con todo el asco del mundo empecé a mamar ese asqueroso y pudriente pene cada vez gemía como loco trate de morderlo pero me miró y me dijo si me muerdes mató a tus hermanos así que seguí luego se vino en mi boca yo vomite pero me jalo y me arrancó mi ropa de un jalón, mi desnudez quedó frente a él, mi delgado cuerpo yacía frente a un tipo de 1.80 de estatura para ser mexicano era alto su robusto cuerpo pesaba aproximadamente 100 kilos, me trate de tapar pero fue en vano el me jalo hacia el y por un momento quise gritar sin embargo recordé a mis hermanos y caye, sus ásperas manos tomaron mi débil cuerpo y me tiro al suelo sujeto mis piernas y las abrió a par me se echó encima y con su pene traspaso mi vagina me tape la boca pues el dolor era horrible mis lágrimas rodaban por mi rostro y el embestía con rudeza el dolor era insoportable pero aun así no grite volteaba a ver a todos lados buscando con que quitármelo de encima pero no podía ni respirar, mientras el jadeaba en mi oído como cerdo y me decía maldita perra estas bien apretada me gusta como gimes y volvía a embestir después de un rato se vino y se salio de mi sentí que me partía en dos y quise moverme y huir sin embargo me jalo de mis pies y dijo a donde vas aún no termino de cogerte perra desgraciada y me volteo tomó con sus manos mi cadera y me puso de cuatro me penetró por el ano y la dejo ir toda sentí un inmenso dolor y mis lágrimas rodaban por mis mejillas el embestía con fuerza se aferraba a mi con los brazos y me la dejaba ir con todo sentí que el tiempo se detuvo y no terminaba mi dolor de repente se cayo encima de mi aplastandome no podía moverme y tampoco respirar el maldito se quedo dormido y su asqueroso pene dentro de mi... con la poca fuerza que me quedo y con mucho trabajo pude safarme pero no podía ni pararme, sangre escurría entre mis piernas y mi ano palpitaba con dolor con trabajos me arrastre hasta el baño abrí la regadera y me lave con jabón con un mecate me tallaba mi cuerpo queriendo arrancar mi piel y dejar de sentir sus asquerosas manos y su putrefacto aliento me quede bajo el agua llorando y deseando matarlo por primera vez sentí el sentimiento más fuerte en mi vida quería matarlo lo odie y odie a mi madre por no estar, la odie por permitir que esto me sucediera a mi corta edad, por no ser una madre como otras que llevaban a sus hijos al parque y les compraban un globo, a mis ocho años no tenia infancia tenía que ser madre de mis hermanos, yo los bañaba y les daba de comer. Odiaba ser la mayor y tener que vivir así, mire el espejo y lo rompí tome entre mis manos un pedazo y quise cortarme la garganta para terminar este infierno pero recordé a mis hermanos si yo moría mis hermanos se quedarían solos pues mi madre no los cuidaba el bebe moriría de hambre y de seguro Javier tomaría a mis hermanas para saciarse así que sólo lloré en silencio, con trabajos me pare y busque una toalla sanitaria para ponérmela pues aun sangraba salí del baño y vi a Javier tirado en el viejo sillón ya se había puesto la ropa y roncara como cerdo quise enterrarle un cuchillo pero me dio miedo así que camine a el cuarto busque mi ropa y me vestí gracias a Dios mis hermanos no despertaron tome un trapo y limpie mi sangre, todo me dolía me fui a la cama y lloré un buen rato hasta que escuche llegar a mi madre para variar ebria ya no dormí, pronto el sol entró por la ventana entre las rotas y viejas cortinas mi hermanito despertó y me abrazo yo lo abrace también, como pude me pare fui a la cocina y le serví leche, mis hermanas se levantaron y desayunaron con leche y Marin la más chica me abrazo y vio mis ojos rojos e inchados mi labio abierto y me pregunto que te paso? Cattia y Mirelle me miraron y me abrazaron les dije nada me caí anoche soy muy torpe. Después salí a la tienda del viejo loco para trabajar pero cada vez que me movía sentía que filosas navajas me cortaban por dentro llegue hasta la tienda y el viejo me miró sus ojos se llenaron de lágrimas y me dijo que te hicieron yo sorprendida pues siempre le tuve miedo y asco pero me tomo de la mano y me ayudó a sentarme en verdad solté un grito de dolor y lloré como nunca grite y el me abrazo con delicadeza le dije me quiero me quiero morir... el viejo me dijo no hija aún eres un pequeña no pienses así se que te lastimaron y que no eres feliz pero no pienses así me tomo entre sus brazos y me cargo me llevo asta su casa que estaba atrás de la tienda me acostó en su cama y me puso un medicamento para el dolor me lavo y me reviso me dijo te lastimó muy feo ese hijo de puta pero verás lo mataré yo le dije no yo lo haré..después perdí el conocimiento me desmaye.. Cuando desperté me sentía mejor y vi a mi alrededor vi medallas de honor y la bandera de México y Estados Unidos una gran foto de un joven militar me senté y ya no sentí dolor en eso entró el viejo le pregunte quien es el??... el sonrió y dijo no siempre fui feo y viejo... soy yo fui militar ahora estoy retirado soy latino mis padres fueron mexicanos y yo nací aquí me metí al ejército y por una metralla me retire pues me destrozo los nervios de mi pie y ya no servía para el ejército... También vi una escopeta y le dije enséñame a disparar me miró y dijo aún eres muy pequeña para aguantar el golpe de una escopeta y conteste si aguante las cógidas de ese cerdo sin gritar que no aguante eso... me miró y sus ojos se llenaron de lágrimas y me dijo esta bien pero te enseñaré primero con una pequeña... mañana lo haré ahora es muy tarde para eso pregunté que hora es y me dijo ya son las 6 me pare rápido y no sentí dolor y le dije que me hizo ya no siento dolor y me contesto te puse un medicamento para el dolor el que tomo para mi dolor del pie durará el efecto hasta mañana y entonces te pondré otra pero ahora a donde vas??? Le dije voy a mi casa mis hermanos están solos y no quiero que les hagan lo mismo que a mi me dijo y di vuelve a atacarte no niña yo iré y lo denunciare le dije no yo me vengare además mis hermanos me necesitan así que salí de ahí y regrese no negaré que tenia miedo pero cuando llegue mi madre me pregunto que por que tarde la vi con el ojo morado y pregunté que te paso me contesto ese pendej0 me pego y se llevó mi dinero y tu donde diablos andabas y que te paso le dije que me había caído pues si le decía la verdad no me creería y de seguro también me golpearia... por un mes Javier no volvió y mientras tanto yo planeaba mi venganza y el viejo Antony me enseñaba todo lo que sabía y yo con el hambre de venganza aprendí todo pronto cumpliría 9 años y yo ya era una experta en armas y tácticas de defensa cada noche que mi madre se iba esperaba que llegara Javier pero no llegaba mientras tanto yo planeaba mi venganza...una tarde cuando regresaba de la tienda a casa vi a Javier en el pueblo con siempre borracho así que corrí a la casa mis hermanos estaban jugando mi madre se fue y les dije entren les di de cenar y les dije a mis hermanas yo saldré pero quiero que se queden no habrán a nadie atranque la puerta por dentro y cuando llegue yo les silvaré tres veces y entonces abren... me metí a bañar tome un vestido de cantinera de mi madre y me lo puse me maquille y pinte mis labios de rojo me puse una peluca de mi madre pelirroja y su perfume barato... A pesar de ser niña era alta y me veía bien salí de casa y me fui en busca de Javier no tarde mucho estaba en un bar entre y me acerqué a el me miró y le dije ven el se paró y yo camine apresurada salí del bar y el detrás mío, camine por un sendero con arbustos para seguir por el bosque el detrás mío caminé hasta estar lo suficientemente lejos del pueblo y me detuve lo mire y me miró me dijo perra te gustó como te cogi que vienes por más yo le conteste si me gusta tu verga y quiero que me cojas el se desabrochó el pantalón y le dije espera primero brindemos y saque de mis ropas una cerveza a la cual ya le había puesto somníferos lo suficiente para inmovilizarlo pero no dormirlo le dio dos tragos y se la acabo yo hice que me quitaría la ropa pero pronto cayó como gran cerdo lo desnude le rompí la ropa con un cuchillo muy bien afilado y lo amarre de pies y manos el asustado me decía que le haría y le dije.... Lo mismo que me hiciste le puse una mordaza en la boca y prendí una fogata y puse un palo a arder con la punta ya a rojo vivo el carbón se lo metí por el ano... ja ja ja ja el hijo de puta se retorcía como vil gusano y gritaba pero no se oía pues su boca estaba tapada... lo embestía duro y sacaba y metía y el se retorcía luego apague cigarros en su asquerosa humanidad y con el cuchillo le corte el pene y los huevos ja ja ja fue mi parte favorita pues se sacudía como cerdo en matadero gritaba y gemía lloraba y suplicaba pero yo gozaba de su dolor después ya sin fuerzas le quite la mordaza y le metí su pene en la boca con todo y huevos y le cerré la boca y cosí con hilo y aguja.. Sus ojos se pusieron blancos y su cara roja se asfixiaba y poco a poco murió debo confesar que por primera vez me excite y sentí placer al ver como moría luego con gasolina rocíe su cuerpo y puse leña encima de él y prendí fuego era increíble ver como se movía el cuerpo y se quemaba lentamente parecía que se pararía pero no ya estaba muerto... esa noche llegue a casa silve y mis hermanos me abrieron sentí paz y satisfacción me metí a bañar metí la ropa y peluca a la basura y la queme y me fui a dormir al otro día la noticia en el pueblo una persona había sido encontrado calcinado casi echo cenizas sólo los huesos quedaron y ya sabían quien era pues encontraron su identificación tirada era Javier mi madre lloraba amargamente y la odie... en el pueblo rumoraban que una mujer pelirroja lo había sacado del bar pero nadie sabía quién era y yo gozaba de venganza... seguí trabajando en la tienda el viejo Antony me dijo fuiste tu verdad y le sonreí jamás hablamos del tema y mi vida siguió pasaron dos años y nunca supieron que le paso a Javier yo cumplí 11 y para entonces ya empezaba a desarrollarme y muchos niños me veían con ganas de hablarme pero yo era tímida y callada... una tarde cuándo regresaba de la tienda entre a la casa y encontré a mi madre casi cogiendo en la cocina y mis hermanos presentes... entre y dije madre ella me miró con irá y me dijo que diablos quieres le dije no hagas eso delante de mis hermanos tome a mis hermanos y los lleve al cuarto mientras ella y el fulano se marchaban esta vez el tipo se llamaba Carlos era un licenciado que era venezolano y estaba de paso en el pueblo un tipo moreno alto delgado bien vestido pero algo no me gustaba de él... esa noche no pude dormir pues la cara de Carlos se aparecía en mis sueños y no entendía por qué, paso el tiempo dos meses para ser exacta Carlos había pasado de nuevo al pueblo y busco a mi madre se quedo varios días en el pueblo y mi madre y el salían yo igual que siempre en el rol de madre de mis hermanos salía de casa y a trabajar una tarde llegue a casa con un pastel pues mi hermano cumplía tres años abrí la puerta y casi me desmayo mis hermanas estaban sangrando de la boca y nariz tire el pastel y vi a mi madre tirada en el viejo sillón completamente ebria abrace a mis hermanas y les pregunté que paso de pronto me acorde de mi hermano y les pregunté donde esta el bebé catty me miró y señaló el cuarto y lloro con fuerzas yo corrí al cuarto para ver la peor escena de mi vida mi hermanito mi bebé tirado sin ropa y sangrando de su trasero apenas y respiraba lo tome en mis brazos y grite noooooo por que el, corrí con mis hermanas y les dije que paso quien fue y catty dijo fue Carlos llegó empezó a tomar con mi madre después que mi madre cayó el fue al cuarto y agarro al bebe el dormía yo le dije no y me golpeó luego fue en contra de mis hermanas y también las golpeó yo trate de defenderlos pero no pude desnudo al bebé y lo lastimó lloraba y el no lo soltaba mamá nunca despertó.. mi corazón se murió y mi cabeza se nubló voltee a ver a mi madre y la odie más tome a mi hermanito y mis hermanas salimos de la casa y lleve a mi hermano con Antony lo llevamos al hospital del pueblo pero mi hermano llegó muerto murió entre mis brazos mientras le iba cantando de cuna... llegamos al hospital y los doctores lo revisaron pero me miraron y me dijeron lo lamentamos ya esta muerto...en ese momento sentí que mi corazón murió y mi alma salió de mi cuerpo mi cabeza se nubló y salí corriendo de ahí...de pronto mi mente se puso negra y recordaba sus risas, todas las mañanas me despertaba con besos y un te quelo mamá, sus pequeñas manos me abrazaban y sus lindos ojos sonreían con gran dulzura e inocencia y ese maldito se la arrebato.. entre a la casa y mi madre seguía tirada la mire con rabia mi sangre hervía tome el lazo de las cortinas la amarre de pies y manos y arroje agua hirviendo en sus piernas ella despertó y grito me miró asustada y aterrada y me dijo que diablos haces la mire y la golpee con todas mis fuerzas y grito ella estas loca y le dije eres una puta mientras tu te caes de borracha ese hijo de puta violó y mató a mi bebe me miró confundida y pidió perdón suplicaba que la dejará y yo la tome de los cabellos y con un cuchillo corte su garganta su sangre salía a chorros y ella se ahogaba mientras tanto la bañe de gasolina y fui a la cocina abrí el gas y puse un cigarro en la mesa salí corriendo de ahí y a lo lejos una explosión sentí placer y corrí a casa de Antony tome ropa y me bañe tire la que manche de la sucia sangre de mi madre y la queme después fui a el hospital a recoger el cuerpo de mi hermano lo lleve a la funeraria y después a sepultarlo frente a su fría tumba juré vengar su muerte ese día enterré a mi hermano y con el mi infancia e inocencia y nació una asesina llena de venganza... abrace a mis hermanas y cuando salíamos del panteón el pueblo entero llegó con cara de sorprendidos pues mi casa se quemo y dentro de ella mi madre me miraban con lástima pero no sabían que yo era la asesina, mi inocencia fue arrebatada y mi corazón endurecido. Para ellos era una inocente niña en tragedia más ese día nació mi locura y mi sed de venganza... Después de ese día busque a Carlos hasta debajo de las piedras,pero nadie sabía de él... paso un año y mi desarrollo era evidente parecía una chica de 15 y seguía trabajando en la tienda y vivíamos con Antony el era como un padre nos cuidaba en mis ratos libres planeaba mi venganza y buscaba a ese bastardo... un día llegó a la tienda un chico se llamaba Frank era muy apuesto era el popular de la secundaria del pueblo iba en 9no grado era un chico guapo me impacto al momento me saludo y pidió una gaseosa y me agarro la mano cuando le cobre me sonroje y se río me pregunto mi nombre y le dije Dania el me dijo soy Frank y quiero invitarte al cinema hoy en la noche yo dije si claro esa noche fuimos vimos la película de terror la matanza de Texas hay me di ideas de lo que le haría a Carlos... término la película y salimos caminando del cinema y me dijo vamos a ver las estrellas me llevo a un lugar retirado del pueblo y nos acostamos en la hierba vimos las estrellas de repente el se acostó encima de mi y me beso por primera vez sentí un beso rico mi corazón latía rápido y sentí mi vagina palpitar el empezó a acariciarme y me estremecí de pronto levantó mi falda y metió su mano en mi ropa interior y me sobada con delicadeza yo sentía arder quise parar pero mi cuerpo no respondió y el me penetró con sus dedos me hizo gemir y entonces me bajo mi ropa y su pene algo grande y gordo bien erecto me penetró y yo gemía de placer de repente en mi mente recordé a Javier y me asuste pero el lo hacía tan bien que seguí luego yo se lo mame y se vino me dijo wuooo eres una experta y le dije no tú me provocas luego nos vestimos y nos fuimos a casa.. esa noche soñé con el y me volví a mojar.. al otro día salí directo a la escuela para verlo pero entonces vi a Frank con otros chicos y estos le daban dinero y dijo apuesta cumplida y entre su pantalón saco mi sostén sentí rabia y mi sangre hirvio me retire sin que se diera cuenta y mi plan empezó... después en la tarde fue a verme quise golpearlo pero me aguante y lo recibí con una sonrisa pero dentro de mi planeaba como hacerlo pagar. El sonrió y me acarició el rostro me dijo que me deseaba yo le dije que también deseaba ser suya entonces me dijo vamos te tengo una sorpresa. Camine con el hasta una cabaña vieja y abandonada en medio de la nada entramos y en seguida empezó a besarme con pasión yo sentía mi cuerpo encender y mi respiración se agitaba, sus manos recorrían mi cuerpo y terminaban apretando mis nalgas luego me abrazaba con fuerza y me pegaba a el su miembro estaba duro y seguía besándome con desesperación y sus manos empezaron a levantar mi vestido y llegaron hasta mi vagina la cual ya estaba mojada de la excitación que tenia bajo mi ropa interior y con sus dedos jugaba con mis labios y clitoris, mientras su boca bajaba por mi cuello hacia mi escote y con una mano desabrochó mi vestido y con la otra seguía jugando con mi vagina, mi vestido se abrió y dejo al descubierto mis senos de buen tamaño los cuales chupaba con ansias y mordía mis pezónes despacio y con un dedo penetraba mi vagina eso me hacía gemir como loca después me volteo y empezó a penetrarme con su pene me tomaba de la cadera y tiraba hacia el con fuerza y luego me alejaba, mis nalgas topaban con su cuerpo y eso me excitaba más luego se estremeció pues se vino dentro de mi pero yo no termine así que lo tire en el piso y me monte en el me sentía morir de placer de pronto vi un martillo lo tome con mi mano y entre el vaivén de mi cuerpo tome el martillo y lo levante el tenía cerrados los ojos y cuando lo iba bajando con fuerzas me vio abrió grandes los ojos y solté el martillo contra su cabeza con fuerzas su cuerpo convulsiono y su sangre corrió por el piso seguí golpiando al ritmo de mi cuerpo encima de él y pedazos de su cerebro con hueso volaban mi excitación fue tanta que sentí varios orgasmos juntos, después me vestí y con una hacha lo partí en pedazos la sangre salpicaba todo. Tome sus partes del cuerpo y las metí en varias bolsas de plástico Ya era de noche así que corrí a casa entre a escondidas me bañe y queme mi ropa manchada, tome la camioneta de Antony y la acerque lo más que pude a la cabaña y empezó a llover muy fuerte y yo entre a la cabaña y empecé a subir sus partes a la camioneta primero una pierna, luego un brazo, después la cabeza y así.. maneje toda la noche ya casi de madrugada llegue a un pantano la verdad no recuerdo como llegue hasta ahí pero baje y vi que había pantanos y cocodrilos empecé a bajar todo y lo saque de la bolsa me retire y los cocodrilos hicieron todo se lo comieron y hasta que terminaron todo regrese y las bolsas las tire en un contenedor de basura y me fui a casa llegue un poco tarde lave la camioneta muy bien y me fui a la tienda Antony me dijo donde estabas le dije fui a al otro pueblo a dejar un pedido me dijo sabes andan buscando a un chico ayer no llego a su casa y lo andan buscando yo le dije que no sabia nada me dijo vi que ayer vino y te fuiste con el.. y entonces le dije aa es Frank si ayer fuimos a el campo deportivo luego llegó un tipo algo molesto y me dejo ahí se fue en una camioneta con ese tipo y yo regrese para entregar el pedido del señor del rancho del otro pueblo y me quede varada por la tormenta pero no se que mas paso con el...Antony me miró y me dijo se muy bien que hiciste a mi no me mientes entonces sonreí y le dije yo momento hice nada.. entre a casa y hice de comer a mis hermanas.. luego me fui a la cabaña pero ya no estaba estaba quemada no entendía como se veía que apenas se había quemado me fui a casa y Antony me dijo no creas que solo tu puedes desaparecer evidencias... Así que seguí con mi vida todos buscaban a Frank pero no lo encontraban y como es un pueblo nada sospechaban. Mientras tanto seguí buscando en otros pueblos a Carlos pero no lo encontraba así que empecé a viajar a otros estados para ver si lo encontraba así paso un año más hasta que una mañana en mi mismo pueblo apareció Carlos con un cambio muy drástico
Estaba rapado y había engordado vestía como un vaquero su apariencia era otra pero su maldito rostro nunca lo olvidé lo seguí hasta que llego a una casa cual seria mi sorpresa el llegó a casa de Frank me quede sorprendida y cuando entro la madre de Frank lo abrazo y el lloro... iba pasando un chico y le pregunte oye ese tipo quien es y me dijo a Es el padre de Frank vino a ver si ya encontraron a Frank pues no es de acá me cayo un balde de agua fría en la espalda quien diría que yo le arrebate a el asesino de mi bebé su propio hijo mi cara sonrió y ahora empezaría a planear bien su muerte lenta y larga.. Me fui a la casa me bañe me puse un pantalón de hombre me corte el cabello como hombre y me puse una venda en mis senos luego me puse una camisa y una chamarra me puse una gorra, me puse pupilentes cafés y me fui al pueblo camine hasta encontrarme a Carlos me miró y sonrió yo lo salude entonces El me siguió me metí a un bar y este entró detrás mío le invite un trago y me pregunto mi nombre le dije me llamo Daniel empezó a contarme su patética vida y yo le dije que ya me iba ya era de noche entonces me tomo del brazo y dijo si a mi me gustaban los hombres y dije si entonces me dijo que quería pasar un rato conmigo le dije que estaba bien que en una casa abandonada sería mejor así salimos del bar asta una casa abandonada yo le dije toma un trago más y este se lo bebió de pronto me dijo vamos déjame tenerte y le dije yo te quiero mamar la verg∆ y luego me lo metes y yo a ti el dijo si pero el efecto de los somníferos empezó y se cayo, lo levante y dije déjate amarrar para que sea mejor pero se desmayo así que lo amarre y lo colgué cuando despertó yo estaba ya vestida de mujer y el desnudo amarrado de pies y manos y colgado le dije sabes lo que le paso a tu hijo y le conté a detalle lloro como maricon y me decía que lo perdonará que lo dejara ir suplicaba y entonces le corte la verg∆ y la cocine delante de él luego se lo hice tragar mientras se desangraba y luego tome un tubo al cual le solde pequeñas navajas lo metí de golpe en su culo y bramo, gimió y grito yo lo sacaba con un furia y lo metía cada vez que lo sacaba pedazos de intestino salían con mierda luego puse la escopeta en su culo y salieron volando sus cesos por donde quiera ja ja ja ja ja ja ja por fin el hijo de puta murió luego corte su cuerpo en pedazos y con la trituradora de ramas lo moli después y embolse todo el puré ja ja ja después lo lleve a la presa y lo arroje sin bolsas y los peces se lo tragaban después fui a la casa y limpie todo y me fui... por fin me sentí excitada fácinada... paso el tiempo y en el pueblo seguían buscando a Frank y Carlos creyeron se fue y yo feliz..en el pueblo hay fiesta un nuevo pastor llegó y una familia llegó a vivir junto a casa un padre amoroso viudo y dos niñas Britany de 10 años y la pequeña Rocíe de 5 años mis hermanas y ellas iban al templo a orar yo cuidaba a mis hermanas... todo parecía estar bien hasta que un día Mirelle mi hermana de 11 años me dijo que el pastor jugaba con ellas en un cuarto y que había hecho llorar a Rocío mi sangre se calentó y le dije que tipo de juego me dijo que les pedía que le besaran el gusano y que a Rocío la había sentado sobre el gusano mi cabeza se nubló y le dije a ti o Catty o a quien más le a hecho eso entonces dijo no sólo a Rocío a mi y a Britany nos hace besarle entonces abrace a mi hermana y después fui al templo ya de noche me subí por un árbol y llegue a donde dormía el pastor lo vi ahí desnudo flajelandose y fotos de mi hermana y de las niñas luego se masturbaba y besaba las fotos me fui y empecé a pensar mi plan... Una noche después de unos días y evitar que fueran las niñas al templo me metí a la habitación del pastor me desnude y me puse perfume luego me puse un velo rojo y me acosté en la cama mi desnudes estaba perfecta el pastor entró y me vio le dije ven tomame el me miró y se paralizó baje de la cama y me inque ante el le baje el pantalón y su pene estaba erecto lo puse en mi boca y este gimió lo mame con delicadeza y este se vino en mi boca luego lo avente a la cama y lo amarre le dije hoy lo haré morir de placer amarre su boca y pase mi lengua por todo su cuerpo y gemía y se retorcía luego me monte en el y me daba sentones y cuando estaba a punto de venirme tome un cuchillo y lo apuñale varias veces hasta venirme uffff que rico su sangre me baño y yo estaba excitada me baje y me metí a bañar luego le metí por el culo juegos artificiales y por todos lados también pólvora después lo arrastre hasta el patio del templo con trabajo subí su cuerpo en un poste lo amarre regrese a limpiar todo el colchón lo saque y lo queme con todo lo que ensucie después me volví a bañar y me cambie toque las campanas y prendí mecha el pueblo se junto y pufff explotó ja ja ja ja todos salpicados y asustados yo muerta de risa me fui a casa y le dije a mis hermanas que cualquier tipo o quien sea las molestará o dañará debían decirme... el pueblo estaba asustado ya nadie salía de noche y tampoco iban al templo y yo como si nada.. seguí en el pueblo tranquila los años pasaron cuando cumplí 18 años era aún más hermosa todos querían conmigo casados viudos divorciados de todo yo a nadie le daba importancia pues trabajaba para mantener a mis hermanas mi vida ya era feliz hasta que un día salimos con mis hermanas a dar un paseo y cuando regresamos Antony yacía en el piso corrimos y estaba muerto un paro cardíaco fulminante lo mató lo enterramos y un licenciado se acercó dijo este es el testamento nos había dejado mucho dinero 2 millones de dólares y la casa yo decidí salir del pueblo a empezar una vida nueva nos fuimos a Phoenix a empezar una nueva vida olvidar todo pero no fue asi después de comprar una casa y vivir bien un 30 de mayo la vida venía a cobrarme todo mi hermana Catty salió a comprar y cuando regresaba unos tipos la golpearon y la violaron la dejaron tirada en un estacionamiento esa noche llegó la policía tocó salí y me dijeron su hermana esta en el hospital fue agredida por varios necesitamos nos acompañe llegue al hospital y la vi golpeada y asustada lloraba desconsolada la mire y abrace le dije quien fue y ella me dijo los chicos del parque cuantos fueron y me dijo todos mi corazón se rompió eran 20 tipos que la habían violado tuvieron que quitarle la matriz y la trataron de 2 enfermedades venéreas sífilis y gonorrea.. deje pasar el tiempo para planear todo un día llegue al parque y los invite a una fiesta yo vestía un diminuto vestido todos dijeron si los lleve a mi casa a mis hermanas las lleve a Mexico a Michoacan al pueblo de mi madre con los abuelos les deje todo el dinero a Catty y le dije que lo cuidará e invertiera en negocios y cuidará a las pequeñas..ese día llegaron todos les invite bebidas y tomaron luego todos no se podían mover los recargue en las sillas y aun podían ver que en mi mano llevaba una motosierra la encendí y uno a uno les corte la cabeza no podían gritan sólo miraban y sus lágrimas rodaban ese fue un baño de sangre ja ja ja ja yo partía sus cabezas y los apuñalaba, luego prendí fuego a la casa y me fui pase a México y llegue con mis hermanas para entonces la policía sabía que fui yo quien los mató mi error fue que alguien me vio una anciana vio cuando salía de esa casa me buscaron por meses y no me encontraban hasta que por récord de mi madre decía de donde era un día decidí irme pero deje a mis hermanas y abuelos en otro estado en coahuila y yo regrese a michoacan a vender la casa y ahí me agarraron la policía de México por que la DEA me buscaba los policías me tenían miedo y pidieron mi ex tradición a USA sabía que no me dejarían para ellos era asesina de 20 personas y merecía morir cuando hablo conmigo el juez le conté con detalle todo lo de Javier, mi madre,Frank, Carlos el pastor y los chicos y ahora estoy aquí encerrada esperando mi muerte pero saben algo no me arrepiento de nada...
submitted by chonny433 to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.10.12 11:01 Lilith_7890 Lilith

Hola mi nombre es Lilith, hoy les vengo a contar una historia que no hace falta que sea terrorifica o no te deje dormir, porque lo importante es que esta historia es real.
Tengo 11 años y sufro de un sindrome llamado sindrome de alejandria, cosa que hace que tenga los ojos morados. Siempre sufri de bullying y abusos de todo tipo nada mas por mi color unico de ojos, especificamente habian unas chicas llamadas Raquel y Sara que estaban siempre alli para golpearme. A mi mama no le importaba ya que ella hacia lo mismo en casa desde que mi padre se fue con otra mujer.
Todas las noches lloraba inconsoladamente antes de conocerle a el. Era otra noche cualquiera, estaba soñando algo muy, muy bonito hasta que me desperte. Le vi a el a slenderman mirandome entre las sombras. No podia moverme me era imposible como si algo o alguien invisible estuviese sujetandome en la cama, en vez de asustarme solo cerre los ojos y me volvi a dormir.
Al despertarme de verdad me sentia rara como si fuera una especie de elejida o algo asi, me empeze a vestir con mi atuendo habitual mi falda negra, mi camisa blanca, mis medias rojas y una sudadera-chaqueta por encima, pero con esa extraña sensacion. Iba medio dormida visitiendome coji una cuchara me la meti en el bolsillo y coji un yogur para comermelo mientras iba al colegio. De camino al colegio, mas despierta, mire en el bolsillo. No cogi una cuchara, medio dormida coji un cuchillo. Muy afilado. No supe que hacer asi que prescindi de comerme ese delicioso yogur. No sabia que la vida tendria mas planes para hacer con ese cuchillo.
Ya en la entrada de la escuela, Sara y Raquel me empezaron a molestar. Hasta que Sara saco una navaja y me la clavo en el ojo no supe que hacer asi que me acorde del cuchillo que tenia en el bolsillo. Disimuladamente lo coji y me levante mirandola y riendome histericamente mientras la apuñalaba. Raquel me miraba,tan asustada que no podia ni caminar. Luego acabe con ella. Pero no tenia suficiente necesitaba mas venganza. MUCHA MAS! Asi que termine con cada uno de los que me molestaron en la escuela. Ahi en mitad de clases con los profesores horrorizados llamando a la policia. Mientras sonaban las sirenas de los policias viniendo fui a los baños de la escuela. Me mire en el espejo me gustaba mi nuevo yo pero faltaba algo... Cogi el cuchillo y me empeze a hacer una sonrisa en la boca. Pero los policias llegaron antes de que me la acabara toda asi que solo me quede con media sonrisa. Me llevaron a un centro psiquiatrico. Yo les dije que todo estaba bien sin ningun problema. Salvo que todos alli eran unas mierdas de personas. Empeze a golpearlos pero me llevaron a una habitacion extra-reforzada y no llego a nada mas, estuve en esa habitacion varias semanas. Ni mi madre me fue a visitar. Tras mas o menos 1 mes porfin me sacaron de alli. Estaba muy feliz pero seguia sintiendo esa sed de sangre.
Todos me tenian miedo asi que me pasaba los recreos del hospital sola en una esquina sin nadie con quien hablar hasta que decidi escaparme. No os contare muchos detalles de como lo hice. Solo dire que no fue facil.
Hui al bosque donde nadie mas me pudiese encontrar y alli lo vi a el. A Slenderman mirandome, dandome la mano y yo obvio se la di tambien. Me llevo a una casa aislada bastante grande, de madera. Al entrar vi a un monton de creepypastas. Clockwork, Jeff The Killer. etc.. Todos estaban alli mi sueño se hizo realidad.
Hoy en dia vivo feliz en esta bonita casa. Aunque la policia me este buscando. Pero estoy segura de que no me encontraran.
Felizmente. Lilith-
submitted by Lilith_7890 to nocturnas [link] [comments]


2020.10.10 17:30 germanhernandezdj Tracklist Latin Music Weekend 10 10 2020

Download: https://djtools.vip

America Remix 06 10 2020

083 - Por Primera Vez - Camilo Ft Evaluna Montaner - Acapella - Dj Junior Poicon
090 - Los Prisioneros - Tren al Sur - Intro Salsa - Dj Junior Poicon
1 2 3 - punta - Jorge Remix - Transition - acapella - Outro - 96 - 150 Bpm
91 FEID MANUEL TURIZO BORRAXXA (FABIAN PARRADO X fOX DJ EXTENDED)
Alvaro Montes Por Mi Error Clean Transition RamZy Bachata To Norteno 125 Bpm
DJ Bryan Flow - Batidora Mix - Rg Studio - bpm 96
El Alfa x Darell x Noriel - 4K - Dj Junior Poicon - Acapella - BPM 120
Elegi - Rauw Alejandro Ft Varios Arts - DJ DIXX - Reggaeton - Intro & Outro - 86Bpm
Fito Olivares Juana La Cubana Clean RamZy Cumbia Remix 95 Bpm
Kulikitaka - Toño Rosario - Rg Studio - bpm 160
La Popi - Kiko El Crayzy - DJ DIXX - Dembow Intro & Outro - 115Bpm
Los Sabrosos Del Merengue - Soltero & Sabroso - Rg Studio - bpm 125 - 155
Madrid Maluma & Myke Towers - Dj Melvin JN - Reggaeton Intro Outro - 85Bpm
One Day - Dj Ariel Vargas - Club Edit - Bpm 96
Oro Solido - El Baile Del Beeper - Rg Studio - bpm 170
Ozuna Ft Chencho y J Balvin - Una Locura - Andrew Pro Edition - Intro - Outro Remix - 84Bpm
Pa Que La Pases Bien - Arcangel (Intro Extnd Dj Masa)
Se Te Nota - Fabian Parrado - Intro Outro - Bpm 103
Selena x Kumbia Kings Baila Esta Cumbia 2k20 Clean RamZy Cumbia Remix 100 Bpm
Sopa De Caracol - Banda Blanca - Rg Studio - bpm 125
Super Grupo G La Inconforme Clean RamZy Cumbia Remix 95 Bpm
Temblor Causa Ft Farruko Y El Alfa - DJ DIXX - Dembow Intro & Outro - 123Bpm
Transition Tool Clean RamZy Reggaeton To Cumbia Wepa 100 Bpm
Un Monton De Estrellas - Polo M - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 96 Bpm
Vida Loca - Black Eyed Peas Nicky Jam & Tyga - Dj Melvin JN - Dancehall Intro Break & Outro - 128Bpm.mp3

America Remix 10 10 2020

083 - Por Primera Vez - Camilo Ft Evaluna Montaner - Acapella - Dj Junior Poicon
Alvaro Montes Por Mi Error Clean Transition RamZy Bachata To Norteno 125 Bpm
Amarillo Negro Verde Morado - J Balvin - MauroDj - Mix Colores Medleys - BPM 98
Ana Mile - Grupo Niche - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 90 Bpm
Aqui La Vamo A Montar - N Fasis - DJ DIXX - Guaracha House - 130Bpm
Buen Corazon - Cano Estremera - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 88 Bpm
Danza Kuduro - Don Omar Ft Lucenzo - Transicion Reggaeton A Guaracha Edit - 100-130 BPM
Dejale Caer Todo El Peso - Yomo Ft Hector El Father - Starter acapella - Dj David Pro - 96 Bpm
Dile - Don Omar - MauroDj - Extended In Acapella - BPM 96
El Seductor - Bazil - Extended Beat - Dj Ronal Sanabria - 96 Bpm
Elegi - Rauw Alejandro Ft Varios Arts - DJ DIXX - Reggaeton - Intro & Outro - 86Bpm
Fito Olivares Juana La Cubana Clean RamZy Cumbia Remix 95 Bpm
Justo Ahora - Bobby Valentin - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 100 Bpm
La Bala - Los Hermanos Flores - Jorge Remix - intro - Break - Outro - 106 - Bpm
La Chona - Los Tucanes De Tijuana - Jorge Remix - Ttransition regueton a banda 94 -180 Bpm
La Gasolina - Varios Artist Inedit - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 96 Bpm
LLueve Otra Vez - Bazil - Extended Beat - Dj Ronal Sanabria - 103 Bpm
Mi Segundo Intento - Bazil - Extended Show - Dj Ronal Sanabria - 80 Bpm
Musica Ligera - Lamento Boliviano - La Guitarra - Dj Cristian Cox - Mix Rock - Bpm 124
OMEGA - Pegao Me Miro Y La Mire - Transcision de Reggaeton a Mambo - DJ Junior Poicon - 98 - 120 BPM
Pegao Omega Dj Masa Intro Edit
Pide Y Toma - Cano Estremera - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 99 Bpm
Por Mas Que Quiera - Gran Combo - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 89 Bpm
Que Pena - Hnos Lebron - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 92 Bpm
Rakataka - Yomille Omar - Original Extended - Dj Ronal Sanabria - 99 Bpm
Run To Me - GuarachaHot - Aleteo - Rg Studio - bpm 130
Satisfaction - Benny Benassi - Trnsicion Reggaeton a Guaracha - MauroDj 100-130 BPM
Se Te Nota - Fabian Parrado - Intro Outro - Bpm 103
Super Grupo G La Inconforme Clean RamZy Cumbia Remix 95 Bpm
Trampolin - Gran Combo - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 94 Bpm
Ven Bailalo Vs Baila Conmigo - Angel & Krish Ft Dayvi - DJ DIXX - Guaracha House - 128Bpm
Viernes Social - Cano Estremera - Intro Outro - Dj Ronal Sanabria - 97 Bpm
Yo Perreo Sola Safaera Perreo Intenso - MauroDj - Mix Perreo Medleys - BPM 98

DaleMasBajo.com 06 10 2020

Amantes y Amigos - Arcángel ft Sech - JRemix DJ - Reggaeton - Intro - Outro - 86bpm - DMB
Bellas - Anthony Santos FT Romeo Santos - DJ Jhonny Styles - Bachata - Intro Break - 130bpm - DMB
Consigo Mas Que Tu - Geovanny Polanco FT El Krisspy - DJ Jhonny Styles - Merengue - Intro Break - 166bpm - DMB
El Cabañal - Aguilar y su Orquesta - DJ Jhonny Styles - Cumbia - Into Break - 150bpm - DMB
Eque Tumbao - Gilberto Santa Rosa, Herman Olivera - JRemix DJ - Salsa - Intro - Full Steady - 95bpm - DMB
Heroe - Carlos Arroyo, Rauw Alejandro - JRemix DJ - Dancehall - Intro - Outro - 89bpm - DMB
La Curiosidad vs Rompe - Jay Wheeler Ft. Myke Towers - DJ Leonardo Cardona - Acapella Starter - Starter Acapella - 90bpm - DMB
Los Pobres Tambien LLoran - Teodoro Reyes - JRemix DJ - Bachata - Intro Outro - Full Steady - 135bpm - DMB
Mujeres que Matan - Joe Veras - JRemix DJ - Bachata - Intro Outro - Full Steady - 140bpm - DMB
Nada - Cali Y El Dandee, Danna Paola - JRemix DJ - Reggaeton - Intro - Outro - 87bpm - DMB
Pa los Gustos los Colores (Remix) - Javiielo, Brytiago, Khea, Omy de Oro - JRemix DJ - Reggaeton - Intro - 86bpm - DMB
Sera - Llane & Manuel Turismo - JRemix DJ - Reggaeton - Intro - Outro - 83bpm - DMB
Tu Me Vuelves Loco - Frankie Ruiz - JRemix DJ - Salsa - Intro - Hot Break - 94bpm - DMB
Yamile - Rochy ft Onghito Wa - JRemix DJ - Dembow - Intro - Outro - 120bpm - DMB

DaleMasBajo.com 08 10 2020

Abusadora - Oro Solido - Dj Jackson R - Merengue - Intro Outro Hot - 170bpm - DMB (1)
Ave De Paso - Rubby Perez - Dj Pito Flo - Merengue - Intro - 125bpm - DMB
Bella - Wolfine - DJ Jhonny Styles - Reggaeton - Intro Break - 95bpm - DMB
Booty Rompe - Natti Natasha - Dj Jackson R - Cumbia - Outro Break - 95bpm - DMB (1)
Caramelo Remix - Ozuna Ft Karol G y Myke Towers - Dj Jackson R - Moombah - Intro Edit Outro - 99bpm - DMB (1)
Como Voy a Olvidarte - Rodolfo y su Tipica - JRemix DJ - Cumbia - Intro Break - Outro - 102bpm - DMB
Diablo En Mujer - Yandel Ft Myke Towers Natti Natasha y Darell - Dj Jackson R - Reggaeton - Intro Outro Break - 97bpm - DMB (1)
El Cafetal - Farid Ortiz - DJ Leonardo Cardona - Vallenato - Intro - 140bpm - DMB
El Nazareno - Ismael Rivera - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 87bpm - DMB
El santo cachon - Los Embajadores Del Vallenato - DJ Leonardo Cardona - Vallenato - Intro - 132bpm - DMB
El Vendaval - Farid Ortiz - DJ Leonardo Cardona - Vallenato - Intro - 160bpm - DMB
Elegí - Rauw Alejandro Ft Dalex, Lenny Tavarez & Natti Natasha - Dj Jackson R - Transition _ Segway - Intro Outro Break - 102bpm - DMB (1)
Este Amor - Tito Rojas - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 93bpm - DMB
Frente A Una Copa De Vino - Ray Polanco - Dj Pito Flo - Merengue - Intro - 130bpm - DMB
Hablame De Ti - El chaval - DJ Jhonny Styles - Bachata - Intro Break - 135bpm - DMB
Haremos El Amor - Tony Vega - DJ Jhonny Styles - Salsa - Intro Break - 90bpm - DMB
Hawai - Maluma - Dj Pito Flo - Reggaeton - Intro Break (Quick Hit) - 90bpm - DMB
Hawai - Maluma - Dj Pito Flo - Reggaeton - Intro Break V2 - 90bpm - DMB
Hawai - Maluma - Dj Pito Flo - Reggaeton - Starter Break - 90bpm - DMB
Hawai - Maluma - Dj Pito Flo - Reggaeton - Starter Intro Break V2 - 90bpm - DMB
Hay Una Mujer - Hansel Camacho - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 92bpm - DMB
Hombre no Muere de Pena - Teodoro Reyes - JRemix DJ - Bachata - Intro Outro - Full Steady - 173bpm - DMB
Homenaje A Yoscar Sarante - Class A FT Daniel Moncion - DJ Jhonny Styles - Bachata - Intro Break - 133bpm - DMB
Horas Lindas - Los Adolescentes - DJ Jhonny Styles - Salsa - Intro Break - 100bpm - DMB
Imposible Amor - Frankie Ruiz - DJ Jhonny Styles - Salsa - Intro Break - 96bpm - DMB
La Rebelion - Joe Arroyo - DJ Leonardo Cardona - Salsa - Intro - 100bpm - DMB
Macho Perez - Hector Tricoche - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 96bpm - DMB
Me Olvide De Vivir - Toño Rosario - Dj Jackson R - Merengue - Intro Outro - 132bpm - DMB
Mi Niña - Wisin Ft Myke Towers - Dj Jackson R - Reggaeton - Intro Outro - 100bpm - DMB
Mujer Prohibida - Hector Tricoche - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 95bpm - DMB
Ni Tu Ni Ella - Ray De La Paz - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 92bpm - DMB
No Me Quieres Querer (Live) - Anthony Santos - JRemix DJ - Bachata - Intro Outro - Full Steady - 135bpm - DMB
Que le pasa a lupita - mambo - DJ Leonardo Cardona - Salsa - Intro - 109bpm - DMB
Se Acabaron Ya - Silvestre Dangond y Juancho de la Espriella - DJ Leonardo Cardona - Vallenato - Intro - 120bpm - DMB
Se Dice - Darlyn - Dj Pito Flo - Merengue - Intro - 129bpm - DMB
Se le moja la canoa - Los Embajadores Del Vallenato - DJ Leonardo Cardona - Vallenato - Intro - 120bpm - DMB
Se Me Rompe El Alma - Victor Manuelle - Dj Pito Flo - Salsa - Intro - 82bpm - DMB
Sera - Tono Rosario - Dj Pito Flo - Merengue - Intro - 130bpm - DMB
Solitario - Conjunto Clasico - Dj Pito Flo - Salsa - Intro V2 - 90bpm - DMB
Terciopelo Y Piedra - Orquesta Noche Caliente - Dj Pito Flo - Salsa - Intro V2 - 97bpm - DMB
Tu Con El - Frankie Ruiz - Dj Jackson R - Salsa - Intro Outro - 96bpm - DMB

Dembow Party Break DJ Tools 2020 - DJ Starz

Adictiva - Daddy Yankee X Anuel AA - DJ Starz - Dembow Party Break DJ Tool HQ 2020 - 107BPM
Castigo - Hector El Father - DJ Starz - Dembow Party Break DJ Tool HQ 2020 - 107BPM
Chapi Chapi - Farruko X Messiah - DJ Starz - Dembow Party Break DJ Tool HQ 2020 - 107BPM
Chezidon - Don Chezina - DJ Starz - Dembow Party Break DJ Tool HQ 2020 - 107BPM
El Bumper - Wisin & Yandel - DJ Starz - Dembow Party Break DJ Tool HQ 2020 - 107BPM

Especial Pack Remixes Dj Nev Vol.15

Arcangel Sech - Amantes y Amigos (Dj Nev Remix)
El Futuro Fuera De Orbita, John C, Mesita, Blunted Vato - Duro (Dj Nev Remix)
Luis Fonsi, Farruko - Perfecta (Dj Nev Remix)
Omega El Fuerte - Pegao Me Miro Y La Mire (Dj Nev Remix)
Vakero - Se-Pegó (Dj Nev Remix)
Wisin, Myke Towers, Los Legendarios - Mi Niña (Dj Nev Remix)

Esto No Acaba - DJ Jevi Jay

Esto No Acaba - Ozuna x Nicky Jam - DJ Jevi Jay - Danchehall Starter Break & Outro - 105BPM
Esto No Acaba - Ozuna x Nicky Jam - DJ Jevi Jay - Reggaeton Acapella Starter & Outro - 105BPM
Esto No Acaba - Ozuna x Nicky Jam - DJ Jevi Jay - Reggaeton Intro Break & Outro - 105BPM
Si No Te Quiere Vs Esto No Acaba - Ozuna x Nicky Jam - DJ Jevi Jay - Reggaeton Intro + Segway & Outro - 95-105BPM

Europa Remix 05 10 2020

Dasoul - El No Te Da - OlixDJ - Afro Moombhaton Remix - 104Bpm
Dj Tauro - Mercedes Intro Dj Tauro 2020 Meter
Dj Tauro - Mujercita Buena Intro Dj Tauro 2020 Meter
Dj Tauro - Un Copa Mas - Intro Percapella Dj Tauro 2020 Meter
Frecuencia Latina - Corazoncito - Intro Reloop Dj Tauro Meter
Guaynaa x Lele Pons - Rompe Rodillas x Se Te Nota - OlixDJ - Intro Reggaeton Mashup - 103Bpm
Plan B, Tito El Bambino - La Nena de Papa (Dj Luiggi 96 Bpm)




LatinRemixes.com 08 10 2020

Armonia 10 - Cantinera (Dj Matt Intro Hype - Outro) 103 Bpm
Armonia 10 - Cantinera (Dj Matt Intro Hype 2 - Outro) 103 Bpm
Camilo - Vida De Rico Camilo (Dj Matt Reggaeton To Cumbia Pop Intro Outro) - Transicion
Daddy Yankee - Adictiva (DJ OMY Intro Acapella) - Reggaeton
Daddy Yankee Lele Pons Ft Guaynaa - Shaky Shaky Vs Se Te Nota (Dj Matt Segway Break Acapella Hype Outro) - Segway
Daddy Yankee x Frankie Ruiz - Adictiva x La Cura (DJ OMY Transition Reggaeton To Salsa) - Transicion
Galantis x Ship Wrek x Pink Sweat$ - Only A Fool (DJ Pakinho Bachata Remix) - Bachata
Josimar y Su Jambu - Tu Te Lo Pierdes (Dj Matt Aca Starter And Break Percapella Outro) - Salsa
Jowel Y Randy - Patrona (DJ OMY Segway Intro Gargola) - Reggaeton
Justin Quiles - Jeans (DJ OMY Hype Intro Acapella) - Reggaeton
La Ross Maria - Mi Regalo Mas Bonito (Dj Matt Intro Direct Outro) - Hip Hop
La Sociedad Del Barranco - Quiereme (DJ OMY Voz Intro) - Salsa
Lele Pons Ft Guaynaa - Se Te Nota (Dj Matt Acapella Starter - Outro) 103 Bpm
Lele Pons Ft Guaynaa - Se Te Nota (Dj Matt Break Acapella - Outro) 103 Bpm
Mike Towers - La Curiosidad (DJ OMY Hype Intro Acapella) - Reggaeton
Sech x Daddy x J Balvin x Rosalía x Farruko - Relacion Remix (DJ OMY Open Show Acapella) - Reggaeton
Sfera Ebbasta ft. Quavo, Elettra Lamborghini, Duki & Khea Cupido (DJ Tronky Bachata Remix) Bachata
Wisin Ft Ozuna x Daddy Yankee - Escapate Conmigo x Machucando (DJ OMY Segway Transition) - Segway
Yandel x Farruko x Arcangel - Ella Entendio Dj Chris Intro Acapella & Outro Break - Reggaeton

LatinRemixes.com 10 10 2020

Adolescentes - Llamame (Onne Edit Intro Outro Break) 110BPM
Adolescentes - Llamame (Onne Edit Simple Intro Outro) 110BPM
Arcangel Sech Dalex - Soy Una Gargola Vs Feel Me (DJ William Valdivia Mashup Especial) 95 BPM
Arcangel Zion EddieDee - Soy Una Gargola Vs Amor De Pobre (DJ William Valdivia Mashup Especial) 94 BPM
Aventura - Amor De Madre (Dj Enigma Intro Outro Break QH)131BPM
Aventura - Amor De Madre (Dj Enigma Intro Outro Break)131BPM
Aventura - Im Sorry (Dj Enigma Intro Outro Break QH)130BPM
Aventura - Im Sorry (Dj Enigma Intro Outro Break)130BPM
Aventura - Im Sorry (Dj Enigma Simple Intro Outro QH)130BPM
Aventura - Im Sorry (Dj Enigma Simple Intro Outro)130BPM
Daddy Yankee - Dale Caliente (DJ William Valdivia Intro Especial) 96 BPM
Daddy-Yankee-Dale-Caliente-DJ-William-Valdivia-Intro-Especial-96-BPM-15693 (1)
Farruko Dalex Arcangel Beele - Chuleria En Pote Vs Linda (DJ William Valdivia Mashup Especial) 92 BPM
Greeicy Mike Bahia Arcangel Sech - Amantes Vs Amantes Y Amigos (DJ William Valdivia Mashup Especial) 94 BPM
Impacto Latino - Sopa De Caracol (DjBuba Intro Break)
Impacto Latino - Sopa De Caracol (DjBuba Intro Outro)
Jay Wheeler Darell Farruko - La Curiosidad Vs Caliente (DJ William Valdivia Mashup Especial) 90 100 BPM
Jerry Rivera - Cara De Nino (Onne Edit Intro Outro Break) 94BPM
La India - Nunca Voy A Olvidarte (DJ Blaxter In Out Steady Tempo) 87BPM
La Makina - Celosa (DJ Blaxter Intro Break) 125BPM
Lary Over Lirico En la Casa - Subete (DJ William Valdivia Guaracha Aleteo Remix ) 128 BPM
Lary Over Lirico En la Casa - Subete (DJ William Valdivia Dembow to Guaracha Transition) 116 128 BPM
Maluma - HAWAI (Bachata Remix DJ John Moon)
Maluma Ft Nicky Jam - No Puedo Olvidarte (Dj Enigma Intro Outro Break QH)93BPM
Maluma Ft Nicky Jam - No Puedo Olvidarte (Dj Enigma Intro Outro Break)93BPM
Victor Manuelle - Tengo Ganas (Onne Edit Simple Intro Outro) 96BPM



Pack Semana 1 Octubre - Dj William Valdivia

Arcangel Sech - Amantes Amigos DJ William Valdivia 94 BPM
Arcangel Sech - Amantes Amigos DJ William Valdivia Breck Directo 94 BPM
Daddy Yankee - Dale Caliente DJ William Valdivia 96 BPM
Danna Paola - Contigo DJ William Valdivia 90 BPM
Danna Paola - Contigo DJ William Valdivia Directo Breck 90 BPM
Divino - Pobre Corazon DJ William Valdivia Breck Directo 90 BPM
El Oscar - Baby Karen DJ William Valdivia Breck Directo 90 BPM
Farruko Jadiel - ChulerIa en Pote DJ William Valdivia In Acapella 92 BPM
Inna - Sabor Electro DJ William Valdivia 120BPM
Inna - Sabor Electro DJ William Valdivia Directo 122 BPM
JAVIIE2
Javiielo Brytiago KHEA Omy De Oro - Pa Los Gustos Los Colores DJ William Valdivia 88 BPM
Javiielo Brytiago KHEA Omy De Oro - Pa Los Gustos Los Colores DJ William Valdivia Directo 88 BPM
Jay Wheeler Myke Towers - La Curiosidad DJ William Valdivia In Acapella 2 94 BPM
Jay Wheeler Myke Towers - La Curiosidad DJ William Valdivia In Acapella 3 94 BPM
Jay Wheeler Myke Towers - La Curiosidad DJ William Valdivia In Acapella 94 BPM
Jowell Randy - Hey Mister DJ William Valdivia 96 BPM
Magnate y Valentino - Vuelve A Mi DJ William Valdivia Directo Breck 90 BPM
Maluma - Curiosidad DJ William Valdivia 94 BPM
Maluma - Curiosidad DJ William Valdivia Breck Directo 94 BPM
Monthy - Solo Vivo Para Amarte DJ William Valdivia Directo Breck 90 BPM
Robin Schulz David Guetta - Shed a light DJ William Valdivia 128 BPM
Skrillex Diplo - Mind feat Kai DJ William Valdivia Transition 128 87



Pro Latin Remix 08 10 2020

Amor Virtual - Joe Veras - DJ Many Mix - Bachata - Intro Break Outro BassKick - 130 BPM
Amor Virtual - Joe Veras - DJ Many Mix - Bachata - Intro Break Outro BassKick QH - 130 BPM
Amor Virtual - Joe Veras - DJ Many Mix - Bachata - Intro Outro BassKick - 130 BPM
Amor Virtual - Joe Veras - DJ Many Mix - Bachata - Intro Outro BassKick QH - 130 BPM
Asi Es El Amor - Caballote - DJ Many Mix - Salsa - Intro Outro - 108 BPM
Banana - Crazy Design X Patrizia Yanguela - DJ Starz - Dembow Intro Outro - 110BPM
Chapa - Chiki El De La Vaina Ft El Cherry Scom - DJ Many Mix - Dembow - Acap Start Outro - 118 BPM
Chapa - Chiki El De La Vaina Ft El Cherry Scom - DJ Many Mix - Dembow - Intro Acap Start Outro - 118 BPM
Chapa - Chiki El De La Vaina Ft El Cherry Scom - DJ Many Mix - Dembow - Intro Break Outro - 118 BPM
Chapa - Chiki El De La Vaina Ft El Cherry Scom - DJ Many Mix - Dembow - Intro Outro - 118 BPM
Chavo Kiko Y Chilindrina - El Jincho Ft D Jam Saw - DJ Many Mix - Dembow - Acap Starter Outro - 110 BPM
Chavo Kiko Y Chilindrina - El Jincho Ft D Jam Saw - DJ Many Mix - Dembow - Intro Acap Start Outro - 110 BPM
Chavo Kiko Y Chilindrina - El Jincho Ft D Jam Saw - DJ Many Mix - Dembow - Intro Outro - 110 BPM
Dejame Entrar En Ti - Frank Reyes - DJ Leo Mixx - Bachata Classica - Aca Starter - 125 BPM
Dejame Entrar En Ti - Frank Reyes - DJ Leo Mixx - Bachata Classica - Percapella Break - 125 BPM
Dulce Mujer De Mi Vida - Kiko Rodriguez - Alonso Remix - Bachata Intro & Outro - 135 BPM
Dulce Mujer De Mi Vida - Kiko Rodriguez - Alonso Remix - Bachata Intro Acapella Break - 135 BPM
Ella Se Hizo Deseo - Tito Rojas - DJ Many Mix - Salsa - Intro Outro - 86 BPM
Falacia Remix - Liro Shaq Ft Various Artist - DJ Many Mix - Dembow - Intro Outro - 110 BPM V1
Falacia Remix - Liro Shaq Ft Various Artist - DJ Many Mix - Dembow - Intro Outro - 110 BPM V2
Hoy la Vi Pasar (Live) - Kiko Rodriguez - DJ Alex LMM - Bachata Intro Outro Steady - 140BPM
Laberinto - Cauty - DJ Many Mix - Dancehall - Intro Outro - 86 BPM
Mi Civic - Rochy RD Ft El Chima - DJ Many Mix - Dembow - Acap Starter Outro - 120 BPM
Mi Civic - Rochy RD Ft El Chima - DJ Many Mix - Dembow - Intro Acap Starter Outro - 120 BPM
Mi Civic - Rochy RD Ft El Chima - DJ Many Mix - Dembow - Intro Outro - 120 BPM
Perdoname - Yoskar Sarante - Alonso Remix - Bachata Acapella Starter - 133 BPM
Perdoname - Yoskar Sarante - Alonso Remix - Bachata Intro & Outro - 133 BPM
Perdoname - Yoskar Sarante - Alonso Remix - Bachata Intro Acapella Break - 133 BPM
Se Me Salen Las Lagrimas - Raulin Rodriguez - DJ Many Mix - Bachata - Acap Starter Outro BassKick - 130 BPM
Si Se Da - Mike Towers Ft Farruko - DJ Rio - QH Dancehall Remix - 97BPM
Sigo Vivo - Frank Reyes - DJ Many Mix - Bachata - Intro Outro BassKick QH Steady - 125 BPM
Sigo Vivo - Frank Reyes - DJ Many Mix - Bachata - Intro Outro BassKick Steady - 125 BPM
Soy Igual Que Tu - Alexis Y Fido - DJ Rio - QH Dancehall Remix - 97BPM
Te Mentiria - Orquesta Rezakan - DJ Many Mix - Salsa - Intro Outro - 100 BPM
Top Gone - Lil Mosey Ft Lunay - DJ Many Mix - Latin Trap - Intro Clean Outro - 105 BPM
Top Gone - Lil Mosey Ft Lunay - DJ Many Mix - Latin Trap - Intro Dirty Outro - 105 BPM
Waoo Que Chapon Rmx - Young Gatillo X Everybody - DJ Starz - Dembow Intro Break Outro - 117BPM
Waoo Que Chapon Rmx - Young Gatillo X Everybody - DJ Starz - Dembow Intro Outro - 117BPM


Various Artists - The New of the Week Vol 11 (DJ DECKS 5 Radio Edits)

Arcangel ft Sech - Amantes y Amigos (DJ DECKS Radio Intro) 86BPM
Guaynaa x Lyanno - Chama (DJ DECKS Radio Intro) 90BPM
Jennifer Lopez x Maluma - Pa Ti (DJ DECKS Radio Intro) 70BPM
Maluma x Yandel - Perdon (DJ DECKS Radio Intro) 87BPM
Wisin x Myke Towers - Mi Niña (DJ DECKS Radio Intro) 100BPM
submitted by germanhernandezdj to u/germanhernandezdj [link] [comments]


2020.08.25 19:24 GaboZoldyeck Madre con derecho intenta robarse a mi gatita

Hola! Soy yo de nuevo como les va en la cuarentena? Espero que todo bien bueno vamos a la historia pero primero el elenco y un poco de contexto: Elenco: Yo:Un micromastodonte termotanque eléctrico miembro del club sAquEnme dE lAtinOamEriCa
MD: el mismísimo ser salido del infierno con su engendro también conocido como MD
ND: un pedazito de mrd tocapelotas que no habla casi nada(de unos 4 años)
P:Papá(mi héroe)
V:Vecino también mi héroe
PLS:policías 1 y 2
Contexto:el año pasado en febrero más o menos encontramos mi mamá y yo una gatita atrapada en un árbol (cabe aclarar que no era un arbol tan tan grande y tampoco con muchas hojas(ya que era invierno) y hacía mucho frío) bueno la cosa es que al frente de el árbol había una casa y de esa casa vivía la gata entonces salió una chica de la casa y dijo que si nos queríamos quedar con la gatita le dijimos que si y nos la llevamos a casa y le pusimos ámbar al principio mi mamá la quería poner en adopción pero ahora es la gata más bonita del mundo
Pero bueno mi papá tiene un negocio (que es una P.Y.M.E(Pequeña y mediana empresa))y esto pasó antes de la cuarentena entonces yo lleve a la ámbar al negocio para que no se sintiera sola y... Aquí es donde comienza todo
Yo estaba sentado con ámbar en mis brazos y veo que una mujer gorda pero muy gorda se me estaba acercando gritando FELIX AHI ESTAS y ámbar se estaba asustando y yo apunto de entrar por saber que se venía
Yo:que quiere señora?
MD:Ese
Yo: ese que?
MD:ese es mi gato
Yo:gato? Esta es una gatita
ND:no no es uya es mía pedaso de mierda(escribo así porque lo dijo así)
Yo:...
MD:si ese gato es de mi ángel
Yo: ...(suspirando) mire hagamos esto rápido pongamos a el gato en el suelo y lo llamamos por su nombre y el que lo llama y se acerca se lo queda
MD: ok
(MD estaba susurrando algo a su engendro pero no le di importancia)
(Y empezaron claramente ámbar se estaba acercando a mi peeeero el niño con derecho se acerca y toma a la ámbar)
Yo:(explote y lo insulte) oye pedazo de m*erda suelta a mi gata
MD:no le hables asi a mi hijo o sino llamaré a la policía y diré que le pegaste a mi hijo y le robaste su gato
Llega mi papá con el vecino que convenientemente estaba comprando
P:que está pasando aquí?
MD:este inútil nos robo a nuestro gato!
P:encerio? Entonces si ese gato es suyo porque está rasguñando a su hijo y tratando de escapar?
(Y si... Ámbar estaba forcejeando de todas las maneras incluso rasguñando al engendro)
MD:emmmm es su forma de demostrar su amor
P:a si?(con un tono sarcástico) Ámbar venga
La MD se queda blanca
V:que se esperaba si a estas personas las conozco desde hace años y esa gatita es muy amorosa con ellos
ND:no ato mío
Yo:(le pegó una cachetada y mi gata se suelta)
MD:oye no te atrevas a pegarle a mi bebé
(Y misteriosamente llega la policía)
P1: que está pasando aquí?
MD:este pendejo le pegó a mi ángel y se robo a mi gato
P2: a si? Entonces porque el gato es tan cariñoso con el niño?
La MD intenta escapar con su hijo pero el policia logra detener a la MD
(Resulta que ellos ya sabían que el gato era nuestro porque aparte de ser amigos de mi papá estaban viendo desde la esquina)
P2:perdón por las molestias ocasionadas espero que esto le compense(se va y vuelve con un saco lleno de comida para gato)
P:si claro muchas gracias
V:si muchísimas gracias ya que ese gatito es muy querido por aquí(no les dije que ese gato era muy conocido porque lo llevaba seguido al barrio)
Y al final se llevaron a la Karen por: Falso testimonio agresión a los residentes y intento de huida
Y eso espero no haberlos aburrido con el MUCHO TEXTO
Y por Último SAQUENME DE LATINOAMÉRICAAAAAAAAAAAAAAAGFKWBSBSJHJDBA
Edit:BAD ENDING: no pueden sacarme de latinoamerica
submitted by GaboZoldyeck to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.03 21:07 FormerAlex Historias de Hospitales #4 La Mara Hora

Esta es la peor historia que me ha tocado narrar, me llego a mí a través de un correo anónimo a mi Email del trabajo. Dudé si escribir sobre esto o no pues no sabía las repercusiones que podría tener, llegue a la decisión de hacerlo más por temor que por las ganas de. Sin embargo ustedes serán los jueces, les dejo a continuación una transcripción textual de lo que llego a mí de forma anónima y que sé que tanto como a mí, les será difícil de entender y leer algo tan horroroso y perturbador.
La Mala Hora.
Entiendo que estás haciendo esta labor de recopilar historias y lamento que no pueda contártela en persona, ni siquiera por un medio más convencional, cree este correo específicamente para platicarte mi historia, pero sé que una vez que lo leas, entenderás por qué lo hice de esta forma, sin embargo para que mi historia sea entendida debo retroceder hasta donde creo yo comenzó y si me permites el espacio lo hare, puedes recortar partes para que se adapte lo mejor que quieras a tu espacio de escritura pero te pido que mantengas las partes importantes.
Mi historia comienza con mis recuerdos, hace más de treinta años, llegamos a un pequeño pueblo cerca de Hermosillo llamado Miguel Alemán, solamente mi madre y yo procedentes de Chilpancingo Guerrero, No sé qué paso exactamente solo recuerdo que al tiempo ya estábamos instalados en una pequeña casa, a los días mi Abuela llego y se quedó con nosotros. Mi madre nunca me dijo que había pasado con mi padre, pero ella lloraba muy seguido y gritaba a mi abuela, ellas siempre peleaban cuando era un niño, mi padre no era una figura tan cercana a mi yo no lo extrañaba y no preguntaba por el en esos momentos. Comenzamos a adaptarnos, al principio recuerdo que mi madre batallaba demasiado para que tuviéramos comida, algunas veces miraba como solamente yo comía y ella me observaba diciendo que lo haría más tarde, mi abuela nunca se acercaba a la mesa no recuerdo haberla visto comer. Poco a poco mi Madre comenzó a hacerse de un nombre, porque miraba como gente llegaba a nuestra casa preguntando por ella, con el tiempo comprendí que era lo que llaman una “Santera” mi madre hacia curaciones, bendiciones o maldiciones si eran solicitadas. La apodaremos “La Dama Blanca” debido a su característica forma de vestir y el proteger su identidad, conforme la voz se corrió de su labor más y más gente comenzó a buscarla, yo notaba como nuestras vidas fueron cambiando poco a poco hasta no solamente tener comida suficiente si no algunos lujos, televisión, incluso me compraba juguetes con los que en otra época solo habría soñado. A la edad de 8 comencé a experimentar cosas extrañas, un recuerdo en particular que tengo fue en mis días de escuela, cursando los grados primarios de educación decidí escaparme de clase pues había peleado con un compañero quien me amenazo con golpearme al finalizar las clases, me fui recuerdo que camine por un terreno baldío ya que mi escuela se encontraba a las afueras del pueblo. De pronto note como la luz del sol se opacó, una sombra me cubrió al voltear hacia arriba mire una gran ave, venia directamente hacia mí, no pude calcular su tamaño pues venia directo de donde estaba la luz de sol pero pude notar algo, un par de ojos grandes tan vacíos y oscuros que me llenaron de terror, por instinto simplemente me hice arrodille y cubrí mi cabeza con mis manos, escuche un terrible graznido y mire como el ave se alejó, yo corrí a casa. Al llegar agitado mi abuela me dio un vaso de agua, ella nunca hablaba conmigo, en ese entonces yo pensaba que era muda o algo así, simplemente se sentó a un lado y con su mano me calmo tocando mi espalda. Mi madre entro unos minutos después, yo estaba más calmado y le conté lo que había pasado, ella me reprendió, me dijo que era un tonto por andar por esos lugares solo, que era peligroso pero no paso de ahí. Sin embargo tuve algunos encuentros más con esa misteriosa ave que no quise comentarle a mi madre por temor a que supiera que hacia cosas malas, comprendí el patrón, cada vez que hacia algo indebido, esa Ave aparecía y me asustaba. Habría pensado que era solo cosa de mi imaginación, pero un día estaba con algunos amigos que había logrado hacer jugando a las afueras del pueblo cuando de pronto el ave comenzó a perseguirnos, todos nos asustamos pero yo no les dije de mi historia con ella. La “Dama Blanca” ya era la santera más representante del pueblo durante mi adolescencia, la veía entrar a casa apurada a comer para después regresar pues tenía gente y más gente esperando, mi abuela en cambio nunca salía de casa y a diferencia de mi madre, ella siempre vestía de negro, mi madre decía que nunca había dejado el Luto tras perder a mi abuelo, aunque raramente hablaba de ellos, yo sabía que mi abuelo era un agricultor que murió de un infarto trabajando, me dijo que mi abuela había cambiado mucho desde entonces, que casi no hablaba, pero yo la había escuchado hablar muy bajo, casi en susurros con mi madre. Seguramente en este punto te estas preguntando que tiene que ver todo esto con tus relatos de Hospital y tienes razón, no tiene sentido, pero déjame avanzar y entenderás, lo hare más de prisa. A mis quince años ya era un poco más maduro y aunque cuando creces con algo cotidiano deja de ser extraño para mi ciertas cosas seguían siendo completamente raras, comencé a cuestionarme cosas como, donde está mi padre, porque no vino o en todos estos años no hemos recibido una carta o una llamada de él, no ha hecho el intento para contactarse conmigo. Un día en mi cumpleaños dieciséis, mi madre me hizo un pastel, nunca me visitaron mis amigos a mi casa pues mi madre me tenía prohibidas las visitas, aun así mis amigos tenían miedo de ir, por lo tanto por ningún lado era posible, así que mis cumpleaños eran solo nosotros tres, un pastel, quizás un regalo. Esa noche tome la decisión de intentar conseguir algo de información sobre mi pasado y sobre porque estábamos en ese lugar. -Mama – le dije, ella vestía de blanco como siempre. -¿Que pasa hijo? – nunca me llamaba por mi nombre, yo sabía que tenía el mismo nombre que mi padre. -¿Que paso con mi padre? – Note en su rostro la preocupación de tener que explicar cosas, quizás sabía que la conversación algún día tendría lugar, solo no esperaba que fuera en ese momento. -Comamos – Me sugirió – Después hablaremos de eso. Era la misma evasión que había recibido algunas veces antes, pero esta vez no estaba dispuesto a dejar ir la oportunidad. -No – le conteste – Quiero que me lo digas, ya estoy lo suficientemente grande para comprender que paso con mi madre, ¿te engaño?, ¿te dejo por otra mujer?, ¿lo hiciste tu o que paso?
Ella se mantuvo en silencio, durante algunos segundos pero yo no estaba dispuesto a quedarme en silencio y sin una respuesta. -¿Que paso? – le dije de nuevo
-Tu padre está muerto – la voz de mi abuela rompió el silencio, había olvidado por completo su presencia, estaba sentada a un costado de la mesa como de costumbre, era la primera vez que me hablaba directamente, me estaba mirando fijamente con sus ojos negros profundos, que sentí haber conocido anteriormente.
-¡Que! – Exclame yo, mirando a mi madre nuevamente – ¿Es eso verdad?
-Lo es – contesto mi madre, después de algunos segundos de estar en silencio – Tu padre murió, fue por eso que decidimos venirnos de allá. -¿Qué le paso? – estaba desesperado por respuestas y no dejaría ir la oportunidad. -Nadie lo sabe – contesto mi madre, simplemente lo encontraron muerto una mañana, solo sé que alguien lo asesino, pero no supe quién o porque, simplemente tuve miedo por nosotros y decidí venirme a este lugar. -¿huiste así nomás sin averiguar? – pregunte un poco molesto Mi madre dejo su plato en la mesa, se levantó y se fue, me quede solo con mi abuela quien había vuelto a su silencio cotidiano. -Supongo que tú tampoco me contaras – le dije dirigiéndome a ella no hubo respuesta.
No volví a tocar el tema, me fui del pueblo antes de cumplir dieciocho para entrar a estudiar, omitiré la carrera sin embargo supongo que sabes que es algo relacionado a la salud, si no fuera de esa forma, no recibirías este correo. Durante ese tiempo me aleje de mi madre y de sus costumbres, sin embargo sentía que esa ave aun me seguía, quizás era simplemente mi paranoia. Comencé a frecuentar lugares para divertirme, a salir con chicas, tuve un par de noviazgos y mi vida comenzaba a ir en una dirección lo más alejado de mi vida anterior. Conseguí trabajo en el hospital, comencé a ganar mi propio dinero. Mi madre me llamaba por teléfono varias veces a la semana, poco a poco deje de frecuentar el pueblo hasta que me había convertido por completo en un hombre de ciudad. Un día mi madre me llamo y me dijo que era necesario que fuera al pueblo, le pregunte qué tan necesario y ella me dijo que era urgente, al llegar la encontré postrada, en cama, mi abuela sentada a su lado. No sabía que estaba enferma, de haberme dicho yo podía haberle ayudado.
-¿Qué pasa, porque no me dijiste? – le pregunte y ella me dijo que de igual manera no hubiera podido hacer nada. - Hay algo que debes saber – me dijo, yo no sabía si era su lecho de muerte, aun así la escuche con atención.
-¿Nos das un minuto? – le dijo a mi abuela quien se levantó de inmediato y se fue. -Hijo – me dijo ella, postrada en la cama – Hay algo que debí contarte desde hace mucho tiempo pero nunca tuve el valor de hacerlo. -cuéntame – le sujete de su mano, quizás eso lo haría más fácil. Respiraba con dificultad, era obvio que estaba muy enferma y yo le ayudaría pero quería escuchar primeramente todo lo que tenía que decir. -Es sobre tu padre – me dijo, y yo sabía que así era – tu padre y yo éramos muy conocidos en Chilpancingo, él era un curandero como yo, teníamos mucha gente que confiaba en nosotros, muchos conocidos poderosos y mucho dinero por eso. – seguía respirando con dificultad – pero como todo comienza, también termina. Pronto había llegado más gente, con poderes más impresionantes que los nuestros más efectivos, para bien y para mal. Nos convertimos en los anticuados, en los rezagados. Yo escuchaba atentamente, mi madre nunca me había contado de su historia antes de llegar al pueblo. -Tu padre no pudo con eso – continuo – Yo en cierta forma lo entendí, comencé a buscar más cosas, limpie casas, fui a las huertas de sembradío, pero tu padre no pudo. Él estaba obsesionado con recuperar su puesto como el “más poderoso” que lo llevo a tomar decisiones que terminaran afectándonos para siempre. Entre tantas cosas que intento llego a un ritual muy peligroso y prohibido en todas las enseñanzas de esta… arte, sin embargo su sed de poder lo cegó, el realizo un ritual Llamado La Mala Hora. Se invoca a un ser muy poderoso, que puede hacer cualquier cosa que le pidas siempre y cuando el pago sea de su agrado, la mala hora es una entidad maligna, con una sed insaciable y mucha gente evita si quiera hablar de ello, por lo que conlleva el ritual y lo que debes de esta preparado para perder. Tu padre sin preguntarme si queira lo hizo, invoco a La Mala Hora, con la sangre de… - Hizo una pausa larga – De tu abuela. -Que- Dije yo completamente aturdido – Hablas de mi otra abuela. Yo recordé que tampoco tenía información sobre mi otra abuela, mama me dijo que habia muerto cuando yo era muy pequeño. -No – Me dijo tajantemente, tu abuela. Estaba completamente confundido, no sabía que era lo que intentaba decirme o si acabo estaba entendiendo un poco. -Mira – me dijo calmándose un poco – Para invocar a la Mala Hora se requiere un sacrificio de familia, tu padre por eso no me lo comento porque sabía que yo me negaría. Tu padre solamente tenía tres familiares, Tu abuela, tú y yo. Él sabía que si quería hacer el ritual y obtener el poder de La Mala Hora debía de sacrificar a alguno de los tres, el decidió por tu abuela pues pensó que había vivido lo suficiente y no se imaginaba la vida sin ti o sin mí. Lo único que sé, es que un día se fueron y solo regreso él. Desde entonces tu abuela no regreso y yo tenía mucho miedo de hacer preguntas, también note como los demás Santeros del pueblo comenzaron a irse, algunos les ocurrían accidentes, otros simplemente estaban asustados como para quedarse en ese lugar más tiempo. Al poco tiempo solo nosotros quedábamos como los únicos santeros, todo regreso a lo que era antes, prosperidad, dinero, felicidad, al menos para mí. estaba comprendiendo un poco mejor a lo que iba, ahora entendía que mi padre había asesinado a mi abuela por tener más poder, pero tenía muchas dudas más.
-La felicidad era solo mía – continuo – Tu padre se volvió un ser vacío, distante, paranoico, siempre tenía miedo, siempre miraba por la ventana, una noche se sinceró conmigo, me dijo lo que había hecho. La lleve al monte, me dijo, le saque toda la sangre que pude, de esa forma lo pidió La Mala Hora. Yo me puse histérica, había escuchado historias sobre ese ente de gente que me había entrenado en muchas disciplinas. Y lo confronte, La Mala Hora! Le grite y el me pidió que me callara porque nos escucharía. Ahora mi cabeza daba vueltas, mi padre era un asesino, mi madre lo supo todo el tiempo y mi abuela había sido asesinada. -Yo sabía lo que conlleva el invocar la Mala Hora – me dijo casi a borde de llanto – No es un pacto que puedas romper, no es algo de lo que puedas escapar, La Mala Hora seguirá contigo siempre y cuando mueras, ella no se ira, se ira a tu familia. -¿A nosotros? – Pregunte -A nosotros – Contesto ella llorando ahora. Yo me quede pensando y creo que ahora entendía algo. -La Abuela – le dije y ella asintió con la cabeza. En ese momento la abuela entro a la habitación y en la puerta simplemente se dirigió a mí. -Tu madre morirá ahora – me dijo – y tú eres la única familia que queda de la persona del pacto. -Hijo – Mi madre interrumpió – Hay algo que debes saber, ella te protegerá siempre y cuando tú le des lo que ella desea. Yo estaba atónito, miraba a mi madre, miraba a ¿Mi Abuela? Como debía llamarle ahora ¿Demonio? ¿Ente? ¿Mala Hora?. -Entonces no era un pájaro normal – dije recuperando esos recuerdos casi perdidos – Eras tú. -Ella te protegía porque yo se lo pedía – Contesto mi madre – Era parte de nuestro pacto. -¿Y tú que le dabas a cambio? – le cuestione.
-Alguna gente venía a consulta para mejorar de su mal, de vez en cuando, era ella quien atendía a través de mi cuerpo, supongo que imaginas que esa gente no mejoraba. -Morían – continúe la oración -Un precio – Dijo el ser que tenía la apariencia de mi abuela – un precio que debes pagar ahora tú. -¿Y qué pasa si no lo hago? – le dije en tono retador – Eh, ¿si no lo hago qué?
Mi madre se agito, su respiración era cada vez más rápida y más insuficiente. -No la hagas enojar - me lo pidió apenas con fuerzas – por favor hijo. -¿Qué pasa si no lo haces? – me dijo la anciana – Bueno, supongo que puedes preguntárselo a tu padre. – Rio de una forma horrible y yo comencé a extrañar a la vieja que no decía una sola palabra.
-Escúchame – mi madre se dirigió a mí - Escúchame bien, debes hacer lo que ella te dice, lo sé, lo siento pero yo tampoco tuve elección, tu padre hizo un pacto con ella y ella es una maldición generacional, la única forma de que se vaya es que alguien la invoque con voluntad propia y no engañado u obligado. Es mejor que aprendas a convivir con ella.
La anciana se acercó a mi madre se puso del otro lado de la cama, yo la miraba fijamente y esos ojos negros que había visto aquel día cuando el ave se acercaba a mí me miraron fijamente y dibujaron una sonrisa macabra en su boca.
-Es hora, es tu mala hora – le dijo a mi madre – ¿algunas últimas palabras? -Mi madre me miro, fijamente, tomo de mi brazo, y lo apretó con fuerzas. -Lo siento – me dijo y siguió llorando. La anciana coloco la mano en su frente y mire como mi madre dio un grito de horror, mientras sus ojos se volvían blandos. -¡No! – Grito – ¡Me quema! Ayuda! Su respiración se apagó, su cuerpo quedo inerte, acomode su brazo a su costado, cerré sus ojos que aun reflejaban el terror de sus últimos segundos de vida. -No tengo opción – dije sin voltear a ver a la anciana -Ninguna – me contesto una voz horrible y gutural al instante voltee mi rostro para ver al más horrible ser que había visto en mi vida, un ser alto, que casi llegaba al techo, con ojos negros vacíos, la piel negra con escamas y un aspecto horrible como babeante. Me quede inmóvil ante tal escena digna de la peor película de terror, quería correr pero el cuerpo de mi madre estaba ahí y temía por él. -Has reaccionado mejor que tu madre a mi verdadera forma – dijo riendo horriblemente – ella salió corriendo, ella decidió que tomara la forma de tu abuela para recordar por siempre el horrible acto que había hecho tu padre, pero dime, ahora estoy ligado a ti, de qué forma prefieres que te acompañe. Yo me imagine en mi casa a mi abuela, estaba seguro que no quería esa escena, mire a mi madre recostada sobre la cama y pensé en su rostro acompañándome por siempre, pero sabía que lo vacío de sus ojos me haría cambiar el recuerdo que tengo de ella. -Quiero que te quedes en tu forma original – le dije y el soltó una horrible carcajada.
La razón por la que sigo vivo, es porque el pide de vez en cuando tomar control de mi cuerpo, muchas veces él es quien atiende a los pacientes y como lo has de imaginar, nadie mejora, el elige quien, siempre anda conmigo, me habla de vez en cuando, ahorita está a un lado de mi en la esquina de esta habitación simplemente observándome, está ahí cuando voy a cenar, cuando platico con más gente, cuando salgo con una chica, él siempre está ahí. Seguramente sin darte cuenta ha pasado junto a ti por los pasillos del hospital, pero me alegro que no puedas verlo, jamás olvidarías lo profundo y vacío de esos ojos. No sé cuánto tiempo me permitirá vivir, lo único que sé, es que no le daré a nadie más para atormentar, prefiero irme solo al infierno o no llevar una esposa, un hijo conmigo como lo hizo el monstruo de mi padre, no sé cómo funciona este enlace, no se si saber que existe te hace ahora participe, quizá te di la maldición y sin intentarlo, si fue de esa forma, lo siento.
Cuando me llego esta carta y la leí tuve miedo, y si la maldición es real y si ahora soy participe, si la Mala Hora supo cuando la recibí y con el conocimiento llega la maldición. Eso me aterra y ahora también tú conoces la historia, al igual que como lo dijo la persona anónima que me escribió lo digo también yo… Lo siento.

https://preview.redd.it/dj7r40nz5ue51.jpg?width=275&format=pjpg&auto=webp&s=b9dbdc8f8611e32e4d5c50b63e49d72270524dd9
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.24 11:34 Perrapicha Las veces que me apuntaron con un arma

Son dos historias pero son el mismo miedo.
En el colegio reformativo había un chico que media casi dos metros y le decían "El Chaki" uno lo veía y sentía que lo iban a robar, el era barbero, vendía drogas y había apuñalado a varias personas, incluso se decía que había matado a un man.
El chaki tuvo problemas de falda con un tipo de la zona rural del pueblo, esas personas normalmente son tipos que se dedican a negocios ilícitos y son peligrosos, le enviaron un tipo a meterle un tiro en la barbería, el tipo le apuntó pero el padrastro forcejeó con el tipo de arma y le dieron un tiro en el pie, chaki agarro a varillasos al tipo (con una varilla de hierro de media pulgada) hasta doblarla, el tipo era el primo de quién dió la orden, y a chaki lo empezaron a amenazar.
Chaki siempre debía salir a diferentes horas del colegio, ya que casi siempre que salíamos aparecian tipos que parecían sacados de un cartel, siempre nos preguntaban por el, incluso nos ofrecían plata para decir donde andaba, pero siempre decíamos que no había vuelto al colegio o que se fue más temprano. Creíamos que eran simples amenazas que con el tiempo se pasarían.
Pasó el tiempo y casi nunca nos encontrábamos a esos tipos, chaki salía con nosotros con normalidad, casi siempre que salíamos del colegio íbamos al frente a comprar cigarrillos y gaseosa, ese día estábamos fumando y compartiendo una gaseosa entre todos y chaki estaba con nosotros, recuerdo que dijo que nos iba a invitar de a gaseosa y a una empanada para casa uno cuando acabaríamos de fumar, en esas se escucha.
Gritos en la esquina de arriba: Ahí está Chaki, ese es
Y vemos a tres tipos al lado de una moto con una pistola hechiza.
Las armas hechizas son armas caseras hechas con tubos metálicos, que se martillan con resorte, son de un solo tiro, cargarlas es un proceso largo y usan balas de cualquier calibre, su presicion es nula, ya que es casi lo mismo que agarrar una bala con un alicate y ponerle un encendedor en el casquillo, da igual que sea casi imposible que a 25 metros me den con esa arma, pero ver qué a uno le apuntan con eso y saber que si se da la casualidad de que me dé en la cabeza estoy básicamente muerto, da mucho pero mucho miedo.
Yo estaba frío viendo al tipo apuntar, me temblaban las piernas, y siento el ruido del disparo, que sentí mi corazón pararse, vemos que la bala da en una pared de concreto arriba nuestro, y yo sigo paralizado hasta que siento un jalón y un grito que me dice "CORRA".
Empezamos a correr tan rápido como podíamos, sabíamos que si dejábamos de correr corríamos demasiado peligro, yo solo escuchaba mi corazón latir demasiado fuerte y mi respiración agitada, Guzmi lloraba mientras corría, yo no podía pensar en nada, solo en correr. Ellos nos venían persiguiendo en la moto, por lo que corríamos en contravía siempre, corrimos hacia el monte y bajamos por el monte corriendo hacia el río, si nos caíamos no importan, nos levantabamos y seguíamos, sin mirar atrás. Antes de llegar al río hay una carretera sin pavimentar, llegamos allí y corrimos por la carretera hasta encontrar un potrero, entramos allí y nos hicimos en un lugar más oculto.
Al llegar al potrero y descansar un segundo sentí el cansancio, las piernas ya no me soportaban, habíamos corrido más de media hora sin parar, me senté el pasto y sentí el dolor en los brazos y rodillas de las caídas al bajar por el monte, me recosté y aunque me sentía demasiado feliz de seguir vivo, el miedo no se iba, de un momento a otro mi estado cambió y mi cuerpo empezó a llorar, lloraba sin parar y casi todos mis compañeros lo hacían, los tipos más duros que había visto, que no lloraban ni con una puñalada encima ahí estaban llorando, yo tampoco solía llorar, a día de hoy casi nunca lloro, pero ese día no podía parar, nos tranquilizamos después de un rato, y nos quedamos en ese pasta tirados hasta que empezó a bajar el sol, no teníamos fuerzas para levantarnos, nos fumamos los cigarrillos que teníamos ahí recostados en el pasto, y luego caminamos casi 2 horas hasta nuestras casas, dejando a cada uno en su casa.
Chaki se tuvo que perder, se fue a Medellín.
La segunda historia sucedió mientras estaba en la universidad, yo era muy mujeriego y me gustaba mucho la fiesta y beber, justo es la historia de como cambié mi vida.
Había una chica preciosa que le decían Scalzo, era una rubia, alta blanca, y con una cara hermosa, a mí siempre me ha resultado fácil ligar, no soy hermoso, solo soy alto y tengo ojos verdes, tal vez eso ayuda. Scalzo tenía novio, el man si era hijo de un narquillo, tenía mucho dinero, pero el tipo se veía muy de calle, no lo era pero le gustaba aparentarlo. Yo empecé a tirarle los perros a Scalzo porque veía clase de cálculo vectorial con ella, y me pidió que le diera monitorias, yo le empecé a dar clases y empezamos a hablar mucho por Whatsapp, entonces yo ya le dije que me gustaba, que como era para que el novio no sé diera cuenta, y ella me dijo que yo también le gustaba, que no iba a dejar al novio pero que ahí mirábamos como era.
Al principio las clases yo se las daba en la biblioteca de la U, y ella me dijo que se las diera en la casa, entonces obviamente yo no iba a ir a una casa sola a dar clases, pero si el novio veía el WhatsApp creía que le estaba dando de clases, el visaje es que con esas cosas uno empieza a buscar más riesgo, entonces ya no culeabamos en la casa si no en los baños de la U, íbamos en la moto a moteles, salía conmigo de la universidad en la moto, entonces la gente empieza a armar los chismes.
Un día, el tipo me paró en la universidad y me dijo
Tipo: Yo a vos no te quiero volver a ver cerquita de mi novia.
Yo: Relajáte parce que no más somos compañeros.
Tipo: No me importa lo que sean, te abrís de ahí.
Yo: Bueno pues, todo bien.
Obviamente no me iba a abrir de ahí, simplemente le bajamos a mostrarnos tanto en público.
Un día Scalzo me manda un mensaje como a las 11:30 a decirme que estaba en una fiesta donde una amiga, que fuera y que nos podíamos quedar a dormir allá, yo le dije que en un rato iba, llegué a la fiesta que era en las casas de los ricos de por aquí, que son en la salida de la ciudad, son conjuntos con piscina y la fiesta era en el salón comunal, había piscina y estaba buena la fiesta, estaba tomando ron y bailando con Scalzo, cuando en esas llega la camioneta de el novio de ella, alguien de la fiesta había sapeado que yo estaba con ella, el tipo este se baja con dos manes, se acerca y dice.
Tipo: yo ya se todo malparido, y vamos a arreglar las cosas vos y yo.
La que hizo la fiesta se acercó y nos dijo que aquí no podían haber peleas, que si nos íbamos a agarrar tenía que ser en otro lado.
Tipo: listo entonces vámonos.
Cómo yo iba a tomar había dejado la moto.
Yo: y pa donde ?
Tipo: subase al carro y nos vamos pal tambo.
El tambo es un lugar más afuera de la ciudad, que es una montaña dónde queda un café, lo cierran en la noche y allá suben a fumar marihuana y a culear en los carros.
Yo me subí al carro sin pensarlo muchos, nadie hablaba en el carro y el tipo de desvío del camino al tambo, y se metió por una destapada, avanzó 100 metros y me dijo que me bajará.
Yo: nos vamos a dar aquí ?
Y el no me dijo nada.
Cuando veo que uno de los manes con los que el venía le pasa algo envuelto en un trapo rojo. Yo sabía que eso era un revolver, el man lo saca, yo sabía que el tipo era puta apariencia, entonces le dije.
Yo: vos sos una hueva miedosa que no es capaz de agarrarse a mano limpia.
Y empecé a caminar hacia a la carrera dejándolo atrás, camine unos 10 metros y creí que no iba a pasar nada, cuando literal por un lado de la rodilla siento que pasa un tiro. Ahí tuve la misma sensación que en el colegio, un frío, un temblor en las piernas, este tipo me intento dar, eso pasó muy cerca para que estuviera planeado, yo levanté los brazos y me voltee lentamente, mordiendome la lengua para no llorar, el tipo se me acercó y me metió el revolver en la boca.
Tipo: Estoy es que te mato,si yo te vuelvo a ver con mi novia, te busco y te mato en la puerta de tu casa.
Yo después de haber sentido ese tiro tan cerca sabía que el man hablaba muy en serio, no era capaz de hablar,
Tipo: y ahora me tiene que pedir perdón.
Me tuve que arrodillar y pedirle perdón, cosas que jamás en mi vida había hecho, yo era el siempre el que ponía a pedir disculpas a los otros, lloraba del miedo y de la humillación que tenía, me temblaba todo. El tipo se fue, tomé un taxi y volví a mi casa sin decir una palabra, me bañé con agua caliente y aún así sentía frío el cuerpo, esa noche no dormí.
Al final eso no fue tan malo, ya que yo siempre me metía en situaciones pesadas y salía bien parado, ver esto me hizo cambiar varias cosas en mi vida, dejé de ser tan problematico, dejé de pelear en la calle, y de meterme con mujeres que tienen novio, días después pasé por allí y encontré la ojiva de bala,la guardo como enseñanza.
Que me apunten con un arma, los peores miedos que he pasado en mi vida.
submitted by Perrapicha to eldiario [link] [comments]


2020.07.21 06:04 scaredwifey La familia en Alto Maullín (part2-final)( nosleep)

Cuando acabé mi trabajo al día siguiente se me había hecho tarde, lloviznaba y estaba oscureciendo, pero aún así el Sr. Manuel, el chofer de ambulancia, cuidador y ocasional guardia del hospital estaba esperándome pacientemente junto a la camioneta de visitas, su parka descolorida bien abrochada dejando ver sólo unas colitas del delantal blanco que usaba a diario con tanto orgullo. Era un honor trabajar en el hospital, para la mayoría de la gente del pueblo: en mi inconsciente juventud, una crítica leve que hice al encontrarme con el equipamiento antediluviano del laboratorio al llegar me había costado la antipatía del personal más antiguo, que creía a patas juntas que un mechero Bunsen era lo más científico de la científico. Me habían perdonado supongo cuando empecé a traer computadores y apilar más exámenes, pero nunca iba a ser popular gracias a la antipatía de la vieja que era supuestamente mi asistente. El Sr. Manuel era uno de los más simpáticos funcionarios antiguos que había encontrado, y era quien me había ayudado a rescatar a uno de mis perritos, así que teníamos algo de lo que hablar.
- Cómo está el Remus, señorita?- me preguntó mientras me subía a la camioneta con su cruz al frente ( sí, era tan antigua que tenía el símbolo de la cruz roja, no AMBULANCIA escrito. La versión anterior había sido tirada por bueyes)
- Está poniéndose gordito, señor Manuel.- le dije, pero antes de que él pudiera echar a andar el motor, alguien se apoyó en mi ventana y di un salto con una colorida puteada en voz alta. Bajo la llovizna estaba la asistente social, una mujer diminuta que vivía en el pueblo hacía cincuenta años ( pero que aún era considerada " de fuera" por haber nacido en Talca, vaya) en la que a veces veía mi futuro, porque era soltera y por eso mismo considerada algo excéntrica.
- Qué necesita, Srta Raquel?-
- Vas a ir a ver a los Schwerter? Dicen que se va a poner feo el temporal más rato. Y no hay necesidad de que vayas, ya irá la ronda, si avisamos por teléfono a la posta!-
- Y si el cabro tiene una embolia, Srta Raquel? Preguntaron si tiene eritema o hematomas...?- pregunté, pero la verdad la mujer no me escuchaba. Había algo en su cara, algo raro y aprensivo, y aunque nunca había oído nada malo sobre ella me pregunté si acaso no quería que viera en qué estado vivían esa familia: si iba a repercutir sobre su reputación como asistente social si yo los encontraba en mal estado, si quizá tenía miedo de un sumario si yo destapaba alguna situación de abuso o abandono. Pero luego se me ocurrió que me miraba con lástima.
- Mira, si algo pasa, lo traerán al hospital, pero no hay ninguna necesidad de que vayas, es más de una hora, y tampoco es tu función...- insistió, y su mano muy huesuda emergió del montón de chales que usaba para agarrar mi parka mojada.- ... en realidad no deberías...-
Lo único que podía oír, es " a quién le importa que a un niño retrasado mental y con enfermedades genéticas se muera". Pues me importaba a mí, diablos.
- No me quedaré tranquila si no voy.- le dije secamente y me volví a la camioneta. Juraría que le oí un comentario de " Es porque eres tonta" cuando nos íbamos en la camioneta, pero mientras salíamos del pueblo y tomabamos el camino asfaltado que nos llevaba hacia el oeste, el Sr. Manuel me habló.
- La señorita Raquel se preocupa, sabe. Ustedes los del Laboratorio siempre están encerraditos, no tienen porqué ir a ver cosas feas.-
- Pero si estoy encerrada con una.- le dije, a lo que el chofer soltó la risa, porque detestaba a Katy y era su cuñada.
- Es que la gente al otro lado del río, los Schwerter, los Nikleschek... son gente rara, señorita. Son así desde que llegaron en los tiempos de mi abuelito. Unos iban a robar y a hacer cosas malas al pueblo cuando era nuevo... dicen cosas muy feas de ellos. A lo mejor por eso Diosito los castigó y les mandó tantos hijos enfermitos. Hay como dos nomás que son normales... una niña que se fue a estudiar y no volvió más y el chico Schwerter ese que dicen que va a heredar todo...-
- Si tienen algún dinero deberían tener algo mejor para cuidar a esos niños. No tienen un casa en el pueblo, más cerca del hospital?- le dije, agarrándome del marco de la puerta, porque tras un poco de asfalto, el camino se volvía tierra. La lluvia había parado un poco, y seguíamos los restos de lo que alguna vez había sido un camino apisonado, pero ahora estaba lleno de hoyos: y aunque sólo podías ver bosques de pinos de las forestales en todas direcciones, a veces veías las ruinas de una casa, un tejado roto, ladrillos rojizos entre el verde. Antes del terremoto del 60, habian tenido fábricas, y había ido en camino de ser un pueblo grande. Aún había interés en algunas de sus casas antiguas medio abandonadas en el pueblo: a mí me habían ofrecido una para arrendar cuando estaba buscando, con nueve dormitorios y dos pisos, un hoyo en el techo sin reja. (Dije no gracias)
- No se puede tener a esos niños en el pueblo, no sabe? Son peligrosos. Pueden ser muy violentos. Por eso la señorita Raquel no quería que fuera, señorita. Yo voy a entrar con ustedes porsiaca.- dijo, ceño fruncido. Estuve a punto de decirle que no necesitaba ayuda para controlar a un chico de ocho años, pero recordé que en mi práctica, al hacer un tiempo de sangría, una chiquita de nueve había visto su sangre y se había vomitado inmediatamente como el exorcista sobre mí, mi profesora y sus padres, y cerré la boca.
Nunca había estado en ese camino, y cuando el bamboleo ya parecía capaz de volcarnos, divisé un puente sobre el río barroso que llegaba al pueblo. A la altura del pueblo no era más que un canal barroso, de un color chocolate rojizo, lento y espeso: aquí era torrentoso, espumante, borboteando tanto que daba la ilusión de que hervía. Había un gran puente de cemento partido al medio, con barandas bajísimas, a un costado, cargado de líquenes: lo que atravesamos para cruzarlo era uno de esos puentecitos mecanos de metal que son casi una jaula, que te dejan mirar el agua debajo tuyo entre los barrotes de un modo enervante. Cuando atravesamos, fue como si se hiciera de noche de repente y se largó una lluvia intensa: a pesar de los limpiaparabrisas, no sé cómo el Sr. Manuel podía ver adónde íbamos. No hablamos más, porque necesitaba concentrarse en la conducción: y era poco más que una huella de bueyes lo que seguíamos, arriba y arriba, lo que se sentía raro porque esa zona de la décima region es bastante plana. Pero entre la oscuridad y el barro de repente vi unas luces amarillentas, y al fin dos postes de luz de neón naranja, que aparentemente le daban luz a la casa entre ambos.
El señor Manuel se estacionó y yo me quedé paralizada con la mano en el vidrio empañado. No sé qué me había imaginado, pero no era eso. No parecía un pueblito de posta: había visitado algunos en mi internado, pequeñas parcelas alrededor de colegios rurales y algún minimarket colorido. No, esto más que un pueblito, era una casa: una sola casa. Tenía varios edificios, grandes y sombríos: parecían galpones, un bungalow abandonado, unas mediaguas en círculo, más atrás otra casa con las ventanas tapiadas y pintadas. Conté al menos nueve estructuras, varias de ellas con vidrios rotos, recubiertas con plásticos, techos hundidos, pasto en todas direcciones. No sé cómo se habría visto con luz de sol, pero esa noche de tormenta cubierta de barro y bajo esa luz naranja era algo siniestro, con sombras negras como el carbón, y yo, con mi bolsita con tubos y mi botellita de sulfato de cobre, me sentía muy chiquita de repente.
Pero, diablos, había venido a ver a ese niño y lo iba a hacer. Me bajé de la ambulancia, hundiéndome hasta medio pie en el baro espumoso, y caminé a lo que parecía la mediagua más cercana, con el Sr. Manuel detrás. Había luz, esa luz amarilla de las ampolletas antiguas en varias de las estructuras, y sombras se movieron, como si mucha gente se asomara al verme pasar: pero no veía a nadie, y cuando llamé " Aló!" mi voz sonó muy delgadita.
Un GONG me hizo saltar. No había visto una campana grande, extrañamente lujosa y muy anticuada, sostenida por una mano de bronce, que colgaba amarrada con una cuerda del poste de cemento de la luz, que el Sr Manuel hizo sonar. Lo miré bastante descolocada, pero él estaba muy serio, y cuando volví a mirar, vi que de una de las mediaguas salían dos mujeres altas y gruesas, a las que no conocía. Puse mi mejor sonrisa de profesional, y luego me pregunté porqué diablos me había espírituado tanto: la mayor de las mujeres, con el pelo blanco ya, un vestido de lana y un especie de chubasquero encima me sonreía, y la segunda, una mujer de mediana edad con pelo muy rubio y cara arrugada pero simpática, traía media sopaipilla en la mano.
- Buenas noches. Perdónenos por molestar. La señorita es la tecnóloga del hospital, y se preocupó porque le salieron malos los exámenes a uno de los niños. Como no está el doctor quizo venir...- explicó el Sr Manuel, a lo que me pregunté si lo de la llamada de la posta había sido mentira o qué, porque deberían haber sabido que veníamos. Pero las dos mujeres asintieron, y la mayor hizo una mueca mientras me hacían gestos para que me pusiera a salvo de la lluvia, en el techito sobresaliente de su casita.
- Miren que amable... que linda es la señorita... pobre señorita, con esta lluvia venir para acá...-
- Quisiera ver a... Adrián.- dije yo, revisando mi agendita.- Donde está? Sus exámenes son malos, debería estar hospitalizado...-
- No, su mamá lo sabe cuidar, está arriba ya...- dijo la mayor, su voz calma. Por un momento pensé que hablaba del cielo y que el niño se había muerto, pero luego caí que señalaba la casa detrás de las mediaguas, que se veía oscura, enorme, y tenía al menos tres pisos. Alguna vez debía haber sido una casa bastante señorial, pero era prácticamente una ruina.
- Lo tienen ahí arriba?- dije con horror, porque parecía que el lugar no sólo se llovía, sino que parecía abandonado.
- Es que necesitan más espacio.- dijo la primera señora en un tono dulce.- Y como llueve tanto no pueden jugar afuera...-
Traté de sonreír, pero seguro era como una mueca.- Puedo verlo?-
- Pero si él estará bien ya, su mamá lo trató...-
- Me gustaría verlo.- insistí, ya un poco irritable: no me había dado semejante paseo para irme contenta con ese comentario. Por sobre mi cabeza, pesqué una mirada sombría de la vieja con el Sr. Manuel, que fue a la ambulancia, y sacó una linterna enorme, y para mi espanto, una ganzúa de metal.
- Yvonne es la mamá de Adrián?- preguntó, a lo que las viejas asintieron. Echó a andar a la casa sin decir nada más, y yo troté detrás suyo, tropezándome en los charcos.
- Para qué es eso?- exclamé alarmada.
- Es uan casa vieja, pueden haber ratones.- me dijo con esa voz que yo ya identificaba como Es Usted Una Niña De Ciudad Estúpida.
- Ah.- dije, idiotamente. Tras las mediaguas, la casa era realmente muy grande, y tenía literalmente encima unos robles que habían crecido hasta apoyar las ramas en los techos. Parecían ser tres pisos y un ático, y seguramente alguna vez había sido grande y bonita, pero ahora era una horripilancia, y toda parecía ser del mismo color barroso.
No había puerta: la entrada era una arco de cemento goteante. Lo seguí por un piso de cemento encharcado, pero aún sin linterna nos habríamos podido guiar: la casa no tenía luz, pero el resplandor naranjo del exterior entraba bien a través de ventanas y puertas arrancadas. En lo que debía haber sido la sala, había pasto de medio metro de alto y lo que parecían una hojas de plantas de papas. me mantuve a distancia del pasto, pensando en lo que había dicho sobre ratones- no me dan miedo ni asco: lo que me habría dado pena sería pisar alguno- y al dar una vuelta, encontramos una escalera de ladrillo que era más amplia que la del hospital en donde hice la práctica. Tenía descansillos y todo, pero si alguna vez había estado alfombrada o enlosada, ahora sólo quedaba los ladrillos. Dimos dos vueltas, y me estremecí un poco al ver un largo pasillo totalmente oscuro: pero en la siguiente vuelta, en el piso tres, vi con alivio la luz de unas ampolletas, y lo que parecía un grupo sentados alrededor de un hornillo, de esos de carbón, envueltos en mantas y con tazas de latón enlozado en la manos.
- Yvonne?- llamó el Sr Manuel, y una de las mujeres se volvió. Parecía una anciana, con su poncho oscuro abrigándola. Después iba a enterarme de que tenía mi edad.- Es la señorita del laboratorio...-
- Hola, buenas noches. Yo hago los exámenes en el hospital. Vi el de Adrián y me preocupé. Como no está el doctor con la ronda, vinimos a verlo.-
- Ah, del hospital!- dijo otra de las mujeres, habían unas cinco.- deben tener frío, no quiere un matecito...-
- Cómo le ofreces esa mierda a la señorita fina...-
- Adrian esta arriba con los niños, ya es hora de acostarse.- me dijo Yvonne, y me di cuenta que se tambaleaba un poco. Dios me perdone, mi primer pensamiento fue que estaba borracha, pero la palidez de su piel, y las arrugas en su cara parecían dolor no alcoholismo.- Ya lo atendí, de la posta dijeron... dijeron que de nuevo tenía la sangre espesa?-
- Sí, traje todo para una flebotomía...- le dije, un poco asustada por su rostro algo ido, atontado.- Cómo lo atendiste...?- pregunté, un temor creciente a su gesto perdido.
Se me acercó, y se tropezó con sus propios pies: pero cuando se agarró de mí para no caerse, su cara tan blanca tan cerca, bañada en sudor, me apuntó con la mano, y vi, a la luz de la hornilla, un viejo lechero descascarado, que tenía adentro lo que parecía un machete, y estaba todo rojo.
Soy tecnólogo. Nuestro uniforme en rojo vino precisamente para que no se vean las manchas de sangre. La sangre nos da lo mismo: en las películas, soy la primera en chillar que oigan, ese zombie está super anémico. Pero las gotas dentro de ese lechero viejo me dejaron helada y entonces me di cuenta, porque conozco ese olor a la perfección, que Yvonne olía a sangre.
A mucha sangre.
Retrocedí bruscamente y a ella se le doblaron las piernas. Manuel se lanzó adelante a sostenerla, y entonces vi que el poncho le goteaba oscuro, goteaba en el suelo, sobre mis botas embarradas, y las mujeres se lanzaron también a sujetarla, aunque no se veían realmente preocupadas.
-... deje, si tenías que tomarte el mate primero, señorita no se asuste el que el Adriancito no quería...-
-... No te vas a desmayar por un mordisco de tu hijo, cabra tonta, cuando tenía tres a la vez ahí te quiero ver, me dejaban como chicle...-
- Qué le hiciste a ese niño?- exploté, espantada, tratando de controlar mi voz.- Dónde está?!-
- Está arriba, pero déjelo que bote un poco más de sangre para que se ponga más tratable...- me dijo una de las viejas. Alcancé a oír NO! SEÑORITA! que gritó el señor Manuel, pero agarré mi bolso y corrí al último piso, al ático: y los dejé ahí con la mujer herida, porque todos mis nervios decían que habían hecho algo terrible. Dejar sangrar a un niño? Solo? Qué clase de monstruosidad toleraba esa gente?
No había puerta al final de la escalera: sólo una abertura a una sala enorme, que parecía tener el largo de la casa. La luz no era naranja ya: era de un blanco pálido, lechoso, porque afuera se habían abierto las nubes y había algo de luna entre la lluvia. La sala estaba sembrada de pilares cuadrados, que asumí eran estructurales de la casa.
Y junto a uno de esos pilares había algo encadenado.
Lo único que puedo decir es que la idea de un niño encadenado me volvió loca. Me lancé adelante casi sin mirarlo: estaba dispuesta a pelear con toda esa familia y hasta con el señor Manuel, y dispuesta a cargármelo a la espalda y armar la de Dios hasta llevármelo al hospital, aunque tuviera que defenderlo a puñetazos. Agarré la cadena, que tenía un candado enorme, y empecé a hablar como una histérica, asegurándole que lo sacaría de ahí, que iríamos al hospital, que iba a ayudarlo...
Lo que se dio vuelta y me atacó no era un niño.
Recuerdo una boca enorme, con varias filas de dientes como un tiburón. Recuerdo brazos: brazos huesudos, musculosos, que parecían tener venas como mangueras bajo la piel y que se movían como las patas de una araña: y un sonido ronco, gutural, como el que hace la gente muy vieja o muy loca. era más grande que yo: era como un fardo enorme, que cayó sobre mis piernas, y trepó, y el olor de la sangre se mezclaba con un olor más viejo, como de pescado podrido, intenso, algo tapándome la cara sintiéndose como piel suelta que me ahogaba, y entonces me mordió, y el dolor era como la picadura de una abeja, de muchas abejas, de cientos de abejas subiéndome por el brazo.
Traté de gritar y se me llenó la boca de esa carne suelta: y entonces algo lo arrancó de mí, vi el relampaguear de la linterna, y el señor Manuel le tomó de la cintura como un bulto y recuerdo en flashes, la escalera, la lluvia, el portazo de la camioneta. Me miré el brazo, y me faltaba un pedazo de carne junto arriba del codo. No podía hablar. No podía decir nada. Me tomó un rato, incluso mientras mecánicamente me hacía un torniquete y la camioneta saltaba como una resortera por el camino empapado, darme cuenta que gritaba con toda la voz que tengo sin parar, casi sin respirar, como aúllan las sirenas de incendios.
Parte 1: https://www.reddit.com/Miedo/comments/htt4oo/la_familia_en_alto_maull%C3%ADnnosleep/
submitted by scaredwifey to Miedo [link] [comments]


2020.07.15 17:42 Thecrazydominican0 Golpee un niño con derecho

Hola esta historia ya han parecido en dos canales de YouTube pero aun así la quería publicar aquí en Reddit.
Primero historia de fondo, soy dominicana y vine con mis padres, mi hermano y mi tío con síndrome de down a Estados Unidos y duramos un tiempo con mis tíos en su casa hasta que encontráramos un lugar donde vivir y de ahí nos mudamos un tiempo después a un apartamento del primer piso y con tres habitaciones, estamos bien no teníamos problemas con nadie hasta que este niño apareció, era un chiquillo de 10 a 13 años, piel blanca, y pelo castaño. Yo tenía 15 años de estatura pequeña y algo gordita, en fin. Este niño comenzó a tirarle piedras a la ventana de la habitación que mi tío y mi hermano compartían, el lió era que nosotros teníamos miedo que rompiera la ventana y lastimara a mi tío que tiene la mentalidad de un niño pequeño aunque ahora mi tío estaba asustado de ese niño, además de en vez en cuando traía a sus molesto amigos para burlase de él, incluso le decíamos que parara pero no, nos quejamos con los trabajadores en los apartamentos y no hicieron nada, un día me quede sola limpiando las habitaciones hasta que volví escuchar las piedras y fui corriendo a ver mi tío con una mueca de casi llorando, me moleste y como era una adolescente idiota en ese tiempo no pensé lo que hice, salí de mi apartamento y fui directo a donde estaba ese niño y le di buen golpe en el brazo sin decir nada y el niño se fue corriendo asustado. Después de un rato escucho pisadas en el corredor como si fuera un gorila enfurecido, tocan la puerta casi rompiéndola, era una mujer entre 35 o 40 años, obesa, pelo negro con rayas azules además de tenerla en cola de caballo y con tatuajes. Y no me dejo explicar exactamente el porqué hice eso hacia su hijo, por obvias razones era una conversación en inglés pero yo entendía a medias. Además la conversación fue algo así:
Madre con derecho: ¿CÓMO TE ATREVES A GOLPEAR A MI HIJO?
Yo: (con un inglés algo malo) señora su hi— No me dejo terminar de explicarle, parecía una foca gruñiendome en mi cara.
Madre con derecho: ¿Cuantos años tienes?
Yo: (con algo de nervios) 15, ¿por qué?
Madre con derecho: tienes suerte de que seas menor de edad porque si fuera mayor te mando directamente a la cárcel, no entiendo como pudiste golpear a un niño indefenso. No entenderías como ser madre y espero que que nunca lo seas. Se fue cerrándome la puerta de golpe
Me quede sola, me pareció raro de que ella no preguntara ni dijera nada sobre hablar con mis padres al parecer para ella era normal su comportamiento. Después de eso me quede asustada por un rato porque tenia miedo de que llamaran a la policía hasta que llegan mis padres y después mi hermano, les dije que había pasado estaban en contra y a favor de lo que había hecho incluso pensaban los demás vecinos que el que había hecho el alboroto era mi hermano pero realmente fui yo. Después de eso tenía paranoia con esa señora hasta que nos mudamos a una casa propia no muy lejos de ese lugar pero es mejor que nada. Aparte ya tengo 20 años y ese tiempo nunca supe lo que era una Karen, madre con derecho o hijo con derecho hasta años después, otra cosa e tenido dos encuentros o más con una Karen pero esta historia es la más llamativa que tengo.
Nota: lo único que e sabido de esas personas es que mi hermano y el niño iban a la misma escuela, 2 semanas después de ese incidente el niño habló con mi hermano de que si yo lo golpeo de nuevo va llamar a la policía, mi hermano le dio igual, a parte me dijo que ese niño tenía algunos problemas escolares.
submitted by Thecrazydominican0 to padresconderecho [link] [comments]


2020.07.04 22:12 nao395 ¡¿DONDE APRENDISTE A DIBUJAR NIÑA?! Señora yo aprendí sola...

Okey está es la primera vez que escribire algo así pero... Por alguna rara razón siempre me encuentro con madres con derechos (Karen) y niños mimados
Elenco estrella:
Yo (quien más?)
K(madre con derecho/karen)
ND(niño con derecho)
M:(mama)
Primero conozcamos a la protagonista (yo obvio), soy una persona que le gusta mucho dibujar, lo hago desde que tengo memoria, así que es normal que siempre me encuentres en mi mundo dibujando cualquier cosa, soy medio alta y de tez morena, muy antisocial pero amable.
Ese día estaba en una plaza cerca de mi casa, yo tenía unos 12 años aproximadamente (era muy alta y siempre me confundían con una de 15) y como de normalidad estaba dibujando en una libreta algunos personajes de Dragon ball (soy una chica pero obvio fanatica de el dios goku), cuestión mi mamá me dice que me quedé allí por que quería comprar algo en un kiosco de enfrente (galletas por que tenia hambre), le digo que claro y se va.
Cabe recalcar que yo no era la "gran dibujante" apenas tenia 12 pero era bastante buena. Ponele.
Fue cosa de minutos cuando un niño con una libreta (6-7 años), se acerca a mi y me dice
ND:"Oh... Tu también dibujas?"
Yo lo miro de reojo y miro a mi alrededor, hasta que me doy cuenta de que me habla a mi.
Yo: Oh si... Me gusta... Y veo que a ti tambien
El niño asiente y se sienta al lado mío mostrandome dibujos que el y había echo (obvio no eran los mejores dibujos pero se podía ver potencial) y yo disfrutaba de la compañía en lo que llegaba mi madre.
Yo: Genial- me interrumpe
ND: Quien te enseñó a dibujar?
Yo: No mira... Eh aprendido sola y todavía soy principiante- le trato de explicar
ND:No mientas quién te enseñó?!
Yo: -Al principio me sorprendí, le estaba diciendo la verdad y empezó a gritarme de la nada -Niño no te miento... Es la verdad- Dije un tanto incomoda mirando a ver si venía mi madre
ND: -empezó a llorar- POR QUE ME MIENTES?!
Yo: -Al principio me quedé en blanco, como había pasado esto?- Oye no llores- Alguien me interrumpe
K: Que le haces a mi angelito niña?!
Una mujer con una camisa blanca, pelo marrón y de aproximadamente 30 años agarra al niño y lo deja detras suyo "protegiendolo", de quien?, ni yo se.
Yo: Oh señora empezó a llorar por su- Trato de hablar un tanto asustada por la adulta.
K: Que te hizo esta niña amor?- me miro feo y yo sentí un mal presentimiento, debí haber huido.
ND: No me dice quien le enseñó a dibujar bien -
Habló mientras se limpiaba las lagrimas de cocodrilo, la mujer me mira y su rostro demuestra enojo, yo viendo eso agarró mi libreta por si acaso.
K: Por que no le dices quien te enseñó aprender es un derecho!
Yo: Señora yo no aprendí con alguien, no tengo dinero para costearme un curso, no se que quiere que le diga- expliqué
Me sacó el cuaderno de mis manos y empezó a ver mis dibujos para lanzarmelo a mi pecho y bufar enojada.
K: Entonces como dibujas bien?!
No se que veía en mis dibujos, tal vez nisiquiera podía hacer palitos pero eran asquerosos (el día de hoy los miro y me río como foca retrasada)
Yo: S-Señora es puro esfuerzo y práctica-hable ya un poco mas asustadiza
MD: -Me mira mas enojada- Entonces enseñarle a mi hijo!
Yo:... Que?
MD: Si!, Quiero una semana de tus clases para mi angelito o le voy a decir a tu madre que golpeaste a un menor!- Al parecer ya me había visto con mi madre.
Yo:Pero nisiquiera se como enseñar, tengo 12 años señora, por favor es puro esfuerzo y yo me exijo dibujar todos los dias...
Siempre me enseñaron a respetar a mis mayores y mantener la cabeza gacha, por que ellos tienen mas experiencia en la vida que yo. Pero en esos momentos pensé que nisiquiera esa mujer sabía lo que era esforzarse por algo.
MD: No me importa! QUIERO TUS CURSOS SOLO CON MI ANGELITO O VOY A DECIRLE A TU MADRE NIÑA MENTIROSA!
Yo: -Ya enojada por la actitud de la Karen- OH CLARO ALGUIEN COMO TU DESEGURO NUNCA SUPO LO QUE ES ESFORZARCE POR ALGO!
Grite molesta tomando una postura amenazante la señora me miro atónita
Yo: Mira mujer de cuarta yo me esfuerzo desde que tengo 6 putos años, soy una menor de edad que parece tener mas idea del trabajo y esfuerzo que una barata perra como tu!, así que deja de gritarme por que yo nunca te falte el respeto!
Y despues de gritar eso sentí una mano en mi hombro.
M: Por que le estas gritando esas cosas a la señora?!
Mi mama... Carajo-
Yo: esa señora me estuvo gritando, quitandome y tirandome mis cosas y por si no fuera poco me amenazó sino hacia lo que ella quería-
M: Eso es cierto?...
K: Su hija no nos dice como aprendió a dibujar, y hizo llorar a mi angelito
ND: Mamá... Vamos...
K: No!, exijo que su hija le de clases a mi hijo como compensación
Yo: No se como hacerlo solo tengo 12 años!
K: Cállate!
M: Señora sino agarra sus cosas ahora llamo a la Policía- mostró su telefono-
La Karen agarró a su hijo y nos insultó mientras de iba, para subirse a su auto que está estacionado y largarse de la plaza, sin antes sacarnos el dedo del medio.
Yo: Mamá ..
No sabía como o que me iba a decir mi mamá.
M: Jajaja viste a esa loca jaja
Después de eso sólo nos fuimos comiendo unas pitusas de chocolate riéndonos de esa Karen y sus problemitas con los nervios.
Un final feliz para mi
submitted by nao395 to padresconderecho [link] [comments]


2020.05.20 05:21 Neobiblismo La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

27) La fidelidad y lealtad a Jesucristo en la Edad del Calentamiento Global.
El tiempo después de Cristo se divide en dos tiempos: el tiempo de la apostasía y el tiempo del fin. La apostasía se caracteriza por el anticristianismo o los movimientos y fuerzas contrarias a Cristo (anticristos), por ejemplo, la persecución y muerte de los seguidores de Jesucristo, quien dijo lo siguiente a los fieles y leales a su causa: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia: porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando os vituperaren y os persiguieren, y dijeren de vosotros todo mal por mi causa, mintiendo. Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos: que así persiguieron á los profetas que fueron antes de vosotros” (Mateo 5.10 al 12 – RVR1909). Obsérvese como Jesucristo menciona que esta persecución es basada en la mentira. También pareciera la existencia de una reacción contraria a Jesucristo debido a un desconocimiento hacia Dios Padre:
“Si el mundo os aborrece, sabed que á mí me aborreció antes que á vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; mas porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso os aborrece el mundo. Acordaos de la palabra que yo os he dicho: No es el siervo mayor que su señor. Si á mí mé han perseguido, también á vosotros perseguirán: si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado” (Juan 15.18 al 21 – RVR1909).
El tiempo del fin es la etapa previa a la segunda venida de Jesucristo. En el caso del anuncio en el primer siglo, acerca de la inminente segunda venida de Jesucristo, a pesar de esta inminencia, ha sido imprescindible la etapa de la apostasía: “Y como hubieron anunciado el evangelio á aquella ciudad, y enseñado á muchos, volvieron á Listra, y á Iconio, y á Antioquía, Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles á que permaneciesen en la fe, y que es menester que por muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios” (Hechos 14.21 al 22 – RVR1909). Estas tribulaciones ya han sido cumplidas en todo el trascurso del tiempo de la apostasía, por esta razón previo a la segunda venida de Jesucristo es necesario y requerimiento dicha apostasía: “No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 Tesalonicenses 2.3 – RVR1909). Debido a que la apostasía y la manifestación del hombre de pecado e hijo de perdición, es posterior a la primera venida de Jesucristo, entonces corresponde al surgir de un pensamiento y sentimiento anticristo, por parte de los seres humanos en su conjunto, esto significa que se trata de un sistema anticristiano, como se analiza más adelante.
Algunos seguidores de Jesucristo del primer siglo, cayeron en desempleo, desocupación y hasta vagancia, por la espera inminente de la segunda venida de Jesucristo en cualquier momento: “Porque aun estando con vosotros, os denunciábamos esto: Que si alguno no quisiere trabajar, tampoco coma. Porque oímos que andan algunos entre vosotros fuera de orden, no trabajando en nada, sino ocupados en curiosear” (2 Tesalonicenses 3.10 al 11 – RVR1909). Otros daban la segunda venida de Jesucristo como tardada: “El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche… ” (2 Pedro 2.9 al 10 – RVR1909). Mientras tanto, otros alegaban que la resurrección esperada ya había pasado: “Y la palabra de ellos carcomerá como gangrena: de los cuales es Himeneo y Fileto; Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección es ya hecha, y trastornan la fe de algunos” (2 Timoteo 2.17 al 18 – RVR1909).
En todo caso desde el primer siglo se espera la segunda venida de Jesucristo de forma repentina y sorpresiva en cualquier momento. Porque el Señor vendrá como ladrón en la noche sin avisar:
“Empero acerca de los tiempos y de los momentos, no tenéis, hermanos, necesidad de que yo os escriba: Porque vosotros sabéis bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche, Que cuando dirán, Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores á la mujer preñada; y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sobrecoja como ladrón; Porque todos vosotros sois hijos de luz, é hijos del día; no somos de la noche, ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás; antes velemos y seamos sobrios” (1 Tesalonicenses 5.1 al 6 – RVR1909).
¿Cuál es esta paz y seguridad que dirán antes de la destrucción repentina? La Biblia dice que a la segunda venida de Jesucristo los habitantes del planeta viven una vida cotidiana con toda normalidad, como si no estuviera pasando ningún tipo de gravedad mundial:
“Y como fué en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del hombre. Comían, bebían, los hombres tomaban mujeres, y las mujeres maridos, hasta el día que entró Noé en el arca; y vino el diluvio, y destruyó á todos. Asimismo también como fué en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; Mas el día que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y destruyó á todos: Como esto será el día en que el Hijo del hombre se manifestará.” (Lucas 17.26 al 30 – RVR1909).
¿Entonces, cuál es la relación que se hace cuando digan paz y seguridad? La respuesta hace referencia a la Edad del Calentamiento Global. La disminución del ozono y el agujero en el mismo se está regenerando, con la posibilidad de estabilidad a las condiciones del siglo pasado. La paz y seguridad está en función de un máximo de un grado adicional a la temperatura promedio del planeta. Es un margen de sostenibilidad para la conservación al límite del tope permisible. Mientras la temperatura atmosférica terrestre se conserve y mantenga, el ser humano dirá paz y seguridad. Lo grave del asunto es que la realidad es otra, cuando la temperatura se incremente en el umbral superior a un grado adicional, hasta dos grados o dramáticamente tres grados, se vendrá una destrucción repentina a nivel mundial. Una analogía al respecto a manera de figura o simbología es que a la segunda venida de Jesucristo se le compara con un rayo: “Porque como el relámpago, relampagueando desde una parte de debajo del cielo, resplandece hasta la otra debajo del cielo, así también será el Hijo del hombre en su día” (Lucas 17.24 – RVR1909). Además se dice lo siguiente:
“Y entonces será manifestado aquel inicuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; A aquel inicuo, cuyo advenimiento es según operación de Satanás, con grande potencia, y señales, y milagros mentirosos, Y con todo engaño de iniquidad en los que perecen; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean á la mentira; Para que sean condenados todos los que no creyeron á la verdad, antes consintieron á la iniquidad.” (2 Tesalonicenses 2.8 al 12 – RVR1909).
Este resplandor es una luz muy fuerte, que podría representar la gloria, honra y nobleza de Jesucristo, pero en términos de significado tendría relación con la intensidad de los rayos ultravioleta, las altas temperaturas por efecto invernadero, el calentamiento y aumento del nivel de los océanos, con la consecuencia de grandes oleajes, inundaciones y afectación de las costas. En general tiene relación con el cambio climático, la reacción en cadena y la afectación catastrófica a todo el sistema ecológico y medio ambiente global. El engaño y mentira es la negación de la existencia de un Creador y de una creación dañada con el cambio climático. Tomar el lugar de Dios para disponer como Dios del destino y rumbo de la humanidad con la negación del calentamiento global. La ejecución de una operación contraria a Jesucristo y adversa a Dios Padre, con un sistema inicuo que prioriza y endiosa el enriquecimiento industrial, con la gran potencia, señales y milagros de progreso económico, generación de riqueza y consumismo exacerbado. Donde el dios del mundo es la acumulación y generación de dinero sin importar el daño a la flora, fauna y naturaleza en general. Cuando se salga de control el calentamiento global solamente dependeremos de Dios para subsistir, a pesar de la arrogancia y prepotencia del ser humano, su administración y gobierno del planeta.
La Biblia contiene expresiones y palabras claves en todo el conjunto de su literatura, las cuales actúan como llaves para abrir la puerta del conocimiento en su mayor plenitud de comprensión y entendimiento. Dios dice: “Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová…” (Jeremías 9.24 – RVR1909). Se requiere entender y conocer a Dios, pero Jesucristo dice a algunos: “Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos…” (Juan 4.22 – RVR1909). Hay quienes adoran pero en realidad están sin conciencia de lo que adoran. La mujer samaritana responde a Jesús: “Dícele la mujer: Sé que el Mesías ha de venir, el cual se dice el Cristo: cuando él viniere nos declarará todas las cosas. Dícele Jesús: Yo soy, que hablo contigo” (Juan 4.25 al 26 – RVR1909). Según este testimonio de la mujer, tenían la creencia de que Cristo les declararía todas las cosas. Jesucristo dice: “Y decía también á las gentes: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y es así. Y cuando sopla el austro, decís: Habrá calor; y lo hay. ¡Hipócritas! Sabéis examinar la faz del cielo y de la tierra; ¿y cómo no reconocéis este tiempo?” (Lucas 12.54 al 56 – RVR1909).
Jesucristo menciona el desconocimiento de algunos en reconocer las señales de los tiempos, en alusión a los tiempos del fin. Los discípulos le preguntan: “Y sentándose él en el monte de las Olivas, se llegaron á él los discípulos aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?” (Mateo 24.3 – RVR1909). En relación con la venida de nuestro Señor Jesucristo y el fin del mundo, Jesús dice: “Por tanto, también vosotros estad apercibidos; porque el Hijo del hombre ha de venir á la hora que no pensáis” (Mateo 24.44 – RVR1909). Las personas no saben el momento de la segunda venida de Jesucristo, ni piensan en este acontecimiento, porque se quedan sin estar preparados para el recibimiento, precisamente estar apercibido es prepararse y disponer lo necesario para dicha preparación. Además cuando no se piensa en determinada situación se requiere advertir, tomar conciencia y darse cuenta. Jesucristo lo confirma: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del hombre ha de venir” (Mateo 25.13 – RVR1909). Velar incluye observar atentamente, cuidar con detalle y esmero, estar a la expectativa de lo que acontezca.
Una de las señales principales es la siguiente: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio á todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24.14 – RVR1909). Esta predicción se cumple con la invención tecnológica de las telecomunicaciones, iniciada con la radio, seguida de la televisión, satélites de comunicaciones y finalmente con internet. El evangelio del reino ha sido predicado en todo el mundo, esta parte está en cumplimiento, delimitado por la expresión a todos los gentiles: “… hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles” (Romanos 11.25 – RVR1909). ¿Cuándo se cumple la totalidad o plenitud de los gentiles? Jesucristo dijo: “… hasta que los tiempos de las gentes sean cumplidos” (Lucas 21.24 – RVR1909). Este tiempo lo decide y determina Dios Padre en su sola potestad: “Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe; ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre” (Marcos 13.32 – RVR1909). La predicción inicial se cumple con la invención tecnológica de las telecomunicaciones, la siguiente predicción se traslapa y se lleva a cabo con la Edad del Calentamiento Global: “Entonces habrá señales en el sol, y en la luna, y en las estrellas; y en la tierra angustia de gentes por la confusión del sonido de la mar y de las ondas: Secándose los hombres á causa del temor y expectación de las cosas que sobrevendrán á la redondez de la tierra: porque las virtudes de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21.25 al 26 – RVR1909).
El significado de secar es extraer la humedad debido al aire o calor, especialmente con la vaporización o efecto invernadero, por consiguiente la pérdida del equilibrio con el cambio climático. Esto provoca en los seres humanos gran temor y expectación, por lo que sobreviene a la redondez de la tierra o atmósfera terrestre, relacionado con la parte gaseosa de la tierra. La venida del tiempo del fin se cumple con la predicación del evangelio del reino en todo el mundo, hasta la entrada de la plenitud de los gentiles. Esta predicación a todo el mundo se ayuda con la innovación de las tecnologías, radio, televisión, satélites de comunicación e internet. Además se traslapa con la predicción de la Edad del Calentamiento Global, desde la reducción de la capa de ozono y el agujero en la misma, hasta nuestros tiempos con el desarrollo de la tercera revolución industrial. El aumento del dióxido de carbono, trae consigo la consecuencia de mayor retención de calor atmosférico y sobrecalentamiento global, aunado al aumento de población y la necesidad de explotación, extracción y producción industrial. La Edad del Calentamiento Global se inicia con la reducción de la capa de ozono y el proceso de formación de un agujero en la misma.
La problemática en el ozono tiende a regenerar, pero el aumento de población y de la tercera revolución industrial contemporánea son inevitables, por consiguiente, la generación en aumento del dióxido de carbono, con la consecuencia de mayor retención de calor atmosférico y sobrecalentamiento global. El efecto del deshielo de glaciares se encuentra en un proceso irreversible, es cuestión de tiempo, con la consecuencia del aumento en el nivel de los océanos. Esto se agrava con el calentamiento del agua, el calentamiento solar influye en la temperatura atmosférica y la generación de fuertes vientos, como grandes olas del mar manifestados como ondas y oscilaciones, ya sean atmosféricas o marinas. Se incrementa el riesgo en las costas y en las ciudades costeras. Hay un aumento en el nivel, sonido y ondas del mar, que causan mucha confusión entre seres humanos. A esta problemática se suma el constante incremento de la contaminación ambiental y la posibilidad de afectar las fuentes de agua potable. Además de la acostumbrada contaminación por el uso de combustibles fósiles y los crecientes incendios forestales, por consiguiente la amenaza latente del deterioro para los océanos y la vida marina.
La combinación de aumento en la ciencia, industria y tecnología, fue anunciado por el profeta Daniel, para el tiempo del fin: “Tú empero Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin: pasarán muchos, y multiplicaráse la ciencia” (Daniel 12.4 – RVR1909). Esta es la tercera y última revolución industrial, porque concuerda con el tiempo del fin del sistema de gobierno humano, debido a que adversan la administración del planeta como si fueran dioses contra el Dios Creador: “Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas. Pues como todas estas cosas han de ser deshechas, ¿qué tales conviene que vosotros seáis en santas y pías conversaciones, Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán?” (2 Pedro 3.10 al 12 – RVR1909). La angustia de los seres humanos por la confusión del sonido del mar y de las ondas, se debe al rozamiento de las ondas con la superficie del agua o con el gas de la atmósfera, provocando un aumento de la transformación en calor.
La propagación del sonido es mayor por las altas temperaturas del mar, esta es la causa del estruendo y retumbo, confusión y bullicio percibido por la población mundial: “En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15.52 – RVR1909). Este estruendo y retumbo anunciará la venida del Señor: “Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes á recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4.16 al 17 – RVR1909). Mediante la misma tecnología de televisión e internet, tanto del lado de oriente del planeta como del lado de occidente: “Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre” (Mateo 24.27 – RVR1909), el mundo presenciará el acontecimiento final y serán testigos de lo sucedido: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea. Amén” (Apocalipsis 1.7 – RVR1909). Esta es la importancia de conservar o mantener la fidelidad y lealtad a Jesucristo en la Edad del Calentamiento Global: “Porque es justo para con Dios pagar con tribulación á los que os atribulan; Y á vosotros, que sois atribulados, dar reposo con nosotros, cuando se manifestará el Señor Jesús del cielo con los ángeles de su potencia, En llama de fuego, para dar el pago á los que no conocieron á Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo” (2 Tesalonicenses 1.6 al 8 – RVR1909).
El tiempo del fin se inicia con el siglo veinte en el año 1900, con el auge, desarrollo y crecimiento de la tecnología hasta nuestros días, especialmente con la invención de la radio, televisión, satélites de comunicaciones e internet, estos medios son importantes para que se cumpla la siguiente escritura: “Y a todas las gentes conviene que el evangelio sea predicado antes” (Marcos 13.10 – RVR1909). En este mismo siglo se traslapa el inicio de la Edad del Calentamiento Global, con la reducción del ozono y el descubrimiento de un agujero en el mismo. Aunque el ozono se regenera el calentamiento global sigue su curso. La Biblia misma menciona a los que destruyen el planeta: “Y se han airado las naciones, y tu ira es venida, y el tiempo de los muertos, para que sean juzgados, y para que des el galardón á tus siervos los profetas, y á los santos, y á los que temen tu nombre, á los pequeñitos y á los grandes, y para que destruyas los que destruyen la tierra” (Apocalipsis 11.18 – RVR1909). El siglo veinte ofrece la combinación de la tecnología y las comunicaciones, a saber, las telecomunicaciones con la industria, de manera que dan forma a la tercera revolución industrial, por consiguiente la continuación y reforzamiento del calentamiento global. El siglo veintiuno destaca por la digitalización mundial y el desarrollo de la inteligencia artificial, además del incremento de la ciencia.
Previo a las predicciones anteriores en alusión al inicio de 1900 con el tiempo del fin, al llegar el siglo veinte, antes se vive la época o período de la apostasía, entre el siglo primero y el siglo diecinueve:
“Sabiendo primero esto, que en los postrimeros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, Y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. Cierto ellos ignoran voluntariamente, que los cielos fueron en el tiempo antiguo, y la tierra que por agua y en agua está asentada, por la palabra de Dios; Por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua: Mas los cielos que son ahora, y la tierra, son conservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio, y de la perdición de los hombres impíos.” (2 Pedro 3.3 al 7 – RVR1909).
Esta apostasía corresponde a una forma de vida del ser humano, a la vez una filosofía de vida, donde se presenta un tipo de ignorancia a conveniencia, o sea, voluntaria, porque fingen ser desentendidos. Al término del tiempo se finaliza con la perdición de los hombres impíos: “Y dijo: Anda, Daniel, que estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del cumplimiento. Muchos serán limpios, y emblanquecidos, y purificados; mas los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero entenderán los entendidos” (Daniel 12.9 al 10 – RVR1909). Esta época o período de apostasía es la rebeldía de la impiedad, en alzada y rebelión contra la autoridad de Dios, sin amor ni respeto a la consagración y santidad a Jesucristo, en absoluto abandono, deserción, negación, renuncia, repudio y traición hacia el ejemplo y modelo de vida de Jesús: “No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, ó que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios” (2 Tesalonicenses 2.3 al 4 – RVR1909). Desde el primer siglo hasta nuestros días se ha manifestado por dos mil años, un sistema reinante contrario a la creencia y práctica de Jesucristo, que aprisiona y asesina a sus seguidores, inclusive el ser humano a llevado al mundo a una primera y a una segunda guerra mundial, ejerciendo un dominio e imponiendo su propia voluntad como si fuera la misma voluntad de Dios.
La apostasía inicia en el primer siglo con el mártir Esteban: “Y apedrearon á Esteban, invocando él y diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó á gran voz: Señor, no les imputes este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió” (Hechos 7.59 al 60 – RVR1909). Durante todo el período previo al tiempo del fin se mantuvo caracterizado por la persecución y muerte de los seguidores de Jesucristo: “Otros experimentaron vituperios y azotes; y á más de esto prisiones y cárceles; Fueron apedreados, aserrados, tentados, muertos á cuchillo; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; De los cuales el mundo no era digno; perdidos por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra” (Hebreos 11.36 al 38 – RVR1909). En la segunda carta a los Tesalonicenses se hace mención de este sistema apóstata, dictatorial, imperial y opresor, donde prescinden de Jesucristo y no quieren formar parte con él: ¿No os acordáis que cuando estaba todavía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que impide, para que á su tiempo se manifieste. Porque ya está obrando el misterio de iniquidad: solamente espera hasta que sea quitado de en medio el que ahora impide” (2 Tesalonicenses 2.5 al 7 – RVR1909). Aquí el autor de la segunda carta a los Tesalonicenses hace una alusión en forma indirecta del Imperio Romano, que en código y lenguaje se describe y menciona en el escrito del Apocalipsis o Revelación. La solución sería la inminente segunda venida de Jesucristo, para detener o suspender la imposición de persecución y muerte a sus seguidores.
Lo lamentable del caso es que el Imperio Romano a pesar de su cristianización, posteriormente como organización religiosa, también practica la persecución y muerte de sus oponentes. Se ven envueltos en una maraña de engaño y mentira, a través de la llamada guerra santa e inquisición, practicando como anticristos un sistema contrario a Cristo. Esto equivale a una lamentable mancha en la historia eclesiástica, que será olvidada solamente con la segunda venida de Jesucristo, para pagar a cada uno según sus acciones:
“Y entonces será manifestado aquel inicuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; A aquel inicuo, cuyo advenimiento es según operación de Satanás, con grande potencia, y señales, y milagros mentirosos, Y con todo engaño de iniquidad en los que perecen; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean á la mentira; Para que sean condenados todos los que no creyeron á la verdad, antes consintieron á la iniquidad” (2 Tesalonicenses 2.8 al 12 – RVR1909).
Luego la iglesia deja de perseguir y matar a quienes llama como herejes, pero surgen doctrinas y naciones contrarias a Cristo, que continúa la aprensión, persecución y muerte de cristianos hasta nuestros días. Este sistema previo al tiempo del fin representa las políticas del ser humano, en el armamentismo, contaminación, consumismo, endeudamiento económico, esclavitud, explotación, gobiernos dictatoriales, industrialización, militarización, usura bancaria o hasta fanatismo religioso, que se imponen en beneficio de unos y perjuicio de otros, ya sean a nivel interno de una cultura, etnia, nación o a nivel internacional. Se hace mayormente visible cuando se asesinan a quienes se oponen al sistema. El Apocalipsis o Revelación es un claro ejemplo de un código o lenguaje en clave, para describir indirectamente los alcances del imperio romano opresor en la persecución y muerte de los cristianos: “Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían. Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos” (Apocalipsis 6.9 al 11 – RVR1909). Qué horror en pleno siglo veintiuno como se matan entre seres humanos sin el mínimo respeto y temor a Dios, son humanos y se consideran o creen con la potestad de ser como Dios. Este odio y rivalidad a nivel civil, militar y religioso, y viceversa, como entre los mismos religiosos, muchas veces es por acatar órdenes superiores o por iniciativa de cada individuo, para según estos defender sus propias luchas de poder.
También en la colonización y conquista en el continente Americano y otras latitudes del planeta, inclusive los mismos colonos llamados cristianos o naciones llamadas cristianas. En todo caso la segunda de Tesalonicenses hace alusión o referencia a un sistema, con la criminalidad de matar a su prójimo, por cualquier justificación o pretexto y con la impunidad de sus actos, excluyendo el ejemplo, enseñanza, mensaje y modelo de vida de Jesucristo. Esta impunidad llega hasta que Dios mismo tome medidas finales al respecto, como dice el profeta Sofonías: “Por tanto, esperadme, dice Jehová, al día que me levantaré al despojo: porque mi determinación es reunir las gentes, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, todo el furor de mi ira; porque del fuego de mi celo será consumida toda la tierra” (Sofonías 3.8 – RVR1909). Por esta razón, Dios que es Amor, también retribuye con castigo al que hace lo malo, porque Dios también es Justo y hace justicia como fuego consumidor: “Así que, tomando el reino inmóvil, retengamos la gracia por la cual vamos á Dios agradándole con temor y reverencia; Porque nuestro Dios es fuego consumidor” (Hebreos 12.28 al 29 – RVR1909).
El ser humano tiene que asumir su propia responsabilidad como administrador y mayordomo, porque por su infidelidad y negligencia, además de destruir a quienes están a su alrededor, destruye el planeta mismo con su contaminación y corrupción en todos los ámbitos. El Apocalipsis entre su simbología menciona, que por causa del calor, los seres humanos en lugar de convertirse a Dios para clamar auxilio, dar la gloria y honra a Dios, proceden a blasfemar contra Dios por el excesivo calor: “Y oí á otro del altar, que decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos. Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol; y le fué dado quemar á los hombres con fuego. Y los hombres se quemaron con el grande calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene potestad sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria” (Apocalipsis 16.7 al 9 – RVR1909). Finalmente, algunos piensan que el mal está en otros y muy lejos de sus vidas, porque están a la espera de la llegada de un ser anticristo mundial, pero no se dan cuenta que el mal está en la cotidianidad del día a día, en nuestros corazones si hacemos lo contrario de Cristo: “Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado á ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo” (1 Juan 2.18 – RVR1909).
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2020.05.13 20:13 junco1996 Estoy escribiendo un libro. Y me gustaría que me dieran su opiniones para poder mejorar

Este es una parte del capitulo 1
Caminos de un futuro la historia de
dominic
El poema de lo desconocido
Como olvidar el camino a donde estoy hoy en día, Es impresionante cuando me veo al espejo con traje y corbata todo elegante, a punto de recibir el mayor de los honores para un escritor como lo es el NOBEL.
Por un momento llore en silencio ya que no fue un camino fácil, no todo sobreviven, no todos salen de la depresión y lograr superarse en el camino aprendiendo a sobrevivir y salir de la miseria. ya que muchos se rinden o mueren en el camino.
Pero aquí estoy, escuchando como el presentador da una breve descripción de mí y escucho al publico aplaudir, como si recibieran a un héroe de guerra. que a pesar de haberlo perdido todo sigue luchando por sobrevivir, En mi corazón llevo la esperanza por vivir y la fe que me une a mi Dios y a lo imposible y por último en mi mente llevo el conocimiento para guiar otros por el camino correcto y puedan encontrar su inspiración.
Ya es momento de subir al auditorio y saludar al presentador y dar una breve charla para al final poder recibir el premio el cual será el símbolo de una gran obra nacida de mi corazón que surgió como poema para toda una nueva generación, Mientras camino por mi mente de repente aparecen imágenes de mi pasado, En mi mano derecha llevo una carta que conservo desde niño y anhelo fresco que recorre todo mi ser y una voz como poema que dice TE AMO Y SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO, Mientras una lagrima recorre mi mejilla, En ese momento pienso que no cambio mi vida por nada sin importar todo lo que haya pasado pues eso me llevo a donde estoy hoy en día, dándome la posibilidad de redimir mi camino al lado de esas personas que me han amado desde siempre y mi Dios que ha estado conmigo cuidándome como un niño,
Es poético todo, el significado de la vida y la muerte, como un pensamiento de lo imposible y deseable un valiente contra todo desgarrando su alma, al limpiar mis lagrimas me dirijo por una pequeña escalera hacia el auditorio.
Y ciento que estoy caminando en cámara lenta y comienzo a recordar como inicio todo.
De mi madre no tenia muchos recuerdos, ya que nos había abandonado cuando yo era de unos 4 años y mi hermana de 9 años, De mi padre recuerdo que era una persona agresiva y tosca aparte el alcohol lo estaba consumiendo eso después que mi madre se fue y nos comenzó a culpar por todo y su trágica vida.
Con el tiempo consiguió una nueva pareja la cual tenía un hijo, ella era una mujer de tes blanca y cabello oscuro y ojos café claros, Su nombre era Mariand Leblanc y su hijo era trigueño de ojos café oscuro su nombre era Thomas Leblanc, Contrastaba con mi padre quien era de tes oscura ojos café negros y cabello negro y su nombre era charles Rossi en ese momento él tenía alrededor de 30 años. Ella me pareció una persona amable y su hijo nos miró con odio desde el primer día,
Me acuerdo de que mi padre nos presentó,
-Estos son mis hijos Sara y Dominic- (charles)
-no se parecen mucho a ti su color de tes de diferente jeje- miriand
Mi padre se echó a reír de una forma intranquila, en ese momento mi hermana me abraza y se presenta adecuadamente.
-Cuanto año tienes pequeña- Mariand
-Tengo 13 años- sara
Me acuerdo de que, Mi hermana siempre se mostró muy segura de sí misma y que miriand me había preguntado la edad y yo me oculte detrás de mi hermana y ella le dice que tenía 8 años, después de eso nos fuimos a comer un helado. Mi hermanastro me metió la pata tropecé y me caí al piso derramando mi helado, y mi padre me miro mal y Mariand me ayuda serie y me limpia y seguimos caminando mi hermana se quedó con mala cara hacia Thomas. mi padre se casaría con el tiempo
Al pasar los días no mudamos a una zona rural del país y con el tiempo mostró su verdadera cara, todo el tiempo se iba a tomar y regresaba tarde en la noche pero una noche en especial llego demasiado borracho.
Thomas estaba dormido y escucho una discusión y me dirijo a la sala y miriand le grita, y veo cuando charles le pega una cachetada fuerte que la tira al piso
-Eres una desgraciada, mal agradecida después de todo lo que echo por ti me respondes de esa manera – le dice charles mientras le agarra el rostro
-Se te caerá la mano por lo que acabas de hacer charles no se te olvide donde estas malnacido- miriand
-Quiere que te de pegue de nuevo dime si eres capaz de hacer algo eres una cobarde y te aprovechas de tu lastima para conseguir lo que deseas-charles
Me preguntaba por qué estaban discutiendo y si se iría como lo hizo mi mama cuando de repente mi hermana me jala del brazo
-No veas, no dañes tus ojos con la violencia de los adultos –sara
Nos fuimos de ese lugar a nuestra habitación y mientras mi hermana me abrazaba se escuchaba el ruido al fondo, no alcanzaba a comprender todo lo que pasaba solo sentía la presión en mi pecho como si quisiera llorar, pero no me salía las lagrimas.
-eres un perro desgraciado ni a ti ni a tus hijas le alcanzara la vida para poder pagarme todo lo que me has hecho- le dice miriand desde la cama del hospital
Lo que paso esa noche cambiaría más las cosas ya que a consecuencia de los golpes miriand perdería a su hija no nato de tres meses.
Los días posteriores fueron de incertidumbre y un silencio escalofriante estaba en el ambiente, mi padre caería aún mas en las drogas y el alcohol y esta vez seria para siempre ya no se veía su rostro en la casa y si lo veía era en un estado deplorable
Una ves que mi madrastra regreso del hospital, llegaron dos primos políticos, uno era delgado de tes blanca y ojos café y cabello negro, tenía 14 años y se llamaba Paul Leblanc, y este traía las maletas mientras su hermano mayor era grueso de tes blanca y cabello negro y ojos de diferentes colores, Tenia heterocromia su nombre era Nicolas Leblanc.
daba un aire de incomodidad la verdad no me agradaba me daba miedo los dos y más Nicolas.
Después de que acomodáramos a Mariand en la habitación mi hermana fue a ayudar pues la estaban mirando mal.
Y cuando regresa tiene un morado que sobresale del brazo debajo de su manga derecha
-que tienes en el brazo- Dominic
-Nada-sara
-¿Y ese morado que sobresale de tu brazo? - Dominic
-No es nada deberías ir a estudiar antes de que llegue papa-sara
Mi hermana serie y pensé en que siempre la veía así y me hacía sentir feliz, mientras estudiaba entro Thomas a mi habitación me quita la libreta y arranca lo que había echo y tira todo al piso
-Eres un idiota ignorante igual que tu padre no se para que gastas tu tiempo estudiando por que ni tu ni tu hermana llegaran a nada en la vida y eso lo sabes – Thomas
Mi hermana entra a la habitación y me ve llorando recoge los papeles me mira y limpia mis lagrima con esa sonrisa en su cara y me dice
-Mientras el mundo este en tu contra debes enfrentarlo con una sonrisa, así que no llores porque el mundo tiene gente que está triste todo el tiempo y necita gente que sepa sonreír – sara
Y yo al escuchar sus palabras me puse feliz pues sabía que era muy afortunado de que ella estuviera a mi lado.
Mi padre llega poco después tomado y tambaleante, y en su cara se notaba marcado por la tristeza no parecía tener sentido. al dirigirse a su habitación se tropieza con migo y al yo caerme el me mira con desprecio pues tenia el rostro de mi madre, al igual que mi hermana no me dirigió una sola palabra y retomo su camino, sabia que pasaba algo entre el y mi madrastra, ya que estando en mi habitación se escuchaba el ruido de sus discusiones y cosas que se rompían en la pared, era tonto me pregunte por que los adultos se comportan como animales sin corazón aparente, esa noche, me dormí con mi hermana.
Todos los días nos levantábamos a las cuatro de la mañana pues había mucho por hacer antes de ir al colegio, como ir a recoger el ganado y ordeñar las vacas, yo no sabía pero veía y me parecía increíble yo jugaba con esos animales y era feliz y no lo sabía, mi hermana preparaba el desayuno mientras Mariand y mi padre se iban a trabajar al maizal, Thomas y Paul con Nicolás se iban a una finca vecina a trabajar
A las seis de la mañana salíamos para ir a el colegio, los profesores eran muy buenos conmigo, yo no prestaba atención y me preguntaban que me pasaba por que no estaba atento a lo que ellos me decían, les Conté lo que había pasado la noche anterior, con mi madrastra y mi padre, les dije que me sentía mal por verlos de esa manera.
Ese día le preguntaron a mi hermana que estaba pasando, por que estaban nuestros padres discutiendo, pero ella no dijo nada, la maestra dijo que no nos preocupáramos que si pasaba algo se buscarían otros familiares para que intervengan por nosotros, y llamaron ala casa para una reunión, solo me acuerdo que Mariand llego con mala cara y miro feo a mi hermana y yo me adelanto a la casa, y como algo y veo a Thomas saliendo del cuarto de Mariand.
-No has visto nada Dominic, no quieres que se enojen contigo, no dirás nada- Thomas
-No me interesa lo que hagas- Dominic
Y me retire a mi habitación, cuando de repente entra mi hermana llorando de tal manera que nunca lo había visto así, al verme se limpio la cara y sonrió al decirme que no pasaba nada, la abrace sin pensarlo, luego de un minuto abrazados me toma de la manos y salimos de la casa y nos dirigimos caminando por el maizal, al verla sabia que no era consciente de lo que le pasaba, solo sentía una presión en el pecho que no se iba, llegamos a un árbol grande y nos subimos en sus ramas y nos quedamos viendo el paisaje que tenia un hermoso atardecer de fondo, ella me mira fijamente.
- Sabes más allá de lo que puedes ver hay un mundo de posibilidades que me gustaría que vieras desde principio a fin y así salir de este lugar, pero no creas que será fácil. Habrá personas que aran lo posible por derrumbarte y hacer que te rindas, pero no importa lo que pase estaré contigo- sara
-por qué me dices eso, sabes no entiendo todo, pero me gustaría hacerlo entender el mundo en el que viven los mayores y ayudarlos a que sean felices - Dominic
Mi hermana sonríe en ese momento y pone su mano a través de mi espalda y nos quedamos viendo el horizonte, al regresar a casa, Mariand y los demás estaban sentados en la mesa de la sala esperando a que regresáramos, cuando de repente un aire frió como el hielo cruzo mi cuerpo y mi hermana aprieta mi mano y la de ella estaba igual de fría, al sentarnos apenas me había dado cuenta de que Mariand fumaba era raro verla así, se notaba segura y con un rostro de malicia.
-tengo algo que decirles a los dos, escuchen bien las cosas van a cambiar de ahora en adelante, estarán bajo mi cargo directo, ya que el alcohólico de su padre los abandono, se fue y no volverá ustedes no le importaron jamás en toda su vida- Mariand
El rostro de mi hermana cambia, por completo algo se partido en su mirada, ella quería gritar, pero no podía,
-NO, NO, esto no puede ser cierto el no pudo hacernos esto- dice mi hermana llena en llanto silencioso
-ustedes fueron siempre una carga para el además era de esperarse de alguien como el- Mariand
Mi rostro se llenó de dolor no aguantaba todo lo que paso, mi hermana se marchó a la habitación.
-No te preocupes, cuidaremos bien de ustedes. especialmente de ti Dominic sabes que son parte de la familia – Paul
Mariand llamo a mi hermana de nuevo pues no había terminado de hablar esa noche fue dura
-quien te crees tu aquí, tú no tienes ni voz ni voto. no lo tenias cuando estaba tu padre y menos ahora- miriand
-Ya es suficiente de charlas mañana hay mucho por hacer- Mariand
Me acuerdo de que mi hermana se sintió impotente, me di cuenta con solo verla.
Yo me dirigía a la habitación y la vi sin que ella se diera cuenta, estaba llorando amarga mente, dentro de mi inocencia sabia que todo esto estaba mal, pues la persona más feliz que conocía estaba llorando sin quien la consolara y no podía hacer nada.
-toma este es mi juguete favorito, cuando estoy triste lo abrazo y me hace sentir mejor y pienso en como seria el rostro de mama si la hubiera conocido además yo estoy contigo por eso no llores más porque si mama viene y te ve así se pondrá mal- Dominic
Ella sonrió y nos quedamos dormidos juntos, es extraño pues tenía unos sueños repetitivos, sobre un hombre sentado sobre un trono de oro y rodeado de ángeles que al verme sonreía y señalaba a las estrellas luego me hablaba en un idioma extraño y de repente me despertaba.
Ese día como siempre nos levantamos a las cuatro de la mañana y me toco ir con mis primos a la finca vecina a recolectar maíz mientras mi hermana se encargaba de la casa, Thomas y Mariand se fueron para la ciudad, mi hermana no confiaba en ninguno de ellos, era de esperarse pues de tanto tiempo seguía sintiendo miedo y ellos lo sabían
submitted by junco1996 to escritura [link] [comments]


2020.04.22 22:11 UrmahraR345 Relato corto: La Profecía/ Parte I

Relato corto: La Profecía/ Parte I
King Ancalaghon
El Rey Demoniaco del Viejo Mundo: Ancalaghon, resurgirá y pondrá en marcha a un ejército el doble de grande al de su Rival: Mordekaiser. Y entonces el rey Espectral y Demoníaco creara grandes terraplenes y se hará dueño de una buena parte de los dominios en Runnaterra. Y nadie ni nada podrá detenerlo, ni siquiera el gran Mordekaiser podrá detenerlo. Ni siquiera los Demacianos.
-------
Frontera entre el reino De Demacia Y Noxus, junto al río Arnoh, final del verano.
Vanguardia del Ejercito Demaciano.
Treinta mil soldados al servicio del reino de Demacia se apiñaban en su frontera, próximos al nacimiento del río Arnoh.
Era un ejército colosal el que Tianna Guardia Corona había reunido. Se decía que una comitiva Noxiana se había acercado lo suficiente en las fronteras del Arnoh y eso había provocado que una parte dela Vanguardia Valerosa liderada por Tianna, una de las mejores mariscales del Rey Jarvan IV se hiciera presente para frenar aquel avance en seco. La gran mariscal del Rey había constituido una descomunal fuerza defensiva que parecía insuperable, capaz de resistir, como hicieran ya en el pasado, o en cualquier embate con sus enemigos en la frontera demaciana, por muy brutal que éste pudiera llegar a ser. Pese a todo, Tianna, la mariscal demaciana al mando de aquella parte del ejército de la Guardia Valerosa , se sentía inquieta. Entre los pelotones había algunos pueblerinos y éstos habían extendido por todo el ejército el rumor de que había una profecía antigua que predecía el nuevo ataque de un Rey Demoniaco, que lo arrasaría todo a su paso. La profecía aseguraba que nada podría oponérsele y que descendería sobre ellos implacable, inclemente. Estos rumores incomodaban a Tianna. Ella sabía combatir contra enemigos tangibles, de carne y hueso: Contra los magos, contra los noxianos y contra los caudillos del norte helado que recientemente habían empezado a atacar las fronteras en Fossbarrow, pero no sabía bien cómo derrotar una profecía.
Llegaron a la zona del encuentro. La Vanguardia se sentía extraña. Un día antes sus integrantes habían tenido una pesadilla espeluznante de un Dragón de miles de millones de Kilómetros de altura. Tianna, sin embargo, no pareció darle mucha importancia, pese a las advertencias de algunos pueblerinos que le pedían encarecidamente que esperara a los refuerzos de otro capitán de compañía, un joven que recientemente había ascendido a rango de Comandante y que había creado una nueva compañía con un nombre propio: Los Asendicar.
La mariscal no lo comprendía. ¿Cómo un mísero pueblerino había llegado a rango de comandante? Negó con la cabeza. Aquel joven cuyo nombre era Rovian, estaba infringiendo y violando leyes y costumbres muy antiguas. Eso podía ser peligroso. Podía mermar el orden en Demacia, negó con la cabeza. Volvió a concentrarse en el asunto que de verdad importaba, el supuesto ataque de las legiones Noxianas.
Tianna arrugó el ceño mientras escrutaba el horizonte. Nada. Sólo la inmensa pradera ante ellos, a medio camino entre el vergel del nacimiento del Rio Arnoh a su derecha y la pradera a su izquierda. Estaban a pocas millas del Pueblo de Idhun. Más al norte del sector se encontraba Sidur que ya había caído en manos del ejército enemigo. Tianna miraba a su alrededor y se sintió bastante segura. Tenía al mejor ejército del mundo, y había reunido a varios miles de soldados en una densa formación que podría detener el avance de cualquier enemigo, no importaba las nuevas unidades o estrategias que fueran a usar aquellas supuestas legiones que según ella se acercaban a sus fronteras. Además contaba con el apoyo de varios regimientos de caballería, que lucharían hombro con hombro para salvaguardar entre todos el bien común de las tierras Demacianas. Estaban preparados, eran muchos, más de cien mil, y compartían el mismo objetivo de defender aquel territorio costara lo que costara. Tianna avanzó al frente; seguía intrigada por el horizonte despejado. No se veía nada más que pradera verde y pasto, sólo se escuchaba el viento. De pronto comprendió lo que le inquietaba. No se oía a ningún pájaro, nada. Ordeno a los voladores de Dragarracos que surcaran los cielos e informaran del acercamiento de algún ejército. Y el sol a sus espaldas comenzaba a ascender, esa podía ser una ventaja para ellos. Sin embargo, aquel silencio resultaba muy misterioso. Fue entonces cuando una de las voladoras de Dragarracos descendió y empezó a dar sus informes:
--- Mi mariscal, es el ejército enemigo, se acercan, pero…--- Aquí la mujer se detuvo un tanto dubitativa.
A Tianna no le gusto ese silencio.
--- ¿Pero? ¿Qué ocurre? ¿Habla?
--- Es el ejército, no guarda semejanza con los noxianos, al parecer se trata de otro ejército, y vienen con unas extrañas criaturas, no sabría cómo describirlas. Yo…
Tianna Levanto la mano interrumpiendo a su exploradora.
--- Bien. Eso es todo. Ya averiguaremos de qué se trata todo esto.
--------
Retaguardia del ejército enemigo
El Rey Demoniaco Ancalaghon, es decir, el terror de los dioses y señor de señores, estaba subido en un carro adornado con rostros extraños y símbolos viejos y antiguos. El carro de guerra tenia ruedas que resplandecían al estar reforzadas con remaches de bronce y unas afiladas y largas puntas de plata que al ponerse en marcha cortaban el aire con sus afiladas aspas por ambos flancos. El vehículo estaba tirado por cuatro Nauglirs negros, fuertes, recubiertos con cotas de malla para protegerlos de las flechas y lanzas enemigas. Ancalaghon hacía que su carro avanzara despacio, al paso, siguiendo la estela del grueso de su ejército infinito. Habían sido muchos milenios los que se había mantenido inactivo, esperando a que Runnaterra se hiciera débil, como lo era ahora. Débil. Patético. Aun recordaba la vieja era y a su rival: Mordekaiser. ¿Qué habría sido del poderoso señor de la muerte? El renacido de Hierro, así le gustaba autoproclamarse. La última vez que lo había visto había sido en Sidón, en la campaña contra los Bactrianos, eso, hacia miles de años, y ahora que lo recordaba Mordekaiser le había hablado de una guerra civil en su amada Noxii, aunque parecía no preocuparse demasiado por aquello; era como si ya hubiera sabido de la inminente traición. En ese momento el Rey Demoniaco acertó muy bien que Mordekaiser ya sabía sobre la traición y había dejado que sucediera, quizá para ir a aquel lugar llamado Mithna Rachnu’un, un imperio que había creado en el Reino de la Muerte. Sonrió. Eso era interesante.
Ancalaghon aun repasaba en su mente a todos los rivales que se habían interpuesto en su camino hacia el control absoluto de la Runnaterra que le correspondía por derecho de herencia, como heredero único y legítimo de los Naugrim: primero en la primera Edad, es decir, en la época de las estrellas, tuvo que vérselas con Glaurum y con Arstaxactra de Koqru y luego con las revueltas los seguidores de Mordekiaser, dirigidas por sus generales más preeminentes: Molón y Sevhatar; también tuvo que sufrir y solucionar la defección de toda occidente, de la que aún quedaba pendiente el problema de Bactria y Kemrri, para este objetivo final había tenido que pactar con Mordekaiser, eso hacia miles de millones de años, pero en la actualidad aquellos imperios se habían extinguido, ya no quedaba ni el recuerdo de lo que habrían sido. Ahora aquella región era conocida como Shurima.
“Patético” Pensó.
Antes el occidente y el oriente eran regiones poderosas y no necesitaban de ascendidos o de bendiciones mágicas o axiomantes estúpidos para mostrar su fortaleza. Era increíble que los seres humanos de aquella región hubieran olvidado la fuerza que los movía por dentro. Un poder más allá de la magia. Bueno, mejor para él, quizá más adelante podría tomar aquella basta región y someterlo a su dominio como habían hecho en el pasado. Por ahora solo necesitaba un establecimiento y que mejor lugar que aquella zona entre el débil imperio Noxiano y el Demaciano. Esto si le divertía: el poderoso imperio de Noxii reducido a un imperio débil, gobernado por tres idiotas y por uno que se había dejado poseer por un demonio: Raum. No podían mostrar más debilidad, En sus tiempos habrían matado a cualquier mortal por dejarse poseer por un demonio. Dejarse poseer por una entidad demoniaca era indicativo de inseguridad, y más aún, de debilidad. Ya en su momento Mordekaiser pondría orden en aquella región. Aquello no era de su incumbencia.
Ancalaghon miró al cielo: un día despejado aunque había unas extrañas aves que volaban y surcaban los cielos. Aunque al descender en dirección al río y divisar la línea del ejército demaciano, el rey se percató de que el sol, en su lento ascenso hacia lo alto del cielo, les cegaría.
El comandante o general de aquel ejército se había situado con el sol naciente a sus espaldas. Eran hábiles aquellos demacianos, había que reconocerlo. A Ancalaghon no le gustaban los retrasos. Argilak, su primer general acababa de llegar desde la vanguardia del ejército para recibir órdenes y el rey se dirigió a él con instrucciones precisas.
--- Haz avanzar la falange de inmediato.
--- ¿Contra el sol, mi temido señor? ---preguntó Argilak, no con duda, sino sólo buscando una confirmación de la orden.
--- Contra el sol ---se reafirmó el rey---. Usa los nuevos escudos que hemos diseñado para contrarrestar el sol. Será la misma táctica de siempre, el yunque y el martillo, pero esta vez modificare las cosas un poco, solo un poco.
Argilak sonrió.
--- Así se hará, mi rey. ---Y montando en un Valaruma de fuego que un soldado le dispuso, partió al galope hacia las unidades de vanguardia.
Todo estaba en marcha y el ejército demaciano no lo sabía.
--- Mi señor.
Ancalaghon volvió a voltearse para ver con seriedad a su otro explorador.
--- ¿Sucede algo?
--- Hemos averiguado la identidad de la general del ejército demaciano.
--- ¿La?
El explorador aguardo unos segundos en responder.
--- Si mi señor, al parecer es mujer.
Ancalaghon sonrió.
--- Vaya, que interesante, es mujer. Esto lo pone más interesante. Pues hay que mostrarle a esa mujer que no se hace trabajos de hombre.
Informa a los conductores de bestias, los quiero listos para el momento.
--- Así se hará, mi temido señor.
----------------
Vanguardia del ejercito Demaciano. Centro de la formación de la Vanguardia Valerosa
Tianna vio emerger en el horizonte al temido ejército del que sus exploradores hablaban. Eran miles, veinte mil, treinta mil, quizá algo más, acertó con extrañeza de que no guardaban semejanza alguna con las armaduras de los Noxianos. Estos eran diferentes y su ejército era más ordenado, más complejo. En las alas se veía a dos cuerpos de caballería. Jinetes a caballo y jinetes montados en otros animales extraños parecidos a lagartos gigantes. No era frecuente ver cuerpos armados de jinetes sobre criaturas semejantes, pero aquello no la importunó demasiado. Ya estaban ahí. Eso era lo importante. La espera había terminado. Al menos, en lo referente a visualizar al enemigo.
Tianna miró al cielo. El sol se elevaba lentamente y aún seguía a sus espaldas. No atacarían hasta pasadas unas horas. No tenía sentido hacerlo con el sol de cara. Los nuevos invasores esperarían. Eso era extraño. ¿Por qué estaban esperando? ¿Si esperaban más estarían en desventaja. Aquello no tenía ningún maldito sentido. No tenía ningún maldito sentido.
La mariscal caminaba relajada frente a sus tropas. Las examinaba con minuciosidad. Los escudos estaban limpios y las espadas eran largas y eso podía cambiar el curso de cualquier combate, las empuñaduras preparadas por manos firmes y los escudos colocados en formación. Resistirían. Tianna se volvió hacia el enemigo. Estos habían dispuesto una formación similar, pero para su sorpresa habían colocado unas lanzas tremendamente largas y empezaban a colocarse en una extraña formación. La formación, si a aquello se podía llamar formación, se asemejaba a un muro de picas: Primero, los de la primera fila colocaron sus enormes lanzas en ristre, y los de la segundo en vertical, acto seguido uno de los jefes militares, un general rugió y las filas de piqueros avanzaron rugiendo y cantando, al tiempo que un cuerno de guerra anunciaba el avance de aquella extraña formación que poco a poco se acercaba hacia la infantería demaciana.
Entonces Tianna dio órdenes de avanzar y solo le quedo observar. Seguía avanzando. La formación enemiga se encontraban a unos tres mil pasos. Era una distancia prudente para detenerse, pero seguían avanzando, no dudaban, no vacilaban, avanzaban impertérritos, sin miedo, sin temor, al tiempo que el constante sonido de sus pasos hacia retemblar la tierra. Tianna se detuvo y apretó los labios. El enemigo proseguía con su avance, impertérrito. ¿No les molestaba el sol? No era lógico atacar así.
Dos mil quinientos pasos.
Las puntas de aquellas exageradas y largas lanzas brillaban bajo la intensa luz del día. Tianna carraspeó y escupió en el suelo una vez más. Al volver a alzar la mirada observó que el avance del ejército enemigo no se detenía.
A dos mil pasos y seguían.
Tianna se pasó el dorso de la mano por debajo de la nariz. Se dio la vuelta entonces hacia uno de sus oficiales.
--- ¡Mi espada! ---gritó, y el poderoso tono de su voz transmitió a sus hombres el mensaje. Todos tensaron los músculos-- -. ¡Preparados para el ataque---vociferó la mariscal, y su orden se repitió a lo largo de la interminable línea defensiva del ejército demaciano.
Mil cuatrocientos, mil trescientos, mil doscientos pasos y no se detenían.
Tianna observaba las enormes y exageradamente largas lanzas del enemigo y había algo que no le gustaba, pero no sabía bien qué era.
Mil pasos.
--- ¡Que se preparen los arqueros! ---ordenó Tianna---. ¡Una lluvia de flechas apaciguará su avance! Varios miles de arqueros ajustaron sus arcos tras la larga línea de la primera formación. Era probable que el enemigo hiciera lo propio.
--- ¡Demacianos , preparad vuestros escudos! ---aulló la mariscal. Los demacianos de su formación levantaron sus escudos para protegerse de una posible lluvia de flechas, mientras en el fondo de sus corazones esperaban que las flechas no fueran a embestirles.
Ochocientos pasos, setecientos, seiscientos.
Aún no estaban a tiro de los arqueros. Debía esperar más. Tianna no llegaba a ver las alas. Sus oficiales de caballería deberían de decidir qué hacer, al menos en el principio del combate. Tras la embestida inicial, una vez asegurada la posición, iría a una de las alas para comprobar que las caballerías cumplían su función frente a la caballería del enemigo. Mantener la formación era clave, pero las alas debían resistir también o todo podría venirse abajo.
Quinientos, cuatrocientos, trescientos pasos.
Tianna iba a ordenar que los arqueros dispararan, cuando de improviso la formación enemiga se detuvo en seco. El contraste entre el ruido de los miles de pisadas avanzando con el silencio que sobrevino al detenerse de golpe era sobrecogedor. Tianna admiraba la disciplina incluso en el enemigo. Era una bonita exhibición, pero todo eso daba igual. No estaban en un desfile, sino en una batalla. La mariscal alzó su brazo para dar la orden a los arqueros cuando de pronto la extraña formación enemiga, treinta mil soldados, alzaron sus escudos. El sol reflejó sobre la superficie de los mismos con tal fuerza que cegó a todos los demacianos.
--- ¡Ahora, disparad ahora! ---gritó Tianna, pero ya era tarde, demasiado tarde. Los arqueros disparaban sin ver, cegados por treinta mil escudos que actuaban como espejos del sol y que herían la vista de sus contrincantes.
--- Escudos de plata ---comentó en voz baja uno de los oficiales ---. Están usando escudos de Plata. La Mariscal hizo callar al oficial con una mirada fulminante y volvió a dar órdenes.
--- ¡Escudos en tierra¡ ¡Hay que resistir su carga y protegerse de las flechas enemigas! ¡Escudos en tierra! ¡Ni un paso atrás! ¡Resistid!
Tianna daba las órdenes que debían darse a pesar del dolor ocular de su Guardia Valerosa.
Aquellos escudos de plata enemigos estaban retrasando el avance de la formación y el ataque de los arqueros. No se podía ver bien contra el reflejo del sol en aquellos malditos escudos. Era por eso por lo que estaban confiados. Tianna creyó ver al enemigo a unos doscientos pasos, luego la luz del reflejo de uno de aquellos escuderos la cegó, se situó entonces justo detrás de la línea principal. Miró otra vez. Parecían estar muy cerca. Se escuchaba al enemigo gritando. De pronto llegó el impacto brutal. Muchos de los demacianos de primera línea fueron atravesados por los piqueros enemigos. Más de lo que era esperable. Demacianos de la segunda y tercera fila reemplazaron con rapidez a los caídos y al fin pareció contenerse la avalancha enemiga, pero habían caído muchos soldados de la Vanguardia Valerosa bajo su mando. No era lógico. Tianna se acercó a la línea de la formación. Los enemigos empujaban y sus hombres y mujeres hacían todo lo posible por mantener la línea, pero de cuando en cuando una de aquellas lanzas exageradamente largas asomaba entre sus hombres y atravesaba a un soldado en el hombro, en la garganta o el pecho; en el cielo también habían empezado algunos combates y los dragarracos caían como lluvia.
Tianna comprendió lo que no le había gustado de aquellas lanzas: eran más largas, de casi 30 codos, cuando sus hombres solo usaban espadas. Esos codos de más les daban ventaja a los enemigos y los malditos parecían estar bien entrenados para sacar partido de aquella circunstancia. Sus hombres, pese a todo, parecían contraponer a la insuficiencia de sus armas con un mayor coraje y entrega. La línea se mantenía. Habían perdido muchos más hombres, pero la formación se mantenía. La cuestión era por cuánto tiempo más. El enemigo ni siquiera había utilizado arqueros. ¿Tanta confianza tenían en sí mismos? Tianna miró hacia los extremos de su formación. ¿Y las alas?
--- ¡Mi caballo! ---pidió la mariscal, y una hermosa yegua blanca apareció de entre los arqueros---. ¡Mantened la posición a toda costa! ¡Ni un paso atrás! ---fue lo último que ordenó a sus oficiales, y partió hacia el extremo izquierdo de su ejército. Tenía que saber qué ocurría con la caballería.
---------------
Retaguardia del ejército enemigo.
--- Parece que resisten ---comentó el rey Ancalaghon a sus consejeros y a su joven hijo Keleborn reunidos a su alrededor para contemplar el transcurso del combate. Ephiartes, el consejero del rey, guardaba silencio.
--- Deberíamos haber mandado a los valaraukar de fuego, a las bestias por delante o transformarnos y acabar con esto de una vez, ---dijo Keleborn nervioso.
Su padre le miró con severidad.
--- Tienes la impaciencia propia de tu juventud, pero impropia de un futuro rey ---le respondió Ancalaghon sin inmutarse-; la prudencia es siempre mejor consejera. Siempre estamos a tiempo de usar las bestias o de transformarnos y, de momento, quiero ser más cauto. ---Su hijo sabía del plan de su padre de intentar tener más y más bestias hasta conseguir una fuerza colosal invencible en todo Runnaterra, y más aún, en todo el mundo conocido, así que bajó la mirada y calló.
--- Hay que ver qué ocurre con las unidades de catafractor, veo que los demacianos tienen algo parecido, pero ahora que los veo bien parecen juguetes de niño, parecen una patética imitación de nuestros catafractor, por ahora deberíamos usar a la caballería ligera- -añadió Toante algo más cauto. El rey asintió un par de veces mientras respondía a Toante.
--- Estoy de acuerdo. Hay que ver lo que ocurre con las nuevas unidades de catafractor, pronto tendremos que ponerlos en acción y usarlos para contrarrestar el ataque de la caballería demaciana; por ahora hay que usar a la caballería ligera. Hoy nos la veremos. Ahora escuchen, en esta batalla y en las siguientes no usaremos magia. Me se dé buena manera por mis espías que estos Demacianos usan armaduras que les permiten absorber la magia, una pena que no sepan usar esa magia en su armadura, y si, ---añadió--- llevas razón Toante, tienen unidades algo parecidas a nuestros catafractor, pero no guardan mucha semejanza, más bien parece que tienen a esas unidades de decoro. Habrá que ver como esta mariscal o general usa a su caballería.
Keleborn miró de reojo con rencor y furia contenida a Toante, este último le estaba quitando la atención de su padre, pero no dijo nada. Ephiartes, el veterano consejero de Ancalaghon, veía con prevención el rencor latente de Keleborn hacia Toante. No era inteligente por parte de Ancalaghon promover ese enfrentamiento entre primo e hijo. Un ejército con generales que se desconfiaban entre sí o que competían de forma desmesurada por satisfacer las ansias de victoria del rey podía conducir todos los planes a un desastre, pero se guardó sus pensamientos. El rey no estaba para disensos esa mañana.
---------
Ejército Demaciano. Ala izquierda de la Vanguardia Valerosa.
Tianna llegó junto a la caballería en el extremo izquierdo de su ejército. La lucha era ya encarnizada. Los jinetes Demacianos y los jinetes del invasor combatían en una confusa maraña contra lanzas y otros jinetes enemigos montados en lagartos gigantes derribaban a la caballería ligera. Los Dahas, es decir, los jinetes de lagarto eran una nueva unidad del ejército de Ancalaghon en donde dos guerreros montaban en una sola criatura, que al entrar en combate, uno de los dos desmontaba y desde tierra hería a las monturas enemigas. Por su parte, los jinetes de la caballería ligera se beneficiaban de la mayor envergadura de esos animales, de modo que podían atacar a los demacianos desde más arriba, haciendo que sus golpes de espada hacia abajo fueran más potentes, para lo cual se ayudaban de unas armas que empuñaban con destreza. Tianna azuzó a su yegua y se introdujo en medio de la contienda. Consiguió zafarse de uno de los guerreros que había desmontado y le clavó su espada entre los ojos. Luego se adentró hasta embestir con su caballo a uno de los Dahas. Una espada le rozó la sien. Tianna se revolvió y sesgó de un tajo poderoso la mano que blandía el guerrero. Ella, la gran mariscal del rey, no era una del montón. Era Tianna. Veterana desde niña, desde siempre. No se iba a dejar amedrentar por guerreros de aspecto horrido y por un puñado de jinetes más o menos bien adiestrados.
Los malditos necesitarían algo más si querían hacerles retroceder.
--- ¡Masacrad a estos malditos! ¡Mantened las posiciones!
La voz de la mariscal reverberó por encima del fragor de la batalla inyectando ánimos a los guerreros de su ejército.
-------------
Retaguardia del ejército enemigo
Argilak había sido llamado por el rey.
Ancalaghon quería saber de primera mano cómo iban las cosas en el frente de la falange hoplat.
--- Resisten, mi rey ---respondió Argilak sin añadir más. Respiraba entrecortadamente y tenía sangre enemiga salpicada por brazos y piernas.
El rey miró el líquido rojo con aprecio. Argilak no era un genio, pero era un servidor leal y eso ya era mucho en los tiempos que le había tocado vivir.
--- ¿Y en las alas? ---inquirió el rey.
--- Por lo que me han dicho mis oficiales, ni los dahas ni la caballería ligera han conseguido abrir brecha alguna en ninguno de los dos extremos. No perdemos ni mucho ni menos, pero estamos estancados ---concluyó Argilak, sacudiéndose polvo y sangre entremezclados. Esperaba órdenes. Keleborn volvió a mirar a su padre, pero sin decir nada.
El rey cruzó sus ojos con los de su hijo y tras un segundo de silencio asintió una vez mientras daba las nuevas instrucciones.
--- ¡La resistencia de esa mujer empieza a resultarme impertinente! ¡Que las unidades de catafractos reemplacen a las fuerzas de caballería de las alas! ¡Keleborn, tú dirigirás el ataque por nuestra ala derecha y Toante, tú por la izquierda! ---Y luego, bajando la voz, pero de modo aun claramente nítido para todos---: Quiero acabar con esto antes del mediodía. Tengo hambre. Hambre de carne humana. Quiero prisioneros, me los comeré más adelante.
---------
Ejército Demaciano. Ala izquierda de la Vanguardia Valerosa.
Tianna había recibido un corte en uno de sus hombros. No era profundo y su armadura había amortiguado el impacto, pero la habían herido. Su sangre se confundía con la de una decena de enemigos que había abatido con los mandobles de su espada. Estaba cansada, pero no derrotada. Sus jinetes, valerosos, fuertes y valientes habían mantenido la pugna y el ala izquierda no había cedido terreno. Y de pronto las buenas noticias llegaban de todas partes: El ejército Invasor retrocedía, y en el ala derecha llegaba una oficial que confirmaba lo mismo. Los invasores replegaban su caballería. Si la formación de la Vanguardia Valerosa no estuviera tan estancada en el centro podría ordenar un avance, pero quizá fuera su oportunidad para intentar deshacer las alas enemigas y atacar la extraña formación de sus rivales por los extremos.
--- ¡Reagrupaos! ¡Rehaced la formación! ---Tianna gritaba mientras sus pensamientos se atropellaban. Estaba considerando lanzar una carga de persecución contra el enemigo que se batía en retirada, cuando observó algo que le hizo dudar. Los jinetes de sus enemigos, es decir, su caballería ligera se dividían en dos mientras galopaban hacia sus posiciones de retaguardia dejando un amplio pasillo central por el que emergían nuevas unidades montadas, estos eran diferentes. Los nuevos jinetes parecían cabalgar sobre caballos más robustos, pero no galopaban sino que más bien avanzaban al trote al tiempo que sus conductores portaban unas lanzas negras como la oscuridad exterior y lo empuñaban en vertical sin colocarse en posición de combate. Sin embargo, a medida que se acercaban la mariscal pudo comprobar que los jinetes que montaban aquellos pesados animales estaban recubiertos de cotas de malla de metal por todo el cuerpo, con brazos, piernas, pecho, todo perfectamente protegido y, lo más sorprendente aún: las propias bestias estaban completamente recubiertas de mallas densas que debían pesar una enormidad, pero que los caballos acertaban a trasladar con un trote decidido y, aparentemente, irrefrenable. Tianna sabía lo que se les venía encima. En la biblioteca del palacio del rey habían historias y mitos sobre los temibles catafractor de un rey demoniaco cuyo nombre había sido olvidado. Según lo que había leído y lo que había acertado a comprender, era que aquellas unidades eran lentas en sus maniobras, pero que esa lentitud la compensaban con su robustez absoluta. Se trataba de caballos y jinetes completamente acorazados, prácticamente indestructibles. Tianna, como otros muchos, pensaba en aquéllas eran historias del pasado, anteriores a las guerras Runicas.
La mariscal vio desaparecer a la caballería ligera tras las pesadas unidades catafractas. El suelo empezó a temblar bajo las pezuñas de su propia montura y el estruendo monocorde del avance de los caballos blindados penetró en los oídos de los jinetes del ejército demaciano que como ella, se sentían extrañados de ver unidades extrañas y nuevas, que nunca habían visto en un campo de batalla. Tianna se pasó la sudorosa y ensangrentada mano derecha por la boca. Tenía sed, pero ahora no había tiempo.
--- ¡Manteneos firmes! ¡Los caballos en línea! -Dudaba. No sabía si ordenar una carga o recibir a aquella temible caballería blindada allí mismo, todos juntos, detenidos sobre la pradera del Arnoh. Sabía que la duda era el principio de la derrota---. ¡A la carga, a la cargaaaaaa!
Ambas caballerías, la ligera Demaciana y la blindada enemiga se encontraron en aquel inmisericorde campo de batalla, al tiempo que los jinetes enemigos, dos manos en sus respectivas lanzas se colocaban en posición de combate, rugiendo, para así, acabar con aquellos demacianos que se creían muy osados de meterse en su camino.
Y ahí estaba Tianna, Guardia Corona, la primera en impulsar su yegua contra las unidades blindadas de catafractos que se lanzaban contra ellos. En pocos metros, los jinetes demacianos consiguieron una velocidad de carga muy superior a la de los caballos acorazados de los jinetes enemigos. Aquello insufló un soplo de esperanza en el compungido corazón de Tianna, pero aun así, a pesar de todo eso, tenía un mal presentimiento.
Y entonces, ambas caballerías se encontraron y chocaron. Impactaron con una fuerza más allá de la natural, algunos soldados volaron por los aires, otros fueron despedidos y murieron con una lanza clavada en el pecho. El choque fue bestial. Los caballos de los unos y los otros se estrellaron de forma brutal, pero en lugar de crearse la típica maraña de caballerías enemigas, tras el primer impacto y la consecuente caída de los animales de primera línea, una vez que los demacianos habían perdido la fuerza de su carga, los catafractos del rey Ancalaghon retomaron su avance empujando al enemigo hacia atrás. Tianna lanzó una lanza contra uno de los jinetes enemigos, pero éste se cubrió con un escudo y la lanzase desvió de su trayectoria. Tianna veía a sus hombres intentando herir a guerreros y bestias enemigas con las espadas o las lanzas, pero la mayoría de los golpes se estrellaba una y otra vez contra las poderosas protecciones de metal de los catafractos. En ese preciso momento, los catafractos, lentos pero tenaces, respondían con sus propias lanzas y con certeros golpes de espada a los mandobles demacianos. Pronto Tianna vio como decenas de sus jinetes caían heridos entre horribles gritos de dolor para terminar siendo pisoteados por los caballos que, con el peso adicional del metal protector que transportaban sobre sí, parecían bestias titanicas que lo arrasaban todo a su paso. La mariscal intentó reagrupar a sus jinetes para establecer una línea defensiva del ala izquierda de su ejército, pero los catafractos, ajenos a las inútiles maniobras del ejército demaciano, continuaban su avance como fantasmas venidos de otro mundo, de otro tiempo, de otra era anterior a la Runnaterra conocida, como seres casi inmortales, fríos, sólo concentrados en su destino de destruir por completo al enemigo que, obstinado, intentaba sobrevivir a su imperturbable carga de hierro y sangre.
Tianna era una militar curtida, madura y decidida. En el campo de batalla, sabía lo que debía hacerse, cómo debía hacerlo y en qué momento. Ordenó la retirada. Aquel flanco estaba perdido. Perdido.
submitted by UrmahraR345 to LeagueOfLegendsLatino [link] [comments]


2020.04.08 05:46 anakarenrey87 Menos que nada

Quizas creas que soy fuerte, Pero no lo soy, nunca lo e sido, E sido de esas personas que en la vida, desde que nacen, les va mal, por que digo esto? Por que naci con estrabismo y con visión solo en un ojo, no tuve padre, sufri de violación a los 5 años, mi madre siempre se esforzo por sacarme adelante, al nacer mi hermana, pase a ser solo una carga en su vida, o al menos eso es lo que siempre sentí, asi crecí, viviendo siempre discriminación, en los bailables de la primaria, era la última a la que escogian, era la niña fea del salon, en segundo año de primaria un compañero quizo abusar de mi, encerrandose conmigo en el salón, en tercero de primaria, mi profesor me acosaba, me decia que nos fueramos juntos, que le gustaba, que me robaria, jamas se lo dije a nadie, pensaba que era mi culpa, asi lleguamos a la secundaria mi soledad y yo, siempre sentí, ser la que pertenecia a un grupo por lastima, en tercero, fui a unos xv años, de regreso con una amiga, unos tipos nos ofrecieron rai, mi amiga se subio al coche sin pensarlo, yo no habia tomado, pero ella si, yo en realidad no note que tan borracha estaba, nos invitaron a un disco que habria esa noche, fuimos a su casa a pedir permiso, ella me pidio que la ayudara para que la dejaran ir, yo accedí, yo pedí permiso, aunque se que se si me hubiera ido sin avisar no habria importado, nos llevaron a una ciudad a 20 min de donde vivia, con el pretexto de que se cambiarian de ropa, mi amiga siguio tomando, yo no, por que la cerveza a esa edad no me gustaba, mi amiga se puso muy mal en la casa de los uno de ellos, casi se desnudaba solita, tuve que meterla al baño para bajarle un poco la borrachera, no la deje sola, al final, solo esperamos a que se sintiera mejor para regresar y dejarla en su casa y que sus padres no la vieran borracha, a mi me dejaron en mi casa, a las 4am, llegue a mi casa, y mi mamá me dijo que la mamá de mi amiga habia ido a buscarnos, por que el evento al que segun iriamos termino a las 2am y los hermanos de ella asistieron, jamas nos vieron, los papás de ella la buscaron por todos lados, la mia ni se preocupo, a la mañana los papás de ella estaban en la puerta de mi casa acusandome de trata de blancas, que por que su hija habia sido violada, cosa que al menos en esa ocasión no paso, pues no la deje sola, hasta en el baño me meti con ella, en fin yo me presente voluntariamente al mp, de ahí no supe, si la señora llego aun arreglo, yo me acordaba de los nombres y los di, los localizaron, y de ahi no supe mas del asunto. Al pasar a la prepa, siempre con las condiciones precarias, iba hasta con los zapatos rotos, caminaba, en fin, por un amigo conoci al que es mi esposo, ambos de vidas dolorosas, y con carencias pense que era el ideal, hasta di gracias a dios por conocerlo, al mismo tiempo conoci a mi padre, estivo en mi vida un año, asi que no hablare de el, hoy después de 15 años juntos, no se si mi esposo no se da cuenta del poder que tiene de hacerme la mujer mas dichosa y la que puede sentirse peor que nada, se que me ama, y le agradezco el que me haya costeado una carrera, se de los sacrificios que hizo, el dia de mi graduación, fui a arreglarme el pelo y pase por mi mamá y mi hermana, el se habia ido al mercado a desayunar por que yo no me habia preocupado por el, me senti fatal, por qué pense que seria mi dia, llegie tarde a la graduación, no pase a recibír los papeles de la mano de los maestros, pero no dije nada pues el pago mis estudios, mi madre lloro, a lo cual li esposo creyo que le robaba el mérito de que yo me estuviera graduando, hoy me reprocha que escoji una carrera cara, y con poca oportunodad de trabajo, la arquitectura me apasiona, pero no e logrado obtener trabajo, ya que los salarios son muy bajos, por lo cual empece a vender Jeans, ropa etc con mis conocidas, me iba bien, de repente mucha gente comenzo a vender y pues ya no se vendia, creo que mi esposo penso que al salir de la carrera yo tendria un mega salario, y no fue así, desde hace unos meses, le pesa el que yo no aporte ingresos a la casa, lo cual hace que me sienta triste, inútil, una carga, aunque se que soy todo eso, trato de sacar fuerzas no se de donde para no derrumbarme, yo pago mis deudas, no le pido para eso, este 14 de febrero pasado, le habia pedido un reloj smartwatch con correa de petatillo, pense que le encantaría, me costo $500 pesos ya con el envío, grave error, hoy 7 de abril, cada que puede me reprocha el que no le haya dado un regalo "pichurriento" tan barato, por que soy una egoísta, el me compro una falda que yo queria de $700 misma falda que ni siquiera quiero ponerme, por que hoy su valor aumentó, pues tenerla a significado humillación, por no tener $ para un regalo del mismo valor, mañana es mi cumpleaños, hace un rato me volvio a decir que a el no le "duele" gastar en mi, contrató una taquiza, para que ninguno de los dos nos preocupemos por atender a los invitados, gasto en refrescos, desechables, etc, yo solo pienso en como le gare para conseguir dinero y poder festejarle igual que el lo hace conmigo, es la celebración mas cara de mi puta vida, ni siquiera queria celebrar, mis amigas insistieron en que hiciera algo, como cumplir años y no celebrar, no tienen idea de lo que hay detras, hoy solo quiero que sea mañana, el dia 9 salir al mercado con la esperanza de que me toque alguien contagiado de covid-19 y morir de ello, sola en el hospital, y ser tirada en una fosa común, para no ser una carga para nadie más, si, soy una cobarde, lo soy, por que no e tenido el suficiente valor para suicidarme, en mis oraciones le pido perdón a Dios por querer terminar con mo vida, una vida sin sentido y que se que si falto, no le hare falta a nadie, no tengo hijos que dependan de mi, mi esposo podria buscar otra pareja y mi madre, tiene a mi hermana, su niña, como la llama, quizás mi hermana sea la unica que me extrañe, de ahí no soy indispensable, siempre crei que al mundo, venimos cada quien con una misión, yo nunca e tenido idea de cual sea, le pido a Dios que me lleve a su lado, que los dias que tiene destinados para mi se los de a alguien que si quiera y tenga por que vivir, a una madre soltera que trabaja para sacar adelante a sus hijos, a una madre que tema dejar huérfanos a sus hijos pequeños, lo que el decida, pero que me lleve a su lado, no se cuanto mas pueda soportar, hoy siento que no valgo nada, por que no tengo un trabajo estable, por que no tengo dinero para comprarle las mismas cosas que el me da, no se por que, a estas altura, accedi a festejar mi cumpleaños, cuando en el fondo sabia que me costaria caro, siento que haga lo que haga, no tengo permitido sentirme y ser menos que la nada.
submitted by anakarenrey87 to suicideconspiracy [link] [comments]


2020.04.08 05:32 alforo_ Critóbal Colón, el genocida sin escrúpulos

Desde los tiempos inmemoriales de la escuela nacional católica del franquismo, se nos enseñó que Colón era nuestro héroe histórico, que había descubierto el «nuevo» continente y llevado la civilización a los «indios» que lo habitaban. Con el transcurso del tiempo descubrimos que Colón no era ni siquiera español, ni había descubierto un nuevo continente, y que lo que había en aquel continente no eran «indios» sino aborígenes americanos. En este didáctico trabajo del historiador estadounidense a Howard Zinn nos descubre el rostro macabro de un Colón del que nunca nos habían hablado en la escuela.

CRISTÓBAL COLÓN, EL GENOCIDA SIN ESCRÚPULOS
«Los hombres y las mujeres arawak, desnudos, morenos y presos de la perplejidad, emergieron de sus poblados hacia las playas de la isla y se adentraron en las aguas para ver más de cerca el extraño barco.
Cuando Colón y sus marineros desembarcaron portando espadas y hablando de forma rara, los nativos arawak corrieron a darles la bienvenida, a llevarles alimentos, agua y obsequios.
«Nos trajeron loros y bolas de algodón, – escribió Colón en su diario – langas y muchas otras cosas más que cambiaron por cuentas cascabeles de halcón. No tuvieron ningún inconveniente en darnos todo lo que poseían… Eran de fuerte constitución, con cuerpos bien hechos» hermosos rasgos… Al enseñarles una espada, la cogieron por la hoja y se cortaron al no saber lo que era. Con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos, con ellos haríamos lo que quisiéramos».
Estos arawaks de las Islas Antillas se parecían mucho a los indígenas del continente, que eran extraordinarios – así los calificarían repetidamente los observadores europeos- por su hospitalidad, su entrega a la hora de compartir. Estos rasgos no estaban precisamente en auge en la Europa renacentista, dominada por la religión de los Papas, el gobierno de los reyes y la obsesión por el dinero que caracterizaba la civilización occidental y su primer emisario a las Américas, Cristóbal Colón.
ENFEBRECIDO POR EL ORO
La cuestión que más acuciaba a Colón era: ¿dónde está el oro? Había convencido a los reyes de España a que financiaran su expedición a esas tierras. Esperaba que al otro lado del Atlántico -en las «Indias» y en Asia – habría riquezas, oro y especias. Como otros ilustrados contemporáneos suyos, sabía que el mundo era esférico y que podía navegar hacia el oeste para llegar al Extremo Oriente.
España acababa de unificarse formando uno de los nuevos Estado-nación modernos, como Francia, Inglaterra y Portugal. Su población, mayormente compuesta por campesinos, trabajaba para la nobleza, que representaba el 2% de la población, siendo éstos los propietarios del 95% de la tierra.
España se había comprometido con la Iglesia Católica, había expulsado a todos los judíos y ahuyentado a los musulmanes. Como otros estados del mundo moderno, España buscaba oro, material que se estaba convirtiendo en la nueva medida de la riqueza, con más utilidad que la tierra porque todo lo podía comprar.
Había oro en Asia, o así se pensaba, y ciertamente había seda y especias, porque hacía unos siglos, Marco Polo y otros habían traído cosas maravillosas de sus expediciones por tierra. Al haber conquistado los turcos Constantinopla y el Mediterráneo oriental, y al estar las rutas terrestres a Asia en su poder, hacía falta una ruta marítima. España decidió jugar la carta de una larga expedición a través de un océano desconocido. El objetivo era claro: obtener esclavos y oro.
EL NEGOCIO DEL «DESCUBRIMIENTO»
A cambio de la aportación de oro y especias, a Colón le prometieron el 10% de los beneficios, el puesto de gobernador de las tierras descubiertas, además de la fama que conllevaría su nuevo título: Almirante del Mar Océano. Era comerciante de la ciudad italiana de Génova, tejedor eventual -hijo de un tejedor muy habilidoso-, y navegante experto.
Embarcó con tres carabelas, la más grande de las cuales era la Santa María, velero de unos treinta metros de largo, con una tripulación de treinta y nueve personas. Colón nunca hubiera llegado a Asia, que distaba miles de kilómetros más de lo que él había calculado, imaginándose un mundo más pequeño. Al cubrir la cuarta parte de esa distancia dio con una tierra desconocida que no figuraba en mapa alguno y que estaba entre Europa y Asia: las Américas.
Esto ocurrió a principios de octubre de 1492, treinta y tres días después de que él y su tripulación hubieran zarpado de las Islas Canarias, en la costa atlántica de África. De repente vieron ramas flotando en el agua, pájaros volando. Entonces, el día 12 de octubre, un marinero llamado Rodrigo vio la luna de la madrugada brillando en unas arenas blancas y dio la señal de alarma. Eran las islas Antillas, en el Caribe. Se suponía que el primer hombre que viera tierra tenía que obtener una pensión vitalicia de 10.000 maravedíes, pero Rodrigo nunca la recibió. Colón dijo que él había visto una luz la noche anterior y fue él quien recibió la recompensa.
Cuando se acercaron a tierra, los indios arawak les dieron la bienvenida nadando hacia los buques para recibirles. Los arawak vivían en pequeños pueblos comunales, y tenían una agricultura basada en el maíz, las batatas y la yuca. Sabían tejer e hilar, pero no tenían ni caballos ni animales de labranza. No tenían hierro, pero llevaban diminutos ornamentos de oro en las orejas. Este hecho iba a traer dramáticas consecuencias: Colón apresó a varios de ellos y les hizo embarcar, insistiendo en que le guiaran hasta el origen del oro. Luego navegó a la que hoy conocemos como isla de Cuba, y luego a la Hispaniola -la isla que hoy se compone de Haití y la República Dominicana-. Allí, los destellos de oro visibles en los ríos y la máscara de oro que un jefe indígena local ofreció a Colón provocaron visiones delirantes de oro sin fin.
LA PRIMERA BASE MILITAR EUROPEA EN AMÉRICA
En Hispaniola, Colón construyó un fuerte con la madera de la Santa María, que había embarrancado. Fue la primera base militar europea en el hemisferio occidental. Lo llamó Navidad, y allí dejó a treinta y nueve miembros de su tripulación con instrucciones de encontrar y almacenar oro. Apresó a más indígenas y los embarcó en las dos naves que le quedaban. En un lugar de la isla se enzarzó en una lucha con unos indígenas que se negaron a suministrarles la cantidad de arcos y flechas que él y sus hombres deseaban. Dos fueron atravesados con las espadas y murieron desangrados. Entonces la Niña y la Pinta embarcaron rumbo a las Azores y a España. Cuando el tiempo enfrió, algunos de los prisioneros indígenas murieron.
El informe de Colón a la Corte de Madrid era extravagante. Insistió en el hecho de que había llegado a Asia –se refería a Cuba– y a una isla de la costa china (Hispaniola).
«Hispaniola es un milagro. Montañas y colinas, llanuras y pasturas, son tan fértiles como hermosas… los puertos naturales son increíblemente buenos y hay muchos ríos anchos, la mayoría de los cuales contienen oro… Hay muchas especias, y nueve grandes minas de otros metales…»
Los indígenas, según el informe de Colón:
«son tan ingenuos, generosos con sus posesiones que nadie que no les hubiera visto se lo creería».
Concluyó su informe con una petición de ayuda a Sus Majestades, y ofreció que, a cambio, en su siguiente viaje, les traería «cuanto oro necesitasen… y cuantos esclavos pidiesen«. Se prodigó en expresiones de tipo religioso:
«Es así que el Dios eterno, Nuestro Señor, da victoria a los que siguen Su camino frente a lo que aparenta ser imposible».
FRACASO DE LA RESISTENCIA
Los arawaks intentaron reunir un ejército de resistencia, pero se enfrentaban a españoles que tenían armadura, mosquetes, espadas y caballos. Cuando los españoles hacían prisioneros, los ahorcaban o los quemaban en la hoguera. Entre los arawaks empezaron los suicidios en masa con veneno de yuca. Mataban a los niños para que no cayeran en manos de los españoles. En dos años la mitad de los 250.000 indígenas de Haití habían muerto por asesinato, mutilación o suicidio.
TESTIMONIO DEL GENOCIDIO
La principal fuente de información sobre lo que pasó en las islas después de la llegada de Colón -y para muchos temas, la única- es Bartolomé de las Casas. De sacerdote joven había participado en la conquista de Cuba. Durante un tiempo fue el propietario de una hacienda donde trabajaban esclavos indígenas, pero la abandonó y se convirtió en un vehemente crítico de la crueldad española. Las Casas transcribió el diario de Colón y, a los cincuenta años, empezó a escribir una Historia de las Indias en varios volúmenes.
Las Casas habla del tratamiento de los indígenas a manos de los españoles:
«Testimonios interminables… dan fe del temperamento benigno y pacífico de los nativos… Pero fue nuestra labor la de exasperar, asolar, matar, mutilar y destrozar; ¿a quién puede extrañar, pues si de vez en cuando intentaban matar a alguno de los nuestros?… El almirante, es verdad, fue tan ciego como los que le vinieron detrás, y tenía tantas ansias de complacer al Rey que cometió crímenes irreparables contra los indígenas…»
EPÍLOGO
El hecho de enfatizar el heroísmo de Colón y sus sucesores como navegantes y descubridores y de quitar énfasis al genocidio que provocaron no es una necesidad técnica sino una elección ideológica. Sirve -se quiera o no- para justificar lo que pasó.
Lo que quiero resaltar aquí no es el hecho de que debamos acusar, juzgar y condenar a Colón in absentia, al contar la historia. Ya pasó el tiempo de hacerlo; sería un inútil ejercicio académico de moralística. Quiero hacer hincapié en que todavía nos acompaña la costumbre de aceptar las atrocidades como el precio deplorable pero necesario que hay que pagar por el progreso.
El tratamiento de los héroes (Colón) y sus víctimas (los arawaks), -la sumisa aceptación de la conquista y el asesinato en el nombre del progreso-. es sólo un aspecto de una postura ante la historia que explica el pasado desde el punto de vista de los gobernadores, los conquistadores, los diplomáticos y los líderes. Es como si ellos -por ejemplo, Colón– merecieran la aceptación universal; como si ellos, – los Padres Fundadores, Jackson, Lincoln, Wilson, Roosevelt, Kennedy, los principales miembros del Congreso, los famosos jueces del Tribunal Supremo-, representaran a toda la nación.
No debemos aceptar la memoria de los estados como cosa propia. Las naciones no son comunidades y nunca lo fueron. La historia de cualquier país, si se presenta como si fuera la de una familia, disimula terribles conflictos de intereses (algo explosivo, casi siempre reprimido) entre conquistadores y conquistados, amos y esclavos, capitalistas y trabajadores, dominadores y dominados por razones de raza y sexo.
Prefiero explicar la historia del descubrimiento de América desde el punto de vista de los arawaks; la de la Constitución, desde la posición de los esclavos; la de Andrew Jackson, tal como lo verían los cherokees; la de la Guerra Civil, tal como la vieron los irlandeses de Nueva York; la de la Guerra de México, desde el punto de vista de los desertores del ejército de Scott; la de la eclosión del industrialismo, tal como lo vieron las jóvenes obreras de las fábricas textiles de Lowell; la de la Guerra Hispano-Estadounidense vista por los cubanos; la de la conquista de las Filipinas tal como la verían los soldados negros de Luzón; la de la Edad de Oro, tal como la vieron los agricultores sureños; la de la 1 Guerra Mundial, desde el punto de vista de los socialistas, y la de la Segunda vista por los pacifistas; la del New Deal de Roosevelt, tal como la vieron los negros de Harlem; la del Imperio Americano de posguerra, desde el punto de vista de los peones de Latinoamérica. Y así sucesivamente, dentro de los límites que se le imponen a una sola persona, por mucho que él o ella se esfuercen en «ver» la historia desde otros puntos de vista.
Howard Zinn, autor del texto que reproducimos, es un célebre historiador estadounidense, que ha publicado más de 20 libros sobre esa materia. Nacido en Brooklyn, en 1922, falleció en California en el año 2010, a los 87 años.
Desde la década de 1960, Zinn fue un auténtico referente en su país en la lucha por los derechos civiles y el movimiento antibélico . Entre sus libros más conocidos en el exterior, se encuentra «A People’s History of the United States», editada en castellano bajo el título de «La otra historia de los Estados Unidos».
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2020.03.20 20:01 Pubfamily Perfumes florales los perfumes de mujer más populares

Los perfumes florales son fragancias que están dominadas por uno o varios tipos de notas florales. Estos tipos de perfume son predominantemente femeninos y están hechos para mujeres, aunque muchos de ellos también se pueden clasificar como unisex. Las fragancias florales se pueden dividir en muchos grupos más pequeños, como florales individuales, florales, florales embriagadores, bouquet floral, florales afrutados, florales suaves, florales aldehídicos, florales verdes y florales leñosos. Dependiendo de las notas aromáticas distintivas que acompañan al perfume.
La categoría de fragancias florales es uno de los perfumes más antiguos creados por la mayoría de las perfumerías más antiguas y prestigiosas. En épocas pasadas, especialmente durante el período de regencia, los perfumes florales eran la tendencia del día y se usaban para hacer declaraciones de estado entre los muy ricos. Tanto hombres como mujeres se empaparon regularmente en perfumes florales elaborados con aceites intensamente aromáticos. La rosa, el jazmín, el azahar, el clavel, el frangipani, el loto, la champaka, la tuberosa y otros aceites de flores naturales caros fueron los ingredientes de perfume más comunes utilizados en las mezclas del día.
Los perfumes florales siguen siendo el grupo de fragancias más populares hasta el día de hoy, son numerosos y extensos en sus aromas y características, que atraen a las personas de todas las generaciones. La industria de los perfumes crean anualmente una gran cantidad de perfumes florales para satisfacer esta demanda. La disponibilidad de una variedad tan increíble de perfumes dentro de la familia floral es realmente fascinante.Desde fragancias vibrantes y embriagadoramente complejas como Beautiful and Pleasures de Estee Lauder, hasta florales individuales que solo contienen la nota de fragancia de una sola flor como Stella by Stella McCartney, un hermoso aroma de rosa.
En los primeros días de la perfumería, las casas de perfumes francesas eran famosas por hacer perfumes en el estilo tradicional utilizando los ingredientes básicos de la industria de ingredientes de perfumes naturales como aceites esenciales y compuestos botánicos, a veces acentuados con otros ingredientes como almizcle y ámbar gris derivados de productos de origen animal.
Sin embargo, en los tiempos modernos y en los últimos años, los perfumistas se han alejado del estilo clásico de fabricación de perfumes. Con fácil acceso a miles de materias primas aromáticas, los fabricantes de perfumes modernos ya no están bajo las restricciones que se les imponían a sus predecesores de épocas anteriores al tener ingredientes aromáticos limitados para trabajar.
El proceso de composición de perfumes es ahora mucho más emocionante y la combinación de creatividad, suministros de perfume de calidad y avance tecnológico realmente han cambiado las cosas, haciendo que la creación de hermosos perfumes sea bastante común. Los fabricantes de perfumes ahora componen constantemente grandes aromas florales con notas de perfume que no existen en la naturaleza. La tecnología y los productos químicos de aromas se utilizan ampliamente para producir notas florales frescas y afrutadas que son más dulces y más vibrantes que las utilizadas en los perfumes florales clásicos.
En estos días, no es raro encontrar perfumes florales vibrantes que contienen notas de campanillas, frambuesas, ozono, melón, manzanas y otras notas similares que se usan para agregar sustancia y carácter a una mezcla. Azul claro para mujer de Dolce and Gabbana e Island Kiss de Escada son ejemplos populares de tales mezclas.
Sin embargo, aunque los perfumes florales modernos son, con mucho, los perfumes más populares que se venden en la actualidad, los perfumes florales embriagadores tradicionales más viejos elaborados con notas florales ricas y pesadas todavía dominan una buena parte del mercado. Al igual que los perfumes florales suaves de antaño que se hacen con notas aireadas de lirio de los valles, gardenia, fresias, aldehídos y otras flores blancas. Ellos también continúan defendiéndose y conservan sus dedicados seguidores.
submitted by Pubfamily to Perfumes [link] [comments]


2020.01.18 02:37 EmiNemi8575 Creepypastas :O

~~ADVERTENCIA TEXTO SUPER LARGO~~~~ top 10 creepypastas ESPECIAL 100+LIKES --ovolo77
  1. Capitulo perdido del Chavo del 8
"¿Alguien aquí vió el episodio de el chavo del ocho donde el chavo se hacia el muerto por que fingía que era atropellado y todos se ponian tristes? ¿Recuerdan que después de ese episodio comenzaron a pasar puros episodios repetidos?
Bueno, resulta que despues de la salida del dvd con los episodios se hizo pasar por un error el hecho de que ese episodio era el 143, pero el episodio anterior es marcado como el 141; sin embargo la fecha entre la que se filmaron esos episodios fue cuando los productores y los actores se dieron un " descanso " de 4 meses, y los programas transmitian episodios repetidos.
El episodio perdido, el 142 del chavo del ocho fue un supuesto error de conteo, decían los antiguos productores en Televisa, pero lo que sucedio realmente es que se filmó un episodio alterno al de la muerte del chavo del ocho, donde la consecuencia de las travesuras del chavo resultaban en que terminaba atropellado de verdad.
Era un episodio extraño, comenzaba con la cancion popular del inicio pero el audio estaba algo desfasado, unos 5 segundos y dejaba un silencio extraño como estatico durante los 5 segundo restantes despues de que terminaba la cancion. El episodio comenzaba normal con una vista normal sobre la vecindad, pero ningun personaje entraba en escena, sin embargo la camara cambiaba su enfoque hacia las puertas como si un personaje fuera a salir, pero no salia. El proceso se repetia con todas las camaras, extrañamente se escuchan murmullos siempre que se acerca la cámara a la casa de Don Ramón, pero no se entienden.
De pronto se escucha el sonido de pasos apresurados y entra el Chavo del ocho en escena, pero no parece haber enfoque en él. Las puertas siguen siendo enfocadas sin parar y el Chavo solamente parece estar haciendo algo cerca del lavadero y el barril, las risas grabadas comienzan a sonar sin razón cuando el Chavo sale por el lado izquierdo hacia el portón. Justamente cuando sale de escena entra Kiko desde su casa y la Chilindrina desde la suya, ambos con un aspecto incómodo en sus rostros, como si no quisieran estar ahí realmente. Kiko pregunta dónde esta el chavo pero no hace ningun ademan ni voz graciosa, la Chilindrina en su papel le contesta que se fue con una salsa de tomate. En esta parte la Chilindrina está terminando la frase "con salsa de tomate hacia la calle" pero antes de decir hacia, se escucha un estruendo horrible, con un volumen mucho mas alto que el de los demas sonidos en el programa, no parece estar nivelado ni parecerse a algo normal o planeado. Inmediatamente después del sonido los dos actores se quedan perplejos como si no fuera parte del acto, aqui corta sin fade out.
Solamente pantalla negra, como un corte comercial pero sin arreglos. Después regresa la escena donde todos estan llorando por el chavo, parece la escena del capitulo que si se transmitió, pero el sonido esta de nuevo desfasado y se escuchan mas sollozos que en el del otro episodio, como si hubiera mas gente llorando alrededor, aparte de los actores. La escena de nuevo cambia sin aviso y estan todos en un escenario nuevo, esto es lo mas notable del capitulo, el hecho de que usaban siempre los mismos escenarios era común, pero parece ser que crearon uno especificamente para este episodio. Una pared negra simulando oscuridad de fondo, y solo se encuentran 4 personajes con los mismos rostros de preocupacion y incomodidad: Don Ramón, Kiko, Doña Florinda y el profesor Jirafales. El rostro de Doña Florinda parece que va a romper en lagrimas, y esto se nota mejor cuando la camara le hace un close up exactamente a ella, pasan 5 minutos en este close up.
Este close up es exagerdamanete largo y ella sólo mira a la cámara con miedo y aguantando las lagrimas. Los demas personajes están mirando hacia un objeto al parecer fuera de cámara. Kiko y la Chilindrina dicen la misma linea "Chavito" pero Kiko lo dice con una voz quebrada como si estubiera muy triste y ya no pudiera actuar más. La cámara cambia instantáneamente al cuerpo del Chavo del ocho, pero realmente lo extraño es que este personaje no es su intepretador original, Roberto Gomez Bolaño. El cuerpo esta completamente dañado, los brazos torcidos y la piel palida; el rostro es muy diferente pero no se distingue por que lo tapa su propio gorro, como si se tratara de un verdadero cadáver. Las piernas aparentemente rotas, y sangre brotando de su costado y cabeza. El tema del chavo del ocho comienza a tocar después de unos 2 minutos de una cámara fija hacia el cuerpo en completo silencio, consecuentemente, el episodio termina de esta forma.
Al parecer este episodio fue una experimentacion de Gomez Bolaños, y provocó que los actores trataran de dejar el programa, pero regrabaron el capitulo y solo dejaron una escena, lo extraño es que los convenció de alguna forma de volver y despues de 4 meses estaban grabando de nuevo.
El final de este episodio no quedó abierto a publico por obvias razones, y quedó borrado. Parecia que Bolaños queria realmente transmitirlo, lo consideró una obra maestra entre los mejores episodios de ese programa. Lo extraño es a quién pertenecia ese cadáver que mostraba el episodio. Y de dónde salio, sus rasgos lo denotan como un individuo de estatura promedio y la ropa del chavo le quedaba un poco mas grande, de lo cual su abdómen descubierto hacia notar unas marcas extrañas, las cuales parecían ser como agujeros hechos por una puñalada, pero limpios hasta el minimo detalle. El actor que se prestó a este episodio nunca se vé más ni antes ni después en la serie u otra. Nisiquiera parecia haber sido un actor, o una persona viva realmente. La duda queda en, si fué un cadaver tomado de algun lado, o fué un cadaver "hecho" para ese episodio.
El cambio que queria aplicar Bolaños a su programa se manifiesta en este episodio, pero al parecer a sus compañeros de trabajo no les gusto mucho, y de alguna forma le tomo sólo 4 meses a volver a la normalidad Se reporta que meses antes del descanso de 4 meses, Bolaños argumentaba que su programa estaba cayendo en la monotonía y quería hacer algo distinto que jamás hubiera sido visto en tv."
Top 10-Creepypastas
  1. Angel guardián
Crees en los ángeles? si... estos seres alados que vienen del cielo... emm, en fin, ¿crees en los ángeles guardianes?. Has oido hablar de ellos, ¿cierto? dicen que todos tenemos uno, siempre está a nuestro cuidado en los peores casos.... de verdad crees que es así? jajaja no, no lo son, no son ángeles, ni siquiera son buenos ¿sabes?. Pero valla que siempre están, siempre, tu no los verás, no porque sean invisibles, ellos... simplemente saben que los ignoraras, porque al final, tu no quieres verlos, ¿cierto?. No, no quieres, no te gustaría.
Ahora estás en tu PC leyendo esto, mentras el está detras tuyo, observandote, cuidando su fuente de alimento, con sus ojos rojos... valla odiosos que son. Ja! pero allí están, si, cuando tu no te das cuenta, cada vez que vas a dormir y miras hacia el techo de tu habitación, no dejes de mirar hacia allí, quizá está al lado tuyo. O cuando duermes, ¿a que no te imaginas? te ve de frente, de hecho, eso le gusta. Cuando estás en la ducha y el jabón entra escurridizamente a tus ojos, está al frente tuyo. Que tal cuando entras a una habitación oscura, tus ojos aún no pueden ver nada, el está frente tuyo, pero tu no quieres que sea así, el lo sabe, así que no importa. A el no le gusta que sepas que existe ¿sabes?. Quizá tu crees que no le conoces, pero si que sabes quien fué, tu claramente te acuerdas de eso cuando vivía.
pulseras
8.Suicide Mouse
Bien, escuche que existe una caricatura que no fue distribuida nunca, ni siquiera para los fans mas apasionados de Mickey Mouse. De acuerdo a la mayoría de las fuentes, esta caricatura no tiene nada de especial. Simplemente es un loop continuo de Mickey, caminando a través de 6 edificios, por unos 2 o 3 minutos antes de obscurecerse y terminar con la animación (mas o menos como en los Picapiedra). A diferencia de las musiquitas alegres de siempre, la canción de esta caricatura, no era una canción para nada. Simplemente era como si golpearan el piano por minuto y medio antes de que se convirtiera en ruido blanco, nieve, por el resto del film. Y este, no era el alegre y viejo Mickey que amamos tampoco, Mickey no estaba bailando, ni siquiera sonriendo. Simplemente caminando, como si tú o yo estuviéramos caminando, con una expresión facial, muy… normal. Pero por alguna razón, su cara estaba girada hacia la izquierda, como teniendo una mirada sombría.
Hasta hace uno o, dos años todos creían que después de que se obscurecía la escena, terminaba la caricatura. Pero cuando Leonard Maltin la estaba revisando, para ponerla como un bonus en el DVD, Leonard decidió que esto era simplemente basura, como para ponerla en el DVD. Sin embargo, quería tener una copia digital por el simple hecho de ser una obra de Walt. Cuando digitalizo la caricatura en su computadora, se dio cuenta de algo; La caricatura duraba de hecho, 9 minutos y 4 segundos. Esto es lo que me dijo mi fuente (El es un asistente personal del mismísimo Sr. Martin).
Después de desvanecerse en negro, se queda así hasta el minuto seis. Despues, regresa a Mickey caminando. El sonido era diferente esta vez. Era como un murmullo. No era una lengua, sino mas bien como un grito gutural. Mientras el ruido se hace mas indistinguible y fuerte en el siguiente minuto, la imagen se empieza a descomponer. La banqueta empieza a ir en direcciones que parecen imposibles basándonos en el caminado de Mickey. La sombría cara del ratón, lentamente se convierte en una sombría sonrisa. En el minuto siete, los murmullos se convierten en un gritos escalofriantes (de esos que te duelen solo al escucharlos), y la imagen se pone mas obscura. Con colores que no eran posibles en esa época. La cara de Mickey, entonces, comenzaba a derrumbarse. Sus ojos rodaban hacia el fondo de su barbilla, como dos canicas, y su extraña sonrisa apuntaba hacia arriba, al lado izquierdo de su cara. Los edificios se convertían en escombros flotando en el aire, y la acera seguía en direcciones imposibles, navegando en direcciones extrañas.
El Sr. Martin quedo perturbado con esto, y dejo la habitación, enviando a un empleado para que terminara de ver el video y tomara notas de todo lo que pasaba , hasta el último segundo, y para que después, guardara el disco de la caricatura en la caja fuerte.
Resulta que al final del video, después de un grito gutural, el filme termina de manera abrupta con la cara de Mickey en los créditos, con lo que sonaba como una caja musical rota tocando en el fondo. Esto pasa por mas o menos, unos 30 segundos, y sea lo que sea que pase en ese tiempo, nadie ha podido darme ni un poco de información.
Un guardia de seguridad que trabajaba conmigo, me dijo que él estaba haciendo sus rondines esa noche fuera de la habitación. Me dijo que vio al empleado salió temblando del cuarto diciendo “El sufrimiento real no se ha conocido” siete veces antes de que le quitara el arma del guardia, y cometiera suicido.
Lo único que le pude sacar a Leonard Martin fue una frase de los últimos cuadros, una frase en Ruso que decía “Las vistas del infierno trae a su audiencia de regreso”.
lamida
  1. Suicide girl
Dale una mirada a la imagen ,recientemente descubrí esta imagen y su historia en una publicación coreana. La historia es esta, en Japón poco antes de que una adolescente cometiera suicido, dibujo esta imagen, la escaneo y la publico en línea. En Corea esta historia se desato y se esparció como un incendio.
Hay muchos mensajes recorriendo undefined en foros coreanos que dicen que el espectador se ve inmerso en los ojos azules de la chica, dicen que se puede detectar una pista de odio y tristeza dentro de sus ojos. Tal vez la chica murió con mucha tristeza y enojo que su espíritu embrujo la imagen, o tal vez la imagen provoca tristeza, similar a la canción "Gloomy Sunday" (canción escrita por el pianista y compositor autodidacta húngaro Rezső Seress en 1933 que según la leyenda urbana provoco un gran número de suicidios).
El elemento raro es este, dicen que es difícil para una persona mantener fija la mirada en los ojos de la chica por más de 5 minutos, hay reportes que algunas personas han tomado sus propias vidas después de hacer esto. La gente dice que la pintura cambia, conforme la ves parece como que una sonrisa burlona aparece en los labios de la chica o que un anillo oscuro crece alrededor de la chica o de sus ojos.
Algo es seguro, la imagen ha despertado uno curiosidad en mi que debo de saber, siento una presencia cuando miro la imagen, si es malvada o no, no puedo juzgarlo. Me gustaría saber que es lo que la comunidad global en línea siente y tal vez incluso algunos expertos en arte pudiesen responder por qué los ojos de está imagen pueden atraer al espectador tan profundamente.
angel guardian
  1. Bli*ndmaiden.com
Tal vez se trate solo de eso, de una nueva Leyenda Urbana, pero de no ser así, nos encontrariamos ante un suceso escalofriantemente desconcertante que nos llevaría, una vez más, a la terrible conclusión de que no existen límites ni fronteras para el horror. Un horror que se adapta camaleónicamente a los tiempos y se vale de todos sus eventos para manifestarse ante nosotros.
Son muchos los que cuentan haber entrado en una página web llamada www.bli*ndmaiden.com (blind maiden significa doncella ciega). Normalmente,si pretendes acceder a ella, por más que lo intentes, tu explorador no te lo permitirá y aparecera otras cosas ya que para hacerlo deberás cumplir tres condiciones.
Encontrarte completamente solo,hacerlo exactamente en la medianoche de un dia sin luna y tener apagadas todas las luces de la casa. Entonces,solo entonces se te permitirá el acceso.
Una vez dentro, enseguida tras un impactante viaje por las imágenes que ofrece, sin necesidad de que nadie te explique nada, comprenderás, como dice el slogan de presentación de la página, que estarás ante 'una experiencia real de horror absoluto'. Tendrás que emplear tus cincos sentidos y poner especial cuidado en no clickear, ni por error, el botón de 'Aceptar' en participar activamente en la experiencia. Si asi lo hicieses seria tu fin y quedarias transformado en una imagen más del amplio archivo de incautos que, antes que tu, osaron, tal vez incrédulos, tal vez curiosos, a probar esta experiencia.
Pero ¿que es lo que se supone que ocurre una vez que haces clic sobre aquel botón? Para tu sorpresa y horror observarás en tu monitor como una siniestra silueta se pasea... por tu propia casa!!! Querrás despertar de lo que desearás que sea una pesadilla cuando veas como ese espectro se acerca y entra en la misma habitación en la que te encuentras... te verás en tu monitor a ti mismo,de espaldas... entonces sentirás su presencia detrás de ti... te girarás no pudiéndolo soportar más y... lo último que verás, antes de morir, será el rostro de la doncella ciega que, despiadadamente te arrancará los ojos...
Como he dicho al principio, a mi, no me consta que sea verdad, y sinceramente, no pienso comprobarlo... si, lo reconozco, me da mucho miedo... pero yo les paso el reto a ustedes. ¿Te atreves a comprobarlo? ¿Se trata de una Leyenda Urbana, un montaje? ,o una terrible realidad...
suicide mouse
  1. El suicidio de calamardo
no, no debía pasar de nuevo, no después de aquello de la otra vez... No se como voy a aguantar esto, es mas fuerte que yo, aun así les contare y luego... no se, tal vez necesite ayuda psiquiátrica y psicológica...
Tardamos en recuperarnos aquellos que vimos el episodio del Suicidio de Calamardo, soñaba todas las noches con aquellos niños, siendo descuartizados y desmembrados... Lo cierto es que luego esas imagenes se borraron de mi mente, y tenia el recuerdo de aquel episodio como una pesadilla lejana...
Hace un par de días estábamos con algunos internos esperando la llegada de un episodio para corregir el sonido y esas cosas, eramos casi todos los que estuvimos aquella vez, presenciando aquel terrible episodio. Excepto por uno o dos, que renunciaron y jamas supimos de ellos otra vez...
El episodio llego y leí el titulo, se llamaba "Krusty party", lo que no note pero notaria después es que esa etiqueta estaba superpuesta sobre otra...
Prepare los equipos y coloque el Cd, y cuando estábamos todos alrededor de la pantalla puse Play, empezó la presentación común de todos los episodios, y todo parecía normal, hasta que llego a la parte en la que el pirata del cuadro se rie al final, lo que paso es que el pirata no se rió, sino que dijo: "No hay cosa pero que el dolor", en una voz irreconocible. Nos sorprendimos mucho, e incluso uno lanzo un grito, sin embargo decidimos seguir viendo el video, el episodio se llamaba "Suicide squidward, Part 2.".
El capitulo empezaba con una vista a Bob Esponja durmiendo, se lo veía mal dibujado y la animación se cortaba un poco, el sonido de los clásicos ronquidos fue sustituido por ronquidos reales. Estuvo la cámara mostrando por un minuto a bob esponja dormido cuando se vio un destello blanco, como si faltara un fotograma, no quería hacerlo, pero volvi atras y vi el fotograma. Era un niño, estaba atado a una silla y tenia un collar que hacia que su cabeza se pegara a la silla. Uno de los internos me dijo que sacara ya ese vídeo, sin embargo yo seguí reproduciendolo. De repente hubo un estallido, el ruido de un escopetazo, proveniente de la casa de calamardo, esto despierta a bob y se corta la animación... Se reanuda cuando bob esta saliendo de su casa, totalmente mal dibujada, una animacion muy pobre y sin sonido alguno, la animacion se corta y aparece un video. El niño atado a la silla esta llorando, y de la nada sale un hombre con un taladro, el hombre es irreconocible, su cara esta totalmente desfigurada. Toma a una niña de detras de la cámara y la golpea furiosamente con el taladro, luego lo enciende y le perfora la cabeza. Uno de los internos se desmayo, otro vomitaba sobre el tablero, los demás, incluyéndome, estábamos mudos. Se corto el vídeo con una toma del niño atado gritando, y volvió a donde estaba bob esponja yendo hacia la casa de patricio, se corta de nuevo y se muestran imágenes al azar de imágenes de personas descuartizadas, fotos del holocausto demasiado gores para pasarlas en las revistas y atrocidades varias. Vuelve a la animación y se ve a bob esponja tocando la roca de Patricio, la golpea y sale patricio, todo esto hecho con una animación pobrisima y una calidad de sonido muy mala, a patricio se lo nota muy triste y al ver a Bob dice: "Lo ha hecho, ¿verdad?". La voz que tiene es terriblemente perturbadora, es imposible saber si provino de un hombre o una mujer. Bob le responde "Creo que si, pero bueno, a todos le llega, a nosotros también". Con una voz parecida a la de patricio. Se vuelve a cortar la animación y se ve al niño atado gritando a todo pulmón, y al hombre desfigurado acercándole el taladro a la cara y alejandoselo, una y otra vez... Vuelve al animación y ahora se ve a Bob y a Patricio en la casa de calamardo, que es muy realista y se puede ver en las paredes cuadros de niños llorando. Llegan al cuarto de Calamardo y se ve las paredes llenas de sangre, y el cuerpo de calamardo en el suelo, la cámara lo enfoca y se cambia por el cuerpo de una mujer muerta, como si hubiesen superpuesto una foto en ese momento. Se corta la animación y ahora se ve al hombre desfigurado atravesándole la pierna al niño con el taladro, este esta desmayado, pero de repente se despierta y comienza a gritar. Vuelve la animacion y se ve a Bob tomando la escopeta de calamardo y apuntandole a patricio, se escucha una voz en off diciendo "Hazlo", Bob dispara y se ve la cabeza de Patricio volando por la habitación. Luego se corta la animacion y se ve al niño muerto, y al hombre atravesandole la cabeza con el taladro, el hombre mira a la camara, le dirige una sonrisa con lo poco que le queda de boca y rompe la camara. La ultima escena consiste en Bob sentado a la orilla de la ventana, llorando, de repente una mano lo empuja y cae hacia el suelo, cuando enfocan a Bob, esta sonriendo, en medio de un charco de su propia sangre. Tengo noticias de que uno de mis compañeros se suicido y dos están internados, le mostramos la cinta a la policía y dijeron que buscarían al hombre de la cinta, yo por mi parte, espero que inyectándome esta sustancia se me olviden todos esos recuerdos
el suicidio de calamardo
  1. El episodio perdido de Los Rugrats
Recuerda Rugrats la serie animada de bebes en Nickelodeon? Lo que probablemente no saben es que el creador de la serie, Gabor Csupo, originalmente tenia prevista una versión nocturna de Rugrats llamado "Rugrascals", que se pasaria en la noche, con un humor más adulto.
Debido a que todos los canales principales pensaron que esta versión para adultos era demasiado inquietante, se negó el permiso para emitir la serie, y como resultado, nadie realmente ha oído hablar de tal versión de la serie. Sin embargo, una estación en Wellington Nueva Zelanda por error coloco el VHS con el episodio de la versión para adultos en la mañana, pensando que era un episodio de Rugrats regular. El episodio que fue visto se llamaba "La mama de Carlitos". La introducción era normal, pero al final cuando Tommy dispara la leche en la pantalla, el efecto de sonido es mucho más fuerte, y la leche, simplemente se queda ahí durante unos 10 segundos, entonces el nombre del episodio aparece. El episodio parece normal, con los niños jugando en el parque infantil. Todos ellos están hablando de sus madres, cuando Carlitos tiene una visión.
Estaba Carlitos en el hospital de pie junto a su madre en la cama, que estaba muriendo de una enfermedad desconocida. Ella estaba cantando "Tú eres mi sol, mi única luz del sol" a Carlitos en voz muy débil, como si estuviera a punto de morir, pero cuando cantaba la segunda estrofa de la canción empezó a la inversa. Una foto de Carlitos apareció delante de un metraje de acción en vivo de un sapo que se diseca, se dice que representa la muerte por los fans. Carlitos se da vuelta y grita, y cuando mira a su madre, su rostro tiene una boca semidespegada, como si fuera una herida, un desgarramiento y esta dice "No te preocupes Carlitos, es el momento para mí de seguir adelante" con una voz de hombre muy perturbadora. Una ráfaga al azar de clips de acción se muestra, dicen que todos estos clips representan la muerte, en uno de ellos hay una vaca caminando en una caja con la palabra "matadero" groseramente dibujada en la cara, y material de archivo real de un hombre que sufre el SIDA siendo asesinado. Usted puede escuchar a Carlitos gritando todo el tiempo. Una foto de la mamá de Carlitos aparece de nuevo, esta vez con un pico de pollo pegado en la cara, diciendo: "¿No te acuerdas cuando empezó todo?" El episodio luego empieza a pasar escenas de acción de las mamografías y el parto. Cerca después de 1 minuto de estas mamografías, se oye mamá Carlitos decir "¿Quieres tu patito de la suerte Carlitos?" un feto muerto aparece. En este momento, se ve Carlitos salir de la visión, y tiene una convulsión. Tommy, Phil y Lil están llorando, y un medico de ambulancia lo tranquiliza, diciendo "Carlitos? Carlitos? puedes oírme?" con voz severa. Finalmente después de toser con sangre y vómitos, Carlitos vuelve a la normalidad. Entonces la camara enfoca como desde los ojos de Carlitos y vemos a Tommy, Phil, Lil y el medico de ambulancias con picos de pollo de en sus rostros, demasiado realistas, como fotografias. Se corta la escena y aparece Una foto de un niño que se parece a Carlitos gritando, al niño le faltan los brazos y las piernas, y parecen recién arrancadas.
Después de esto, los créditos ordinarios , seguido de 15 minutos de estática porque la estación no tenía nada más para pasar. Sorprendentemente, aunque el episodio fue visto por muchos niños, sólo un adulto que estaba viendo ha hablado de él hasta ahora. Ese mismo año, las tazas de suicidios infantiles subieron hasta las nubes en Nueva Zelanda.
top 10 creepypastas
  1. Lamida
Esto paso en una pequeña ciudad de Francia, salio en casi todos los periódicos locales. Una niña de 9 años, hija única, de padres de gran influencia, tenía todo lo que hubiese querido y deseado una niña, pero con una soledad incomparable. Sus padres solían salir a fiestas de caridad y reuniones del ámbito político, y la dejaban sola.
Todo cambió cuando le compraron un cachorro de raza grande, pasaron los años y la niña y el perro se volvieron inseparables. Una noche como cualquier otra, los padres fueron a despedirse de la niña; el perro ya acostumbrado a dormir con la niña, se ponia debajo de la cama.
Los padres se fueron y pronto la niña se sumió en un sueño profundo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, un fuerte ruido la despertó, eran como rasguños leves y luego más fuertes. Entonces, temerosa, bajó la mano para que el perro la lamiese (era como un código entre ella y el perro) lo hizo y entonces se tranquilizó y durmió descubrió algo espantoso: En el espejo del tocador había algo escrito con sangre que decía N0 SÓLO LOS PERROS LAMEN. Entonces dió un grito de terror al ver a su perro crucificado en el suelo de su habitación.
Se dice que cuando los padres volvieron estaba totalmente trastornada y solo decia "¿quién me lamió?". Aun se busca al autor de tal aberración.
  1. El mensaje...
No taches este texto como algo escrito por algun lunatico. Esta historia tiene sentido, solo dejame continuar...
Debes haberlo hecho, todos nos preguntamos si viajar en el tiempo es posible, verdad? Dejame decirte algo... lo es. De hecho, yo soy del futuro. Se que seguramente no me creas, pero, en serio, soy del futuro. Es una cosa realmente buena: puedes ver el pasado, ver como se desarrollan los eventos... y cosas asi. Sabemos mucho mas de lo que imaginariamos.
Mirar detrás de toda esta diversion te hará ver que existe un aspecto mucho mas serio. No se nos permite viajar a nuestro mismo tiempo de vida, y NUNCA deberemos contactar con nuestros "yo" del pasado. Permiteme decir que justo ahora estoy rompiendo esa regla. Si, chico, estas hablando contigo mismo. Tu mismo del futuro. Sere ejecutado por esto, pero sabes que? Lo acepto. Hablando contigo te estoy salvando de algo que es mucho peor que la propia muerte. No puedo decirte directamente que debes hacer, pues los filtros lo pillarian. Esto es lo mas cerca que puedo llegar, creeme. Sin embargo, puedo mandarte un pequeño mensaje:
Detras de todo esto hay algo mas simple y a la vez complicado , deberias leer la primera palabra de cada parrafo, ahora
  1. Pulseras En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas. Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer.
Mi tía me platicaba de un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital. El acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había otra persona con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre tonterías, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.
Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.
El Doctor dijo: “ Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?”
La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo: “Una banda como esta?”
muchas gracias por leer
submitted by EmiNemi8575 to u/EmiNemi8575 [link] [comments]


2019.12.25 02:25 Dragonlibro_Patata (妖神记 / Tales of Demons and Gods) El Diario de Demonios y Dioses C6

Xiao Ning Er
“Este Nie Li, decirme que sea el cebo. ¡Simplemente indignante!” dijo Lu Piao mirando a la oveja corneada que estaba cargando hacia él. Estaba asustado de que le destrozara, haciéndole tropezar conforme iba corriendo.
Mientras tanto, Du Ze y Nie Li estaban escondidos en los arbustos. Mantenían las ballestas en sus manos.
“¡Dios mío! ¡Esa Oveja Corneada es temible! ¡Dispara, dispárale!” gritó Lu Piao, cuando vio que la Oveja Cornuda se iba a cercando, corría sin poder parar.
“Ese Lu Piao, ¿no habíamos acordado que se quedaría quieto y no se movería? La Oveja Corneada habría caído seguro en la trampa. Sin embargo, una vez que se puso a correr, la oveja se desvió de la dirección en donde estaba colocada la trampa,” Nie LI frunció el ceño. La trampa era realmente pequeña, un agujero de unos dos dedos en el que, una vez que la Oveja Corneada pisara sin cuidado, definitivamente se rompería una pata. Disparando flechas en ese momento, habría hecho que el resultado fuera mucho mejor.
Viendo a Lu Piao correr en pánico, Du Ze se puso también nervioso y empezó a disparar a la oveja continuamente. “shu, shu, shu” Tres flechas salieron disparadas desde la ballesta.
La Oveja Corneada es una criatura endemoniada. Al no estar herida la reacción de la Oveja Corneada es extremadamente rápida. Cuando sintió las tres flechas que habían disparado en su dirección, con sus rápidos reflejos, inmediatamente dio unos saltos que hicieron pasaran a la oveja, que las esquivó.
“¿Qué? ¡¿Fallé?!”
Lu Piao se quedó perplejo viendo cómo la Oveja Cornuda se acercaba a él. Pensando que Nie Li y Du Ze habían cometido un error, estalló en lágrimas por dentro. Empezó a pensar que había cometido un error al hacer amigos. Si el cuerno afilado le alcanzaba, instantáneamente haría que su trasero saliera volando.
Ver a la Oveja Corneada esquivar los disparos de la ballesta y continuar con la carga hacia Lu Piao, hizo que las manos de Du Ze se cubrieran de sudor. Si intentaba disparar de nuevo con la ballesta, sería tarde. Podía imaginar la escena del trasero de Lu Piao siento empalado por el cuerno de la cabeza de la Oveja Cornuda.
“Nie Li, qué debemos hacer…” Du Ze se quedó en silencio a mitad de la frase. Estaba asustado de desconcentrar a Nie Li.
Nie Li estaba medio en cuclillas. Su brazo izquierdo se enderezó con la ballesta sobre su mano izquierda. Su mano derecha apretando el gatillo. Sus ojos estaban pegados en la mira de la ballesta, la ballesta estaba estable como si estuviera apoyada sobre un soporte.
Du Ze tuvo una sensación indescriptible. Nie Li todavía debía disparar, pero Du Ze tuvo la sensación de que la flecha acertaría a la Oveja Corneada. Nie Li, en ese momento parecía un guepardo esperando entre los arbustos, esperando a su presa. Desprendía una sorprendente aura inspiradora.
A pesar de que su mentalidad era débil y que no era un Luchador de Rango Bronce, la rica experiencia de su vida previa estaba todavía ahí. La experiencia acumulada con cada sangrienta batalla por la que había pasado, siendo algunas incluso cercanas a la muerte, sin importar qué tipo de arma fuera, ya fueran espadas, ballestas o incluso un trozo de metal, en las manos de Nie Li se volverían todas armas mortales. Incluso aunque Nie Li no era un Luchador de Rango Bronce, tenía incontables métodos de matar a un Luchador de Rango Bronce o incluso Rango Plata.
El área a su alrededor parecía tener una única persona. La mirada que Nie Li tenía en sus ojos era como la de un halcón esperando a su presa.
Las mejillas tiernas poco significantes de Nie Li, la mirada firme y sus gestos, le daría a otros un sentimiento de ‘Lago sin fondo.’
¡Psh!
Nie Li empujó el gatillo y la flecha de la ballesta salió libre. La flecha pareció convertirse en una luz plateada y volaba rápidamente. El ángulo en el que había apuntado Nie Li era el punto ciego de la Oveja Corneada.
“¡Acertó!” Viendo que la flecha acertaba, Du Ze se sorprendió.
Nie Li le daba un extraño sentimiento, como estuviera viendo a un tirador veterano. La Oveja Corneada no pudo esquivarlo a tiempo.
¡Plop!
La flecha golpeó la pierna trasera de la Oveja Corneada.
¡Thud!
La oveja corneada cayó al suelo quejándose, aterrizando en frente de Lu Piao y levantando polvo a su alrededor.
Lu Piao jadeaba buscando aire. Estaba extremadamente nervioso. Cuando vio a la Oveja Corneada quejarse sin parar no pudo dejar de pensar, ‘¡Dios mío, qué excitante ha sido todo! dios mío, mi trasero se ha salvado.’
Si la flecha de Nie Li hubiera ido algo más lenta, ¡habría sido golpeado por la Oveja Corneada!
Si la flecha hubiera sido una flecha ordinaria, ese tipo de herida no habría afectado a la demoníaca Oveja Corneada, y le habría alcanzado sin duda. Sin embargo, la flecha que habían usado no era una flecha ordinaria. Estaba cubierta con droga mezclada proveniente de la hierba denominada ‘Lago Negro’ y la Hierba Zoysia, convirtiéndose en el némesis de las Ovejas Corneadas.
La droga se repartió a lo largo de los vasos sanguíneos y alcanzó el corazón de la Oveja Corneada. Pronto, los quejidos de la Oveja Corneada fueron volviéndose más y más suaves.
“¡Qué rápido!” Du Ze estaba sorprendido. Nunca pensó que la droga que Nie Li había preparado tuviera un efecto tan fuerte. Después de un momento, la robusta oveja perdió completamente su resistencia.
Lu Piao estaba totalmente sorprendido. Había comprendido completamente la fuerza de esa oveja, que era la fuerza de dos Luchadores de Rango Bronce combinados. Eso haría que lo que normalmente requeriría un tiempo largo en derrotarla, en realidad fuera derrotada con una pequeña flecha.
“¡Qué emocionante!” De cualquier manera, si a Lu Piao se le ocurría pensar en la escena previa, volvería a sentir el miedo que todavía persistía en su interior.
“¡Si no hubieras corrido, esa Oveja Corneada no habría sido una amenaza para ti!” Se rió Nie Li.
“Ok,” murmuró Lu Piao, con su cara poniéndose roja. No había actuado de acuerdo al plan e inmediatamente había entrado en pánico en cuanto vio a la Oveja Corneada cargando en su dirección.
Viendo la Oveja Corneada caída, Lu Piao sintió como si estuviera todavía viviendo en un sueño. La mirada y las acciones previas de Nie Li estaban ahora grabadas profundamente en su mente, llenándole con una admiración más profunda. Desde joven, ésta era la primera vez que Lu Piao había realmente admirado a alguien. La habilidad de disparo de Nie Li era simplemente al nivel de maestro. Incluso si una persona normal estuviera entrenando por diez años, no sería capaz de alcanzar el nivel de Nie Li.
“Corre y límpialo. ¡No queremos otra cosa que no sean los cuernos, el pelaje del cuello, el Cristal Demonio y el Espíritu Demonio !” Nie Li ordenó rápidamente.
El cristal de Demonio y el espíritu de Demonio de una Oveja Corneada, estaban localizados en el área del cerebro. Esos Cristales de Demonio eran cristales del tamaño de un dedo y la mayoría de las bestias tenían un cristal de Demonio . En cambio, el espíritu de Demonio sólo aparecían uno o dos en cada diez mil Ovejas Cornudas. La forma del Demonio de espíritu era como la de una llama de una vela.
Una Oveja Corneada con un espíritu de Demonio sería normalmente más fuerte que las otras Ovejas Corneadas.
Las Ovejas Corneadas tenían un nivel relativamente bajo, solo de 1 estrella en el Rango Bronce de las bestias Demonio. Los materiales que provenían de ellas eran relativamente baratos. Un par de cuernos podría venderse por cinco monedas de espirituales, y el pelaje de su cuello podría venderse por tres monedas. En cuanto al cristal de Demonio, se podía vender por cinco monedas de espirituales.
Contando todo esto, incluso si no había un espíritu de Demonio dentro, podían conseguir el precio de trece monedas.
Sólo les tomó 5 minutos como mucho matar la Oveja Corneada. Si sólo tomara ese tiempo, no podrían entre los tres conseguir miles de monedas en un día?
Du Ze no pudo evitar sentirse entusiasmado. Su familia era muy pobre, sus ingresos solían ser unas dos o tres mil monedas anualmente. En orden de permitirle entrar en el Instituto de la Orquídea Sagrada, la familia de Du Ze había pedido prestado un montón de dinero de familiares y amigos. Du Ze era la ¡esperanza de su familia! Si cazaba ovejas corneadas junto con Nie Li, ¡podría pagarse sus gastos escolares él mismo en el futuro!
Nie Li sonrió y dijo, “¡Tenemos que ser un poco más rápidos, no habrá descanso esta noche!”
“¡Ok!” Du Ze respondió entusiasmado. Aunque no habían alcanzado todavía el Rango Bronce 1- estrella, sus cuerpos eran extremadamente fuertes. Estando despiertos toda la noche no era nada.
Lu Piao no podo evitar soltar un gemido, esos dos chicos eran simplemente codiciosos. ¡Pasarían de descansar con tal de conseguir más dinero! Aunque estaba triste, no tenía mucha elección. ¿Quién le había pedido que se subiera en ese barco pirata?
Los tres trabajaron cerca entre ellos y cazaron continuamente Ovejas Corneadas. Después de matar docenas de ellas, Lu Piao transportaría los materiales que se tenían que vender.
En el tiempo de una noche, el grupo de tres de Nie Li, había cazado un total de aproximadamente ciento veinte ovejas corneadas, lo que se vendería aproximadamente por unas mil doscientas monedas espirituales. Dividiendo ecuánimemente, recibirían aproximadamente cuatrocientas monedas.
Ésta cantidad de dinero era simplemente asombrosa para alguien que todavía no había entrado en la 1-estrella del Rango Bronce. Incluso para un Luchador de Rango Bronce, conseguir veinte o treinta monedas en un día era conseguir un montón.
Siete días consecutivos habían pasado atendiendo lecciones durante el día, mientras que a la noche salían los tres a los campos de entrenamientos a matar Ovejas Corneadas. Su dinero había alcanzado ya más de diez mil monedas espirituales, lo que se consideraba una gran fortuna para ellos.
Los estudiantes del Instituto de la Orquídea Sagrada se empezaron a preguntar por qué habían descendido de repente la cantidad de Ovejas Corneadas en los campos de entrenamiento. En el pasado, podían caminar tranquilamente y encontrar grupos de Ovejas Corneadas. Sin embargo, ahora uno debía de caminar un buen tramo durante un tiempo en orden de encontrar una. ¿Podía ser que bestias como tigres estuvieran viniendo y estuvieran cazando esas Ovejas Corneadas? El Instituto de la Orquídea Sagrada envió instructores para investigar la causa, pero no encontraron nada.
En la octava noche consecutiva, el grupo de tres de Nie Li fue a cazar Ovejas Corneadas en la oscuridad. El cielo estaba oscuro, y era ya la media noche.
Lu Pio bostezó y dijo, “Nie Li, no puedo más, voy a tomar una corta siesta en lo alto de ese árbol.”
Siete días consecutivos de no parar cazando Ovejas Corneadas le había hecho estar tan cansado que no podía continuar más. No solo era Lu Piao, incluso Du Ze no podía seguir más.
“Nie Li, también tengo que dormir un poco primero,” dijo Du Ze. Sus ojos habían estado luchando para estar abiertos durante los siete días. Incluso un hombre de hierro no podría aguantarlo más.
“Ustedes duerman primero. Pararemos de cazar mañana. Tengo otros planes,2 dijo Nie Li. Realmente había acumulado más de dieciséis mil monedas. Esa era su primera acumulación de oro. Con eso, podían conseguir un montón de objetos. No era necesario cazar mas Ovejas Corneadas.
Lu Piao y Du Ze escalaron a lo alto de un árbol, acostándose en una rama y cayendo dormidos inmediatamente. Las caras de los dos estaban llenas de cansancio. Aunque los dos pertenecían al Tipo-Prematuro, al final, todavía eran únicamente adolescentes.
Nie Li corrió por el bosque. Una luna redonda colgaba del cielo. Se escuchaban los sonidos de varios insectos de vez en cuando, causando que el área que le rodeaba estuviera cada vez más tranquila.
No había ninguna bestia de gran tamaño alrededor, por lo que era extremadamente seguro. De repente, Nie Li escuchó un sonido anormal desde la distante jungla. Parecía como si alguien estuviera allí.
“¿Quién está a estas horas en los terrenos de prueba?”
Nie Lie frunció el ceño y corrió en esa dirección. Se escondió en los árboles mientras buscaba por el campo, que estaba cubierta por la luz de la luna. Usando la luz de la luna para ver, vio una forma delgada y firme parada en el medio de la luz de luna. Ella tenía el pelo a la altura de los hombros, vestía una chaqueta de cuero y estaba emitiendo una tenue luz azul.
¡Esa es la luz de la Fuerza Alma ! Aunque no había alcanzado el Rango Bronce, debería de entrar en el Rango Bronce muy pronto.
Usando la luz de la Fuerza Alma, los ojos de Nie Lie alzaron a su cara. Tenía sus ojos cerrados, sus largas pestañas temblaron ligeramente y tenía las cejas delgadas. Tenía una piel blanca impecable que brillaba intensamente con un tono rosado saludable y ricos y delicados labios. Ella y Ye ZiYun poseían dos tipos de belleza distintas. Ye Zi Yun poseía una silenciosa elegancia, como una bella flor violeta. Mientras ella era encantadora, con una mirada seductora y glamorosa, como una rosa con espinas.
“Xiao Ning Er, nunca habría pensado que era ella,” dijo Nie Li , ligeramente sorprendido por un momento. Xiao Ning Er era más trabajadora de lo que había imaginado. Todavía estaba entrenando su Fuerza Alma a esta hora de la noche. Estimaba que ella entraría pronto en el Rango Bronce.
Pensando en su vida previa, cuando Xiao Ning Er entró en el Rango Bronce 1-estrella, calló enferma por más de dos años y su cultivo retrocedió un montón. Incluso ella tuvo que reestrenarse desde la herida, se decía que había tenido que aguantar mucho dolor. Desde que se había puesto enferma, en los ojos de los otros, ella había sido como una estrella deslumbrante. ¡Era una mujer fuerte!
Pensando en cómo estaba entrenando Xiao Ning Er allí en el medio de la noche, Nie Li comprendió súbitamente un montón de cosas. Aunque Xiao Ning Er era muy trabajadora, estaba tratando su propia vida como una broma.
Después de pensar un tiempo, Nie Li caminó hacia Xiao Ning Er.
“¿¡Quien anda ahí!?” Xiao Ning Er abrió de repente sus ojos, y gritó débilmente, mientras que sacaba una daga corta. Se quedó mirando a Nie Li cautelosamente. Su expresión era escalofriantemente fría. A través de la luz de la luna, con los ojos totalmente alerta y con un indescriptible encanto en ellos.
Aunque sólo tenía trece años, se podría considerar como una bella adolescente. El área del pecho de la chaqueta de cuero estaba ligeramente abultada. A su edad, debía de estar definitivamente orgullosa de ello.
“¡Soy Nie Li!” Dijo Nie Li. Aunque nunca había hablado antes con Xiao Ning Er, eran compañeros de clase y eran algo familiares entre ellos.
Xiao Ning Er apartó su daga corta, pero conforme la guardaba miró a Nie Li y dijo, “¿Qué estás haciendo aquí?”
Nie Li sonrió ligeramente, “¿Qué estás haciendo tú aquí?”
“Estoy aquí para entrenar mi Fuerza Alma” dijo Xiao Ning Er, mirando a Nie Li a través de la luz de la luna. Las cejas de Nie Li eran agudas. Tenía algo de atractivo, no como otra que gente que parecían terroríficos desde el primer vistazo.
Nie Li se encogió de hombros y dijo, “yo pasaba por aquí.”
“Mientes. No pienses que no lo sé. Durante estos últimos días, son los que han estado matando esas Ovejas Corneadas,” dijo Xiao Ning Er. Ella había visto al grupo de tres, pero nunca había tomado la iniciativa de saludarlos. Lo que despertaba la curiosidad de Xiao Ning era sobre qué habían puesto en las flechas el grupo de Nie Lie para ser capaces de abatir una Oveja Corneada con una sola flecha, pero no quiso tomar la iniciativa de preguntar por los secretos de otros.
“Por lo tanto lo sabías desde hace tiempo,” dijo Nie Li, mirando a Xiao Ning Er. Cuando ella ponía mala cara, sus delicados labios tenían un indescriptible encanto en ellos.
Pero realmente tenía a Ye ZiYun en su corazón, por lo que los sentimientos por la belleza de Xiao Ning Er eran simples apreciaciones. Él apreciaba su belleza y cómo había trabajado tan duro.
Simplemente con su apariencia, podía alcanzar una posición alta, sin embargo, ella seguía confiando en su propia fuerza para hacer cambiar la imagen que tenían de ella otras personas. Era una pena que estuviera usando el método equivocado.

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]


2019.10.28 23:23 Farajo001 Una Historia de Terror: "La casa de Adela" de Mariana Enriquez

Es recomendable que apagues la luz, cierres la persiana ya que no debe haber ninguna luz
(Si disfrutaste de esta historia, por favor dale a la flecha naranja y comentá cómo te hizo sentir)
" Todos los días pienso en Adela. Y si durante el día no aparece su recuerdo —las pecas, los dientes amarillos, el pelo rubio demasiado fino, el muñón en el hombro, las botitas de gamuza—, regresa de noche, en sueños. Los sueños con Adela son todos distintos, pero nunca falta la lluvia ni faltamos mi hermano y yo, los dos parados frente a la casa abandonada, con nuestros pilotos amarillos, mirando a los policías en el jardín que hablan en voz baja con nuestros padres.
Nos hicimos amigos porque ella era una princesa de suburbio, mimada en su enorme chalet inglés insertado en nuestro barrio gris de Lanús, tan diferente que parecía un castillo, y sus habitantes, los señores, y nosotros, los siervos en nuestras casas cuadradas de cemento con jardines raquíticos. Nos hicimos amigos porque ella tenía los mejores juguetes importados, que le traía su papá de Estados Unidos. Y porque organizaba las mejores fiestas de cumpleaños cada 3 de enero, poco antes de Reyes y poco después de Año Nuevo, al lado de la pileta, con el agua que, bajo el sol de la siesta, parecía plateada, hecha de papel de regalo. Y porque tenía un proyector y usaba las paredes blancas del living para ver películas mientras el resto del barrio todavía tenía televisores blanco y negro.
Pero, sobre todo, nos hicimos amigos de ella, mi hermano y yo, porque Adela tenía un solo brazo. O a lo mejor sería más preciso decir que le faltaba un brazo. El izquierdo. Por suerte no era zurda. Le faltaba desde el hombro; tenía ahí una pequeña protuberancia de carne que se movía, con un retazo de músculo, pero no servía para nada. Los padres de Adela decían que había nacido así, que era un defecto congénito. Muchos otros chicos le tenían miedo, o asco. Se reían de ella, le decían monstruita, adefesio, bicho incompleto; decían que la iban a contratar en un circo, que seguro estaba su foto en los libros de medicina.
A ella no le importaba. Ni siquiera quería usar un brazo ortopédico. Le gustaba ser observada y nunca ocultaba el muñón. Si veía la repulsión en los ojos de alguien, era capaz de refregarle el muñón por la cara o sentarse muy cerca y rozar el brazo del otro con su apéndice inútil, hasta humillarlo, hasta dejarlo al borde de las lágrimas.
Nuestra madre decía que Adela tenía un carácter único, era valiente y fuerte, un ejemplo, una dulzura, qué bien la criaron, qué buenos padres, insistía. Pero Adela decía que sus padres mentían. Sobre el brazo. No nací así, contaba. Y qué pasó, le preguntábamos. Y entonces ella contaba su versión. Sus versiones, mejor dicho. A veces contaba que la había atacado su perro, un dóberman negro llamado Infierno. El perro se había vuelto loco, les suele pasar a los dóberman, una raza que, según Adela, tenía un cráneo demasiado chico para el tamaño del cerebro; por eso les dolía siempre la cabeza y se enloquecían de dolor, se les trastornaba el cerebro apretado contra los huesos. Decía que la había atacado cuando ella tenía dos años. Se acordaba: el dolor, los gruñidos, el ruido de las mandíbulas masticando, la sangre manchando el pasto, mezclada con el agua de la pileta. Su padre lo había matado de un tiro; excelente puntería, porque el perro, cuando recibió el disparo, todavía cargaba con Adela bebé entre los dientes.
Mi hermano no creía en esta versión.
—A ver, ¿y la cicatriz dónde está?
Ella se molestaba.
—Se curó rebién. No se ve.
—Imposible. Siempre se ven.
—No quedó cicatriz de los dientes, me tuvieron que cortar más arriba de la mordida. .
—Obvio. Igual tendría que haber cicatriz. No se borra así nomás.
Y le mostraba su propia cicatriz de apendicitis, en la ingle, como ejemplo.
—A vos porque te operaron médicos de cuarta. Yo estuve en la mejor clínica de Capital.
—Bla bla bla —le decía mi hermano, y la hacía llorar. Era el único que la enfurecía. Y, sin embargo, nunca se peleaban del todo. Él disfrutaba con sus mentiras. A ella le gustaba el desafío. Y yo solamente escuchaba y así pasaban las tardes después de la escuela hasta que mi hermano y Adela descubrieron las películas de terror y cambió todo para siempre.
No sé cuál fue la primera película. A mí no me daban permiso para verlas. Mi mamá decía que era demasiado chica. Pero Adela tiene mi misma edad, insistía yo. Problema de sus papás si la dejan: ya te dije que no, decía mi mamá, y era imposible discutir con ella.
—¿Y por qué a Pablo lo dejás?
—Porque es más grande que vos.
—¡Porque es varón! —gritaba mi papá, entrometido, orgulloso.
—¡Los odio! —gritaba yo, y lloraba en mi cama hasta quedarme dormida.
Lo que no pudieron controlar fue que mi hermano Pablo y Adela, llenos de compasión, me contaran las películas. Y cuando terminaban de contarme las películas, contaban más historias. No puedo olvidarme de esas tardes: cuando Adela contaba, cuando se concentraba y le ardían los ojos oscuros, el parque de la casa se llenaba de sombras, que corrían, que saludaban burlonas. Yo las veía cuando Adela se sentaba de espaldas al ventanal, en el living. No se lo decía. Pero Adela sabía. Mi hermano no sé. Él era capaz de ocultar mejor que nosotras.
Él supo ocultar hasta el final, hasta su último acto, hasta que solamente quedó de él ese costillar a la vista, ese cráneo destrozado y, sobre todo, ese brazo izquierdo en medio de las vías, tan separado de su cuerpo y del tren que no parecía producto del accidente —del suicidio, le sigo diciendo accidente a su suicidio—; parecía que alguien lo había llevado hasta el medio de los rieles para exponerlo, como un saludo, un mensaje.
La verdad es que no recuerdo cuáles de las historias eran resúmenes de películas y cuáles eran inventos de Adela o Pablo. Desde que entramos en la casa, nunca pude ver una película de terror: veinte años después conservo la fobia y, si veo una escena por casualidad o por error en la televisión, esa noche tomo pastillas para dormir y durante días tengo náuseas y recuerdo a Adela sentada en el sofá, con los ojos quietos y sin su brazo, mientras mi hermano la miraba con adoración. No recuerdo, es cierto, muchas de las historias: apenas una sobre un perro poseído por el demonio —Adela tenía debilidad por las historias de animales—, otra sobre un hombre que había descuartizado a su mujer y había ocultado sus miembros en una heladera y esos miembros, por la noche, habían salido a perseguirlo, piernas y brazos y tronco y cabeza rodando y arrastrándose por la casa, hasta que la mano muerta y vengadora mató al asesino apretándole el cuello —Adela tenía debilidad, también, por las historias de miembros mutilados y amputaciones—; otra sobre el fantasma de un niño que siempre aparecía en las fotos de cumpleaños, el invitado terrorífico que nadie reconocía, de piel gris y sonrisa ancha.
Me gustaban especialmente las historias sobre la casa abandonada. Incluso sé cuándo comenzó la obsesión. Fue culpa de mi madre. Una tarde, después de la escuela, mi hermano y yo la acompañamos hasta el supermercado. Ella apuró el paso cuando pasamos frente a la casa abandonada que estaba a media cuadra del negocio. Nos dimos cuenta y le preguntamos por qué corría. Ella se rió. Me acuerdo de la risa de mi madre, de lo joven que era esa tarde de verano, del olor a champú de limón de su pelo y de la carcajada de chicle de menta.
—¡Soy más tonta! Me da miedo esa casa, no me hagan caso.
Trataba de tranquilizarnos, de portarse como una adulta, como una madre.
—Por qué —dijo Pablo.
—Por nada, porque está abandonada.
—¿Y?
—No hagas caso, hijo.
—¡Decime, dale! .
—Me da miedo que se esconda alguien adentro, un ladrón, cualquier cosa.
Mi hermano quiso saber más, pero mi madre no tenía mucho más para decir. La casa había estado abandonada desde antes de que mis padres llegaran al barrio, antes del nacimiento de Pablo. Ella sabía que, apenas meses antes, se habían muerto los dueños, un matrimonio de viejitos. ¿Se murieron juntos?, quiso saber Pablo. Qué morboso estás, hijo, te voy a prohibir las películas. No, se murieron uno atrás del otro. Les pasa a los matrimonios de viejitos, cuando uno se muere, el otro se apaga enseguida. Y, desde entonces, los hijos se están peleando por la sucesión. Qué es la sucesión, quise saber yo. Es la herencia, dijo mi madre. Se están peleando para ver quién se queda con la casa. Pero es una casa bastante chota, dijo Pablo, y mi mamá lo retó por usar una mala palabra.
—¿Qué mala palabra?
—Sabés perfectamente: no voy a repetir.
—«Chota» no es una mala palabra.
—Pablo, por favor.
—Bueno. Pero está que se cae la casa, mamá.
—Qué sé yo, hijo, querrán el terreno. Es un problema de la familia.
—Para mí que tiene fantasmas.
—¡A vos te están haciendo mal las películas! .
Yo creí que le iban a prohibir seguir viendo películas, pero mi mamá no volvió a mencionar el tema. Y, al día siguiente, mi hermano le contó a Adela sobre la casa. Ella se entusiasmó: una casa embrujada tan cerca, en el barrio, a dos cuadras apenas, era la pura felicidad. Vamos a verla, dijo ella. Los tres salimos corriendo. Bajamos a los gritos las escaleras de madera del chalet, muy hermosas (tenían de un lado ventanas con vidrios de colores, verdes, amarillos y rojos, y estaban alfombradas). Adela corría más lento que nosotros y un poco de costado, por la falta del brazo; pero corría rápido. Esa tarde llevaba un vestido blanco, con breteles; me acuerdo de que, cuando corría, el bretel del lado izquierdo caía sobre su resto de bracito y ella lo acomodaba sin pensar, como si se sacara de la cara un mechón de pelo.
La casa no tenía nada especial a primera vista, pero, si se le prestaba atención, había detalles inquietantes. Las ventanas estaban tapiadas, cerradas completamente, con ladrillos. ¿Para evitar que alguien entrara o que algo saliera? La puerta, de hierro, estaba pintada de marrón oscuro; parece sangre seca, dijo Adela.
Qué exagerada, me atreví a decirle. Ella solamente me sonrió. Tenía los dientes amarillos. Eso sí me daba asco, no su brazo, o su falta de brazo. No se lavaba los dientes, creo; y, además, era muy pálida y la piel traslúcida hacía resaltar ese color enfermizo, como en los rostros de las geishas. Entró en el jardín, muy pequeño, de la casa. Se paró en el pasillo que llevaba a la puerta, se dio vuelta y dijo:
—¿Se dieron cuenta?
No esperó nuestra respuesta.
—Es muy raro, ¿cómo puede ser que tenga el pasto tan corto?
Mi hermano la siguió, entró en el jardín y, como si tuviera miedo, también se quedó en el pasillo de baldosas que iba de la vereda a la puerta de entrada.
—Es verdad —dijo—. Los pastos tendrían que estar altísimos. Mirá, Clara, vení.
Entré. Cruzar el portón oxidado fue horrible. No lo recuerdo así por lo que pasó después: estoy segura de lo que sentí entonces, en ese preciso momento. Hacía frío en ese jardín. Y el pasto parecía quemado. Arrasado. Era amarillo y corto: ni un yuyo verde. Ni una planta. En ese jardín había una sequía infernal y al mismo tiempo era invierno. Y la casa zumbaba, zumbaba como un mosquito ronco, como un mosquito gordo. Vibraba. No salí corriendo porque no quería que mi hermano y Adela se burlaran de mí, pero tenía ganas de escapar hasta mi casa, hasta mi mamá, de decirle sí, tenés razón, esa casa es mala y no se esconden ladrones, se esconde un bicho que tiembla, se esconde algo que no tiene que salir.
Adela y Pablo no hablaban de otra cosa. Todo era la casa. Preguntaban en el barrio sobre la casa. Preguntaban al quiosquero y en el club; a don Justo, que esperaba el atardecer sentado en la puerta de su casa, a los gallegos del bazar y a la verdulera. Nadie les decía nada de importancia. Pero varios coincidieron en que la rareza de las ventanas tapiadas y ese jardín reseco les daba escalofríos, tristeza, a veces miedo, sobre todo miedo de noche. Muchos se acordaban de los viejitos: eran rusos o lituanos, muy amables, muy callados. ¿Y los hijos? Algunos decían que peleaban por la herencia. Otros que no visitaban a sus padres, ni siquiera cuando se enfermaron. Nadie los había visto. Nunca. Los hijos, si existían, eran un misterio.
—Alguien tuvo que tapiar las ventanas —le dijo mi hermano a don Justo.
—Vos sabés que sí. Pero lo hicieron unos albañiles, no lo hicieron los hijos.
—A lo mejor los albañiles eran los hijos.
—Seguro que no. Eran bien morochos los albañiles. Y los viejitos eran rubios, transparentes. Como vos, como Adelita, como tu mamá. Polacos debían ser. De por ahí.
La idea de entrar en la casa fue de mi hermano. Me lo sugirió primero a mí. Le dije que estaba loco. Estaba fanatizado. Necesitaba saber qué había pasado en esa casa, qué había adentro. Lo deseaba con un fervor muy extraño para un chico de once años. No entiendo, nunca pude entender qué le hizo la casa, cómo lo atrajo así. Porque lo atrajo a él, primero. Y él contagió a Adela.
Se sentaban en el caminito de baldosas amarillas y rosas que partía el jardín seco. El portón de hierro oxidado estaba siempre abierto, les daba la bienvenida. Yo los acompañaba, pero me quedaba afuera, en la vereda. Ellos miraban la puerta, como si creyeran que podían abrirla con la mente. Pasaban horas ahí, sentados, en silencio. La gente que pasaba por la vereda, los vecinos, no les prestaban atención. No les parecía raro o quizá no los veían. Yo no me atrevía a contarle nada a mi madre.
O, a lo mejor, la casa no me dejaba hablar. La casa no quería que los salvara.
Seguíamos reuniéndonos en el living de la casa de Adela, pero ya no se hablaba de películas. Ahora Pablo y Adela —pero sobre todo Adela— contaban historias de la casa. De dónde las sacan, les pregunté una tarde. Parecieron sorprendidos, se miraron.
—La casa nos cuenta las historias. ¿Vos no la escuchás?
—Pobre —dijo Pablo—. No escucha la voz de la casa.
—No importa —dijo Adela—. Nosotros te contamos.
Y me contaban.
Sobre la viejita, que tenía ojos sin pupilas pero no estaba ciega.
Sobre el viejito, que quemaba libros de medicina junto al gallinero vacío, en el fondo.
Sobre el fondo, igual de seco y muerto que el jardín, lleno de pequeños agujeros como madrigueras de ratas.
Sobre una canilla que no dejaba de gotear porque lo que vivía en la casa necesitaba agua.
A Pablo le costó un poco convencer a Adela de que entrara. Fue extraño. Ahora ella parecía tener miedo: se turnaban. En el momento decisivo, ella parecía entender mejor. Mi hermano le insistía. La agarraba del único brazo y hasta la sacudía. En el colegio, se hablaba de que Pablo y Adela eran novios y los chicos se metían los dedos en la boca, hasta la garganta, haciendo gesto de vómito. Tu hermano sale con la monstrua, se reían. A Pablo y Adela no les molestaba. A mí tampoco. A mí solamente me preocupaba la casa.
Decidieron entrar el último día del verano. Fueron las palabras exactas de Adela, una tarde de discusión en el living de su casa.
—El último día del verano, Pablo —dijo—. Dentro de una semana.
Quisieron que yo los acompañara y acepté porque no quería dejarlos. No podían entrar solos en la oscuridad.
Decidimos entrar de noche, después de la cena. Teníamos que escaparnos, pero salir de casa tarde, en verano, no era tan difícil. Los chicos jugaban en la calle hasta tarde en el barrio. Ahora no es así. Ahora es un barrio pobre y peligroso, los vecinos no salen, tienen miedo de que les roben, tienen miedo de los adolescentes que toman vino en las esquinas y a veces se pelean a tiros. El chalet de Adela se vendió y fue dividido en departamentos. En el parque se construyó un galpón. Es mejor, creo. El galpón oculta las sombras.
Un grupo de chicas jugaba al elástico en medio de la calle; cuando pasaba un auto —circulaban muy pocos—, paraban para dejarlo pasar. Más lejos, otros pateaban una pelota y donde el asfalto era más nuevo, más liso, algunas adolescentes patinaban. Pasamos entre ellos, desapercibidos.
Adela esperaba en el jardín muerto. Estaba muy tranquila, iluminada. Conectada, pienso ahora.
Nos señaló la puerta y yo gemí de miedo. Estaba entreabierta, apenas una rendija.
—¿Cómo? —preguntó Pablo.
—La encontré así.
Mi hermano se sacó la mochila y la abrió. Traía llaves, destornilladores, palancas; herramientas de mi papá que había encontrado en una caja, en el lavadero. Ya no las iba a necesitar. Estaba buscando la linterna.
—No hace falta —dijo Adela.
La miramos confundidos. Ella abrió la puerta del todo y entonces vimos que adentro de la casa había luz.
Recuerdo que caminamos de la mano bajo esa luminosidad que parecía eléctrica, aunque en el techo, donde debería haber lámparas, sólo había cables viejos, asomando de los huecos como ramas secas. Parecía la luz del sol. Afuera era de noche y amenazaba tormenta, una poderosa lluvia de verano. Ahí adentro hacía frío y olía a desinfectante y la luz era como de hospital.
La casa no parecía rara por adentro. En el pequeño hall de entrada estaba la mesa del teléfono, un teléfono negro, como el de nuestros abuelos.
Que por favor no suene, que no suene, me acuerdo de que recé así, de que repetí eso en voz baja, con los ojos cerrados. Y no sonó.
Los tres juntos pasamos a la siguiente sala. La casa se sentía más grande de lo que parecía desde afuera. Y zumbaba, como si vivieran colonias de bichos ocultos detrás de la pintura de las paredes.
Adela se adelantaba, entusiasmada, sin miedo. Pablo le pedía «esperá, esperá» cada tres pasos. Ella hacía caso pero no sé si nos escuchaba claramente. Cuando se daba vuelta para mirarnos, parecía perdida. En sus ojos no había reconocimiento. Decía «sí, sí», pero yo sentí que ya no nos hablaba. Pablo sintió lo mismo. Me lo dijo después.
La sala siguiente, el living, tenía sillones sucios, de color mostaza, agrisados por el polvo. Contra la pared se apilaban estantes de vidrio. Estaban muy limpios y llenos de pequeños adornos, tan pequeños que tuvimos que acercarnos para verlos. Recuerdo que nuestros alientos, juntos, empañaron los estantes más bajos, los que alcanzábamos: llegaban hasta el techo.
Al principio no supe lo que estaba viendo. Eran objetos chiquitísimos, de un blanco amarillento, con forma semicircular. Algunos eran redondeados, otros más puntiagudos. No quise tocarlos.
—Son uñas —dijo Pablo.
Sentí que el zumbido me ensordecía y me puse a llorar. Abracé a Pablo, pero no dejé de mirar. En el siguiente estante, el de más arriba, había dientes. Muelas con plomo negro en el centro, como las de mi papá, que las tenía arregladas; incisivos, como los que me molestaban cuando empecé a usar aparatos; paletas como las de Roxana, la chica que se sentaba delante de mí en el colegio. Cuando levanté la cabeza para alcanzar a ver el tercer estante, se fue la luz.
Adela gritó en la oscuridad. Mi corazón latía tan fuerte que me dejaba sorda. Pero sentía a mi hermano, que me abrazaba los hombros, que no me soltaba. De pronto, vi un redondel de luz en la pared: era la linterna. Dije: «Salgamos, salgamos.» Pablo, sin embargo, caminó en dirección opuesta a la salida, siguió entrando en la casa. Lo seguí. Quería irme, pero no sola.
La luz de la linterna iluminaba cosas sin sentido. Un libro de medicina, de hojas brillantes, abierto en el suelo. Un espejo colgado cerca del techo, ¿quién podía reflejarse ahí? Una pila de ropa blanca. Pablo se frenó: movía la linterna y la luz sencillamente no mostraba ninguna otra pared. Esa habitación no terminaba nunca o sus límites estaban demasiado lejos para ser iluminados por una linterna.
—Vamos, vamos —volví a decirle, y recuerdo que pensé en salir sola, en dejarlo, en escapar. .
—¡Adela! —gritó Pablo.
No se la escuchaba en la oscuridad. Dónde podía estar, en esa habitación eterna. .
—Acá.
Era su voz, muy baja, cerca. Estaba detrás de nosotros. Retrocedimos. Pablo iluminó el lugar de donde venía la voz y entonces la vimos.
Adela no había salido de la habitación de los estantes. Nos saludó con la mano derecha, parada junto a una puerta. Después giró, abrió la puerta que estaba a su lado y la cerró detrás de ella. Mi hermano corrió, pero cuando llegó a la puerta, ya no pudo abrirla. Estaba cerrada con llave.
Sé lo que Pablo pensó: buscar las herramientas que había dejado afuera, en la mochila, para abrir la puerta que se había llevado a Adela. Yo no quería sacarla: solamente quería salir, y lo seguí, corriendo. Afuera llovía y las herramientas estaban desparramadas sobre el pasto seco del jardín; mojadas, brillaban en la noche. Alguien las había sacado de la mochila. Cuando nos quedamos quietos un minuto, asustados, sorprendidos, alguien cerró la puerta desde adentro.
La casa dejó de zumbar.
No recuerdo bien cuánto tiempo pasó Pablo intentando abrirla. Pero en algún momento escuchó mis gritos. Y me hizo caso.
Mis padres llamaron a la policía.
Y todos los días y casi todas las noches vuelvo a esa noche de lluvia. Mis padres, los padres de Adela, la policía en el jardín. Nosotros empapados, con pilotos amarillos. Los policías que salían de la casa diciendo que no con la cabeza. La madre de Adela desmayada bajo la lluvia.
Nunca la encontraron. Ni viva ni muerta. Nos pidieron la descripción del interior de la casa. Contamos. Repetimos. Mi madre me dio un cachetazo cuando hablé de los estantes y de la luz. «¡La casa está llena de escombros, mentirosa!», me gritó. La madre de Adela lloraba y pedía «por favor, dónde está Adela, dónde está Adela».
En la casa, le dijimos. Abrió una puerta de la casa, entró en una habitación y ahí debe estar todavía.
Los policías decían que no quedaba una sola puerta dentro de la casa. Ni nada que pudiera ser considerado una habitación. La casa era una cáscara, decían. Todas las paredes interiores habían sido demolidas.
Recuerdo que los escuché decir «máscara», no «cáscara». La casa es una máscara, escuché.
Nosotros mentíamos. O habíamos visto algo tan feroz que estábamos shockeados. Ellos no querían creer siquiera que habíamos entrado en la casa. Mi madre no nos creyó nunca. Ni siquiera cuando la policía rastrilló el barrio entero, allanando cada casa. El caso estuvo en televisión: nos dejaban ver los noticieros. Nos dejaban leer las revistas que hablaban de la desaparición. La madre de Adela nos visitó varias veces y siempre decía: «A ver si me dicen la verdad, chicos, a ver si se acuerdan…»
Nosotros volvíamos a contar todo. Ella se iba llorando. Mi hermano también lloraba. Yo la convencí, yo la hice entrar, decía.
Una noche, mi papá se despertó y escuchó que alguien intentaba abrir la puerta. Se levantó de la cama, agazapado, pensaba que encontraría a un ladrón. Encontró a Pablo, que luchaba con la llave en la cerradura —esa cerradura siempre andaba mal—; llevaba herramientas y una linterna en la mochila. Los escuché gritar durante horas y recuerdo que mi hermano le pedía por favor que quería mudarse, que si no se mudaba, se iba a volver loco.
Nos mudamos. Mi hermano se volvió loco igual. Se suicidó a los veintidós años. Yo reconocí el cuerpo destrozado. No tuve opción: mis padres estaban de vacaciones en la costa cuando se tiró bajo el tren, bien lejos de nuestra casa, cerca de la estación Beccar. No dejó una nota. Él siempre soñaba con Adela: en sus sueños, nuestra amiga no tenía uñas ni dientes, sangraba por la boca, sangraban sus manos.
Desde que Pablo se mató, vuelvo a la casa. Entro en el jardín, que sigue quemado y amarillo. Miro por las ventanas, abiertas como ojos negros: la policía derrumbó los ladrillos que las tapiaban hace quince años y así quedaron, abiertas. Adentro de la casa, cuando el sol la ilumina, se ven vigas y el techo agujereado y basura. Los chicos del barrio saben lo que pasó ahí adentro. En el suelo pintaron, con aerosol, el nombre de Adela. En las paredes de afuera también. ¿Dónde está Adela?, dice una pintada. Otra, más pequeña, escrita con fibra, repite el modelo de una leyenda urbana: hay que decir Adela tres veces a la medianoche, frente al espejo, con una vela en la mano, y entonces veremos reflejado lo que ella vio, quién se la llevó.
Mi hermano, que también visitaba la casa, vio esas indicaciones e hizo ese viejo ritual una noche. No vio nada. Rompió el espejo del baño con sus puños y tuvimos que llevarlo al hospital para que lo cosieran.
No me animo a entrar. Hay una pintada sobre la puerta que me mantiene afuera. Acá vive Adela, ¡cuidado!, dice. Imagino que la escribió un chico del barrio, en chiste o desafío. Pero yo sé que tiene razón. Que ésta es su casa. Y todavía no estoy preparada para visitarla."

V I B E C H E C K

submitted by Farajo001 to u/Farajo001 [link] [comments]


2019.10.25 05:03 RRegnieRR EL AMOR

Por: José Luis Regnier Palacios
Este cuento tiene un mensaje muy importante, espero lo encuentren.
-un café expreso por favor- El hombre me entrega el café.
Le page y me salí. El lugar era un lugar tranquilo, con el puro sonido de las aves, así que decidí sentarme, tomarme mi café y disfrutar del hermoso atardecer.
-Hola-me dijo una voz suave de chica
Voltee a mirarla, era una chica de mi edad, cabello café, ojos azules como el cielo, nariz fina, y una piel blanca sin maquillar que parecía de bebe, era simplemente hermosa, era tan hermosa que no me importo su físico ni el cómo vestía.
-Que tal- le dije, fijándome que a su derecha la acompañaba una chica morena hermosa, pero no tanto como la primera, y a su izquierda un chico ni feo ni guapo, no les preste mucha atención a los dos, ya que estaba fijándome en la de en medio.
-¿Cómo estás?- pregunto la chica de en medio
-Siempre se puede estar mejor
-¿puedo tomarme uno contigo?
-Claro- le dije
La chica sonrió, se fue a pedir un café y después se despidió de sus amigos
Ella hablo conmigo durante un buen rato nos la pasábamos muy bien, riéndonos y contándonos cosas como: que te gusta? De donde eres? Que es lo que te gusta hacer? Etc. Ella me hacía preguntas como intentado descubrir el como pienso y que clase de persona soy, normalmente me sentiría tímido, no suelo hablar con chicas, pero en ese momento me sentí en una tranquilidad inexplicable, como si ella hubiera sido mi mejor amigo de toda la vida, pero realmente no tenía ni una hora de conocerla.
-¿Quieres ir a mi fiesta? será mañana- dijo
-Apenas te conozco y ¿me quieres invitar a tu fiesta?
Sonrió
-Te espero mañana- dijo guiñándome el ojo y entregándome la dirección de donde sería la fiesta.
Desperté en mi cama de madrugada, pero quería volver al sueño así que volví a dormirme.
En esta ocasión estaba con ella, ella me agarraba del brazo con suavidad y me dirigió hasta una mesa, y antes de que me sentara me dijo-Aquí hay pizza, refresco y más chucherías, siéntete como en tu casa- me dijo alejándose a saludar a los demás invitados.
Así que como me dijo siéntete como en tu casa empecé a comer de todo, al rato estaba sentado en un sofá jugando un videojuego. De repente escuche que había mucho alboroto en un lugar de la casa pero no le preste mucha atención.
-Sígueme- me dijo alguien
Volteé a ver y era ella
-¿A dónde?- le dije
-A mi habitación, todos están atentos en otra cosa, nadie notara si estamos o no-
En ese momento no sabía qué hacer, no es como que iríamos a su habitación a jugar ambos videojuegos.
-Tú ve, yo subo cuando termine esta partida.
Ella subió, y me dio el tiempo necesario para que pudiera pensar en algo, pero en vez de que hiciera eso, simplemente no le di importancia y me puse a jugar hasta que anocheció.
-Joder la chica - pensé
Subí a su habitación sin pensarlo y sin saber cuántas horas la había dejado sola ahí a la pobre.
Estaba en su cama acurrucada en la cama dormida, me acerque para ver si realmente lo estaba y me di cuenta que tenía un rostro de tristeza incluso algunas lágrimas no se habían secado en la almohada.
-Lose, fui un idiota, debí decirte simplemente que no soy así y no quiero enamorarme aun, eres hermosa, la mujer más hermosa que he visto y puede que tu busques un amor pero yo no, hay muchas estrellas en el universo por que fijarse solo en una- dije y salí.
Justo cuando iba a cerrar la puerta me dijo
-Espera, te perdono, fue mi culpa.- dijo descobijándose para poder pararse de la cama.
-Debí suponer que no eras así- dijo ahora acercándose a mí.
Me dio un beso lento, casi apasionado, ahora sabía que realmente me amaba
-Puede que tu no me ames ni busques un amor, pero yo sí y ya lo he encontrado-dijo abrazándome.
Desperté
submitted by RRegnieRR to u/RRegnieRR [link] [comments]


2019.09.29 19:42 Davidemagx Cuando me las cobró el karma (historia real de mi vida)

Reddit
Bueno, vamos a la historia. Trataré de relatarlo bien y con detalle, esto me sucedió de verdad.
Hoy en Historias de la Vida Real: Tirate un karma!
Escrito y protagonizado por: Éste pelotudo.
Corría el año 2005, localidad de Sáenz Peña (Chaco) hacían unos meses había caído en la falopa y los excesos. Era habitual para mí terminar los fines de semana en un telo o habitación cualquiera, con una o más personas, duro de haberme metido el talco por el nazo y con olor a sexo del sucio. Mucho ruido, poca gloria. Ya venía de pasar por abuso sexual a manos de una mujer mucho mayor que yo (yo tenía 19 y ella 35) lo que fue el puntapié de un descanso de a ratos gradual y meticuloso y de a otros retos abrupto y vertiginoso. En otro post contaré esa parte… bien, va la cuestión que mi cabeza era un embrollo de pijas, conchas y culos que no se sabían de quiénes eran, sólo que al final del día el que terminaba culiado por la vida era yo mismo.
Cuando no tenía fiesta loca me ocupaba de procurarme a alguien para tener donde morir el vicio. ¿Se acuerdan del mIRC y del MSN? En ésa época eran the shit para el levante y fue allí, en mIRC, que conocería a (llamémosla) Graciela, una mujer de 33 años, casada y con hijo. Marido viajante, solía estar fuera de la casa por días enteros. La cosa con la Gachy fue bastante rápido, después de un rato que pudieron haber sido un par de unos o unos minutos pasamos a algo más personal, el MSN y tras dos días de chat diario y casi constante finalmente acordamos encuentro para un día martes que ella estaría sola en su casa ya que el marido y el hijo de 9 años (no pierdan ése dato) se irían de viaje y no vendrían sino hasta el día siguiente.
Bien, llega el martes y me presento en su casa, en un barrio que quedaba en una zona medio turbia. A ésta altura ya nos comunicabamos via sms (nostalgia pura) y para calentonear nos tirabamos un mms aprovechando que Personal y CTI tenían una grieta en el sistema y se la podía explotar para el internet gratarola, y nos pasabamos fotos/videos o audios. Volviendo al encuentro, la mujer no estaba mal, morocha, ojos negros, pelo largo y lasio. Tatuajes en el hombro izquierdo, cintura y pierna izquierda. Medidas? No sabría. Estaba bien. Rellenita pero bien tallada. 1,60 de altura y labios rojos carnosos. Era toda un eye candy.
El encuentro fue bien, de esos fuertes y violentos en los que se rompe una costilla de la cama y quedan marcadas las nalgas y sangrando la espalda. Fuerte la cosa… los encuentros se repitieron a lo largo de unos meses y se detuvieron de golpe porque nos estábamos encajetando.
Fastforward 10 años. Sobrio y mejorado yo estaba viviendo en otra localidad. Llevaba un año de novio y la cosa iba en serio, mi ex pareja tenía 22 años. En un momento tuvimos algún problema que no pudimos resolver bien y quedamos picados, yo la amenacé con meterle los cuernos y ella amenazó con lo mismo, para que vean la extensión del conflicto. Salimos un fin de semana y en medio de una borrachera ella agarra para un lado y yo para otro. Nos terminamos perdiendo el rastro por unas horas. Yo terminé saliendo del pub y yendo a un bar, sentado en la barra, tomando gaseosa para aplacara el alcohol y cuando tuve la cabeza fría encaré al rancho.
Al llegar me encuentro ya con la puerta sin llave, entro y veo ropa que no era mía en el suelo. Voy a la pieza y ahí estaba mi (ex)pareja con un pendejo. Ella completamente en bolas y con las gomas todavía gratinadas, dormida. El tipo tirado al lado, dormido y con el Ignacio al aire… Ahora, dirán “Ya me imagino tu bronca”, “Lo habrás querido matar!” “Lo habrás cagado a trompadas!”, bueno… Sí, sí y no… Tenía la cabeza en frío, siempre un tipo analítico y por sobre todo diplomático y comprensivo. Entendí que todo aquello había venido de la mano de nuestros problemas y que el pibe no tenía la culpa. Lo más tranquilo que pude le dije que se vistiera y saliera al comedor. Yo fui y preparé café mientras y serví 2 tazas, una para él y otra para mí.
El flaco salió con los ojos llorosos y casi tembalando de miedo. Lo invité a sentarse en una punta de la mesa para charlar. Quedó en borrar el número de mi pareja perderse. Que él igual no era de la misma localidad y que se iría y no iba a volver más. Era un bien pibe, posta. En eso mi novia se levanta y se pone blanca como papel. Tranca palanca, le serví un café y nos pusimos a charlar los tres sobre el asunto. Aclarados los panoramas, resueltos los dramas y expedidas las disculpas ya sólo nos quedó charlar de onda. El pibe era de Sáenz Peña, 19 años. Hijo de ama de casa y padre viajante y vivía en un barrio que quedaba en una zona medio turbia… padre viajante… barrio en zona medio turbia… me suena… Charlando un poco más logro que me muestre el celular una foto de los viejos, alegando que tal vez conocía yo al padre de alguna vuelta de la vida. Chan! Eran nada más y nada menos que Graciela y el marido viajante! El pibe que se había garchado a mi novia era el mismo nene de 9 años de aquella época, 10 años más grande! No dije nada, ni una sola palabra, sólo se me cruzó por la cabeza “el círculo de la vida, lección aprendida”… Cuidado con el karma, gente. No siempre llega de inmediato. A veces se toma su tiempo para pasar a cobrar la deuda.
Mi novia y yo arreglamos los problemas y seguimos juntos 2 años más (dejen de leer ya los que quieran quedarse con el lado gracioso de la historia, los que quieran respuestas al qué nos pasó después, sigan). Al tiempo de aquello ella quedó embarazada (de mi) y vinieron nuestros hijos, gemelos. Íbamos bien hasta que perdimos a uno de ellos y no superamos su muerte. De a poco nos fuimos olvidando de que éramos una pareja, crecieron los silencios y se acentuaron las angustias. Resolvimos terminar la relación por nuestro bien y seguir nuestros roles de padres por separado.
Hoy nos llevamos muy bien y mejor que en ésa época. Nuestro hijo tiene 4 años y vive un poco más conmigo que con ella por resolución de ambos pero bien, siempre, nuestro hijo es feliz y estamos para él que es lo que realmente importa.
Bueno, esa es una de mis tantas historietas de vida.
Esto fue Tirate un Karma para Nintendo 64 y espero que les haya gustado. (¡Action!)
submitted by Davidemagx to argentina [link] [comments]


2019.09.01 16:39 Davidemagx Viaje acompañado

“¿Quiere agua?” dijo la chica junto a nosotros mientras le pasaba la cantimplora a mi hijo, sin darme tiempo de sacar de la mochila la que yo llevaba preparada. “Ya tenía la mía…” dije torpemente, “… gracias.” Leandro, mi hijo, la tomó con ambas manos y bebió del pico, devolviendoselá con una sonrisa de agradecimiento. Viajamos a la capital por sus controles anuales. Ésta vez le tocaban neurólogo y visitar al pediatra que siguió su caso desde nacido. Con 4 años de edad, Leandro es un nene saludable. Pasar por todas la que pasó, con su prematurez extrema, la lista de complicaciones de salud física en esos cien días de neonatología y resultar sólo con retraso lingüístico era algo más que simplemente suerte. Tomamos un colectivo de larga distancia, Leandro ama los colectivos y se entusiasma cada vez que hay que viajar en ellos, el boleto me indicaba asiento 9, junto a la ventana. En el asiento 10, pasillo, la chica ya mencionada No más de 20 o 21 años. Trigueña, tez blanca, lunar junto a los labios finos, nariz delicadamente redondeada, mejillas lisas, ojos verdes que cortaban la luz natural. Voz suave, hermosa. “¿Es tu hijo? Preguntó. “Sí…” dije con una sonrisa, “¿Vas a la capital?” pregunté luego. “Sí, estudio ahí. Visito a mis viejos cada tanto acá.” Contestó y di vuelta a mirar a mi hijo que me sonrió y apoyó la punta de su nariz en la mía, un juego que inventamos para darnos seguridad y demostrarnos afecto. “¡Que hermoso papi!” dijo y me abrazó. Le devolví el abrazo, un beso y un te amo. Él se acomodó mirando por la ventana y jugando con su colectivo de juguete. Yo alcancé en la mochila unos caramelos y ofrecí a la chica a elegir. Tomó de cereza, sonrió y dio gracias sin más. Leandro llamó mi atención con sus juegos y se los seguí hasta que el colectivo cubrió al menos unos kilometros de ruta salido desde la terminal. Cuando me di cuenta, mi hijo dormía sobre mis brazos. Me quedé mirando por la ventana, el paisaje perderse hacia la izquierda y mientras corría como proyección desde la derecha. Pensé en mis años de joven, en mis 20's y aunque 33 no son muchos ciertamente son años y con hijos a favor, se crece antes de tiempo. Pensé en mi época de estudiante, en los incontables viajes en colectivo abarcando hasta mis años de soltero pre paternidad. Noté que jamás antes se había sentado una mujer atractiva junto a mí en los colectivos. Dispuso mi suerte que siempre ocuparan otro lugar o yo viajara de pié. Siempre quise tener la suerte de compartir el viaje con una mujer bonita, librado al azar de la denominación aue dos tickets en la boleteria dispusieron. Lo quise, y por primera vez sucedía. Di vuelta para tratar de iniciar conversación. Ella dormía. Regresé el rostro a mi lugar, apoyando la cabeza en la de mi hijo. Pensé otro poco en mi vida como padre, en mis años de juventud y soltería, en los viajes a solas y en la locura de querer iniciar conversación con una joven atractiva como la de al lado mientras mi hijo visitaba los sueños recostado en mi pecho. Pronto también me encontró el sueño y me dejé dormir. Desperté con el colectivo entrando a la ciudad, la primer parada no estaba lejos. La joven ojos verdes aún dormía, Leandro también. Lo desperté y preparé las cosas para bajar, guardando su juguete y prendiendo su campera. El colectivo llegó a la parada inicial, “Perdón…” dije, mientras apoyaba mi mano en el hombro de mi vecina de asiento, despertandola con cuidado, “… es nuestra parada, te incomodo un momento ¿Sí?” “Sí, dale. Perdón…” dijo ella, con medio ojo cerrado y voz perezosa. Corrió las piernas al pasillo y pasamos junto a ella. “Gracias por el agua.” Dije antes de bajar. Devolvió una sonrisa y la perdí al bajar por las escaleras, fuera del colectivo y a la vereda. Tomamos un remis al hotel, llegabamos con una hora de anticipación y hora y media para rellenar hasta la consulta con el neurólogo, a las 18:40. Subimos a la habitación luego del check in, acomodé el bolso mientras Leandro jugaba en la cama, y nos dimos una ducha para prepararnos para el turno con el doctor. “Por lo que yo estoy viendo, y con verlo a él nada más, puedo decirte que está bien…” dijo el Doc mientras Leandro jugaba con la balanza analógica y el doctor lo observaba. Con molestia, debo reconocer, porwue estaba haciendo ruido con la parte movil de la balanza, “Hijo… Sentate aquí.” Le indiqué a la silla de al lado y obedeció como siempre lo hace. “Perdone, doctor. Estaba diciendo…” dije, “Sí… que yo lo veo muy bien a él. Veamos, que pasar por la neo, las complicaciones que tuvo, haber nacido bajo peso, sin desarrollarse por completo y que cognitivamente esté perfecto. Solamente teniendo dificultades con el habla, considerando otros casos menos serios que el de él, es un nene perfecto. Des cierto que es un nene de contextuta pequeña pero el crecimiento cefálico está bien y corresponde a un nene normal a su edad gestacional. Desde enero que lo vi hasta ahora, con la terapia que estuvo haciendo más el jardín de infantes, se nota enormemente el cambio y la mejoría. Si te voy a decir, papá, que insistas con llevarlo a la fonoaudióloga. No para hacer un tratamiento complejo sino para ayudarlo a desarrollar el lenguaje con incorporacion de palabras y que ya no sean oraciones de dos o tres palabras en tercera persona. Ahora…” dijo mientras tomaba una lapicera y una hoja del anotador, “Yo te voy a pedir también un análisis neurocognitivo para poder utilizarlo como base para seguir su caso. El indorme psicológico no tiene base científica, es subjetivo. Por lo tanto no me sirve a mi para establecer un punto de comparación fijo. ¿Él tiene 4, verdad?” preguntó “Sí…” respondí “Bien…” bien dijo mientras comenzaba a anotar, “… te voy a dar que lo lleves con éste doctor, él hace test neurocognitivo pero no creo que te lo haga ahora porque es a partir de los 5 años. Vas a tener que tener paciencia y saber que ese estudio es caro, papá. Bien. Una vez que tengas eso recién vas a venir a verme. Y la próxima vez después de eso, a los 6. ¿Se entendió?” preguntó como si me hubiese hablado en lenguas, “Perfecto, doctor.” “Entonces espero al año que viene.” Dijo estestirando la mano con satisfacción. Satisfacción porque eramos el último turno y se había atrasado. Eran las 20:14. “Gracias, doctor. Lo veremos en un año entonces.” Dije estrechando su mano. “¿Vamos hijo?” dije a Leandro y bajó de su silla, pidiendo upa. Lo alcé, sólo porque mal criarlo me sale gratis, y abandonamos el consultorio sin más. Al salir pasamos por una plaza donde ofrecían actividades para niños por ser dia festivo en la ciudad. Paseamos en calecita, jugó en el tobogán y se sentó a pintar con temperas en un lienzo por el que pagué y no llevé. Caminamos hasta el centro y nos sentamos a comer pizza en un bar. Con la noche agradable, nos quedamos en las mesas de la vereda. Hicimos nuestro enchastre de gaseosa derramada y nos fuimos tan pronto terminamos de cenar, al hotel. A dormir. Al dia siguiente tenía turmo con el pediatra pero pasado el mediodía comenzó con fiebre. Visitamos la farmacia por ibuprofeno 4% y regresamos al hotel. Le di una dosis y poco después la fiebre bajó. Opté por cortar el viaje y no llevarlo al control pediátrica para no temer que pasar otro día de hotel con él así. Volveríamos esa misma tarde a casa e iría a su pediatra local habitual y descansaría mejor en su propia cama. Tomamos el colectivo a las 18:15 en una parada en las afueras del centro, mi boleto soretaba el asiento 9 otra vez, con mucha coincidencia. Compré un jugo fresco para mi hijo, unas galletitas dulces y subimos tan pronto llegó. Era exactamente la misma unidad e lanque habíamos venido, la misma empresa. Para repetir y coincidir, ora joven atractiva se sentó junto a nosotros. Ésta vez de pelo largo, suelto, oscuro y rulos. Anteojos se cristal blanco con marco oscuro y los ojos negros mas bellos que hubiese visto en mucho tiempo… o al menos en ése día o con ése estado mental erosionado. Leandro comenzaba a hacer fiebre otra vez por lo que chequeando el horario de la dosis inicial, le administré otra. Habían pasado seis horas exactas. Iba decaído pero no molesto. “Es hermoso tu hijo…” habló la joven al lado con labios rosados finos y miel en la voz. “Gracias.” Dije sonriendo. “¿Está enfermo?” preguntó. “Tiene fiebre. Va a estar bien, tengo su jarabe… ¿Estudias aquí?” “Vivo acá, sí. Voy a ver a mis viejos a mis pagos.” Dijo. Leandro pidió agua, alcancé en la mochila y extraje la botella, dándole a tomar con sorbete. El colectivo arrancó y se acomodó en mi pecho. La joven muchacha fijó la vista en su celar y yo, que había girado con el fin de continuar la conversación, me descubrí símplemente apreciando su hermosura y regreando a mi habitual estado de paternidad. Sin volverla a molestar. Al ir cayendo el sol por fuera, en la ruta, el sueño reclamó a mi hijo y a la joven. Yo seguí contemplando por la ventana, a la oscuridad. A un pasado en el que viajar me resultaba cómodo y placentero, en el que ninguna chica se sentaba junto y… lo quise. Quise que hubiese sucedido en aquel entonces. No dormí en todo el viaje, perdido en mis pensamientos, controlando la temperatura de mi hijo y cada tanto viendo por el filo del ojo a la joven durmiendo junto a nosotros. Pensé en la forma en la que el universo dispone y alinea. A destiempo para algunos. Para mí. Al llegar, resultó que bajabamos en la misma parada. Que vivíamos en la misma ciudad. Que jamás antes nos habíamos cruzado. Sin hablar durante todo el viaje, hasta ese momento antes de abandonar el colectivo en el que esbozó despreocupada, desapegada, “Chau. Espero mejore tu gordo…” y se fue en otra dirección antes de que yo pudiera reaponder dando las gracias. Hice upa a mi hijo y caminé la cuadra y media hasta casa. Es noche repasaba el viaje, acostado en mi cama. A solas en mi cama. Luces apagadas. Deseé tener diez años menos y la suerte de haber viajado acompañado. Deseé quizás no haber sido padre aún y haber dispuesto de la libertad para hablar con mis vecinas de asiento a gusto. Deseé muchas cosasde diferente manera… Me levanté. Tomé el termómetro junto a la cama y fui a controlar a mi hijo. Estaba bien. Acaricié su pelo y besé su frente. “Te amo, hijo.” Susurré a su oído y regresé a la cama sabiendo que mi vida no tiene sentido sin él.
Fin.
Se agradecen críticas, sirven para mejorar a este humilde escritor amateur.
Saludos.
submitted by Davidemagx to TextoSentido [link] [comments]